BLOGS

Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

Entradas etiquetadas como ‘maraton’

“Los corredores nos movemos por pura ilusión y superación”

Cuando os hablé de las carreras de aventura, alguno me preguntó si yo he participado en alguna prueba de este tipo. No. La verdad es que, como os decía al iniciar este blog en diciembre, mi intención es probar durante cada mes distintos deportes, por lo que ni mi entrenamiento ni mi conocimiento es suficiente como para participar en pruebas tan exigente como el Maratón Alpino de Madrid.

Pero para poner un testimonio de primera mano, he hablado con Aurelio Olivar (41 años), que ganó el pasado domingo esta prueba, considerada entre las más duras del mundo. Lo hizo en un tiempo de 4 horas y 19 minutos, y hemos querido que nos contara por qué realiza este tipo de pruebas y otras cosas.

¿Desde cuándo corre esta carrera?

Llevo cuatro años participando en esta prueba, pero es la primera vez que lo gano, aunque en 2007 y 2008 quedé segundo.

Y ¿cómo empezó a correr?

Corro desde pequeño. Cuando tenía unos 10 años, vivía en un pueblo de Galicia, y a mi grupo de amigos y a mi nos gustaba correr. Allí empezó todo.

¿Y en la montaña?

Hasta hace cuatro años, yo hacía carreras en asfalto, pero siempre me ha gustado la montaña, el alpinismo… Así que si te gusta el campo y correr, es cuestión de tiempo empezar en esto.

¿Qué es lo más duro de este tipo de pruebas?

Pufff…. lo más duro es entrenarte, porque en la carrera hay muchísimo ambiente, y el ver a la gente apoyándote amortigua la dureza de pruebas tan largas y duras.

¿Cómo se entrena para competir en pruebas de este tipo?

Yo vivo en Peguerinos (Ávila), y hago mucha montaña. Algunos días me voy a El Escorial corriendo y me vuelvo en tren… Tengo muchos tipos de entrenamiento.

¿Qué es lo que le motiva?

El deporte siempre me ha gustado. Hay buen ambiente, haces amigos… es una forma de vivir.

¿Practica otros deportes?

Ahora hago carreras de montaña y orientación y raids de aventura que incluyen bici, carrera a pie y piragua.

¿Se entrena solo, con algún club…?

Ahora estoy con Salomon Santiveri y también pertenezco al Tierra Trágame. También entreno mucho con amigos, especialmente con uno etiope…

¿Tiene en mente participar en alguna otra prueba de este tipo?

En marzo corrí el Maratón des Sables. Fui el primer español y quedé noveno en la general.

¿Por qué corre?

El 99% de mis amigos vienen del deporte, es una vida distinta. Me mueve también la ilusión… es una forma de vivir.

¿Aumenta el número de aficionados?

Es increíble. Cada vez hay más y más gente. De 30 años en adelante aumente el número de aficionados a participar en carreras de montaña, exóticas… los dorsales se colocan en pocas horas normalmente.

¿Hay premios?

Para nuestro bien, en la mayoría no hay casi premios económicos. El premio es la superación personal, lo que hace que el ambiente sea más sano e interesante. Nos movemos por pura ilusión.

Supongo que no se dedica profesionalmente a esto…

Soy profesor de enseñanza secundaria. Ahora estoy en un servicio de asistencia a domicilio para niños enfermos, en el área de ciencias, aunque imparto también clases de inglés.

¿Intenta inculcarles el amor al deporte?

Depende del caso. Hay niños que a lo mejor se han roto un tobillo jugando al fútbol, pero los hay con enfermedades serias y esos tienen otras cosas más importantes por las que luchar, como la vida. Eso sí que puede ser mucho más duro que correr.

Carreras duras, corredores intrépidos

Hace unos días os hablé de las carreras solidarias, de los grupos de gente que se reúnen en parques de distintas ciudades para entrenarse juntos e incluso tomar algo después y hoy, antes de que se pase demasiado tiempo de la fecha de la prueba, quiero hablaros de algunas pruebas más intensas.

El pasado domingo, 330 corredores participaron en el XIII Maratón Alpino Madrileño, considerado uno de los más duros del mundo según sus organizadores, el club Tierra Trágame.

La prueba consiste en correr 44 km, con un desnivel acumulado de más de 5.300 m, con una altitud de más de 2.000 m en casi la mitad del recorrido, en terreno montañoso (por la zona central de la sierra de Guadarrama, entre Madrid y Segovia).

Según los organizadores, las plazas se cubrieron en apenas dos días. Yo, que de momento sólo soy capaz de correr detrás del autobús, creo que no sería capaz ni de verla… Me parece una prueba realmente dura.

Pero las hay aún mucho más exigentes, como el Maraton Des Sables ( una prueba por etapas en la que, durante seis días, los participantes deben recorrer 245 km de desierto del Sahara marroquí, con temperaturas cercanas a los 50ºC); el Maraton del Sahara (42 km por terreno desértico y pedregoso, con algunas zonas de arena aisladas), los ultramaratones (100 km)…

¿Has participado alguna vez en una prueba de este tipo? Si es que sí, ¿qué te parecen? Si es que no, ¿te gustaría hacerlo?