BLOGS

Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

Entradas etiquetadas como ‘alimentacion’

¿Tomas un desayuno cardiosaludable?

Reconozco que en mi casa siempre ha habido hábitos alimenticios bastante sanos. Puede que, en los últimos años, hayamos caído en algunos pequeños “vicios” de los que son fáciles de encontrar en los supermercados o en las tiendas del barrio, pero lo que es la pirámide alimenticia, la seguimos bastante bien.

El otro día, charlando sobre nutrición con una amiga, me reconocía que todas las mañanas desayuna, junto a un café y un zumo de naranja, “un bollito con chocolate”.

Mi desayuno favorito de los fines de semana, que siempre me lo preparaba mi padre, eran unas deliciosas tostadas de pan, con tomate, aceite y sal (a veces con jamón serrano y otras con un poco de ajo restregado). Y ya se podía poner delante la mejor napolitana de chocolate, que yo me apuntaba al “pan tumaca” (pa amb tomaquet, que nos corrige Elia) .

Y eso que el chocolate es una de mis perdiciones, y reconozco que cuando paso al lado de una pastelería, son muchas las veces que entraría a comprarme uno de esos postres… Pero sé que no es bueno abusar de ese tipo de alimentos, por lo que suelo dejarlos para darme lo que yo llamo “un homenaje” de vez en cuando.

Y no es porque engorde, porque yo me canso de desayunar siempre lo mismo y ahora suelo variar entre cereales, pan con tahín y rúcula o albahaca, aguacate untado con un poco de pimienta negra….

Pocos días después, leí que el madrileño Hospital de La Paz ofrece a los pacientes ingresados, con dieta basal, un desayuno cardiosaludable, allí llamado ‘desayuno mediterráneo’.

Éste desayuno consta de leche, café o equivalente, un panecillo, aceite de oliva virgen y una tarrina individual de tomate natural, en contraste con el llamado ‘desayuno tradicional’, que consta de galletas o pan, mantequilla y mermelada.

Aseguran fuentes del hospital que, desde que se instauró el pasado verano desayuno mediterráneo, ha sido todo un éxito.

Cuando te levantas, ¿eres más de dulce o de salado? ¿Cuál es tu desayuno habitual? ¿Y el favorito? ¿Consideras que abusas de los dulces?

¿Debemos movernos más los españoles?

Leo en el trabajo dos teletipos que hablan sobre la obesidad infantil, algo muy preocupante según los datos que aportan estos documentos.

En el primero, el director general de Salud Pública, Manuel Escolano, advierte de que al menos el 20% de los niños y niñas de 12 años sufre sobrepeso y entre el 15 y el 20% obesidad.

Dos de las principales formas de atajar este problema son, para Escolano, evitar el sedentarismo y la falta de ejercicio y favorecer y mejorar el nivel nutricional.

Y es que, como se lleva diciendo desde hace años, el abuso de alimentos poco equilibrados y la poca actividad física que realizan muchos niños, contribuye a que cada vez sea mayor la incidencia de la obesidad en la edad infantil, algo que tendrá repercusión en la edad adulta de esos niños en forma de enfermedades de tipo circulatorio o cardiovascular.

En la misma línea Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el deporte, presentó un Plan integral de promoción del deporte y de la actividad física, que nace con el claro objetivo de acercar el deporte a todos.

Un amplio grupo de expertos han estudiado y analizado, desde ocho ámbitos de actuación, las posibilidades para impulsar el acceso universal a una práctica deportiva de calidad para el conjunto de la población española ya que, y según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), España es el país con más alto nivel de sedentarismo en Europa en el conjunto de la población, así como el país europeo con mayor prevalencia de obesidad y sobrepeso infantil.

¿Tienes hijos, sobrinos, hijos con amigos…? ¿Consideras que llevan una vida más sedentaria que la que tu hacías cuando eras niño? ¿Cómo crees que se alimentan? ¿Contribuyes de alguna manera a que esos niños lleven una vida más sana? ¿Dónde crees que radica el problema?

¿Distribuyes bien las calorías que consumes a lo largo del día?

Leo que un reciente estudio estadounidense ha llegado a la conclusión de que los chicos con sobrepeso tienden a consumir una gran cantidad de las calorías diarias en las horas finales del día.

Otros estudios previos, realizados en adultos, también han demostrado la relación entre el peso corporal y la franja del día en que consumimos más calorías.

Eso me recuerda al dicho popular de que “hay que desayunar como rey, almorzar como príncipe y cenar como un mendigo”. Pero… ¿hacemos eso habitualmente?

Yo la comida más fuerte la hago siempre a medio día. El desayuno intento no tomarlo muy flojo, pero no siempre lo consigo y, en la cena… a veces con el estrés me da por hincharme, aunque suelo controlarlo.

Además, actualmente muchos dietistas hablan de que es recomendable comer cinco veces al día, repartiendo un poco las cantidades.

Lo que está claro es que, si tenemos un horario normal y después de cenar nos vamos a la cama, la cena debería ser lo más ligero. Sin embargo, conozco muchas familias que se esmeran cocinando precisamente para esa comida, porque es cuando se reúnen todos.

Y otras personas que salen casi sin desayunar al trabajo y no vuelven a comer hasta la hora del almuerzo.

¿Cuál es la comida más fuerte que haces al día? ¿Te fijas para consumir menos calorías por la noche y más por la mañana?

Los futbolistas enseñan a los niños a alimentarse bien

En una época en que los futbolistas son los modelos a seguir de millones de niños y niñas, la UEFA y la World Heart Federation, con el apoyo de la Comisión Europea, han creado un libro de cocina infantil, llamado Eat for Goals! (en español ¡Las recetas de los campeones!), en el que 13 jugadores de fútbol masculino y femenino, de renombre internacional, transmiten el mensaje de que un estilo de vida saludable también se basa en una dieta sana.

Hoy, Marcos Senna (del Villarreal) ha presentado este libro en Madrid, una publicación en la que, en 80 páginas, jugadores de la talla de Gerrad (Liverpool), Henry (Barcelona), Cannavaro (Real Madrid) o el propio Senna, comentan lo que les gusta comer y dan las recetas de sus platos favoritos, con la intención de animar a los niños a llevar una dieta variada y saludable.

Además, el libro también ofrece información nutricional de cada porción y trucos de cocina.

De la venta de este libro (12,90 euros), que además de en español puede comprarse en inglés, francés y alemán, la UEFA donará 1 Euro por volumen para apoyar los programas de la Federación Mundial del Corazón que animan a los niños a ser físicamente activos.

¿Qué te parecen las iniciativas de este tipo? ¿Crees que los futbolistas pueden contribuir a que los niños coman mejor?

Por 40 céntimos podemos cubrir las necesidades diarias de fruta y verdura

Ayer leí una noticia sobre un estudio realizado por la asociación 5 al día, que promueve el consumo de frutas y hortalizas, en el que se destaca que sólo una de cada cuatro personas con sobrepeso consume habitualmente este tipo de alimentos. Y es que, a pesar de que España es uno de los países europeos que más frutas y hortalizas produce, y de los que más consumen, los índices de ingesta de estos dos tipos de alimentos están muy por debajo de lo recomendado, y más entre gente con sobrepeso y niños.

Ahora llevamos un tiempo de crisis económica y, en estas situaciones, se potencia el consumo de la conocida como “comida basura” y se reduce el de fruta fresca, zumos naturales, verduras… ¿Por qué reducimos el gasto en este tipo de cosas, si la alimentación es uno de los factores más importantes para mantenernos sanos?

Según un portavoz de esta asociación, llevar una alimentación saludable no es caro, ya que, los 625 gramos diarios de frutas y hortalizas recomendados se pueden conseguir por solo 40 céntimos de euro. Menos de lo que vale un café, un bollo, un snack, una caña…

Y es que España ostenta el precio medio de fruta más bajo de la Unión Europea, con una media de 1´4 € por kilo, seguido de Italia (1´5 €), Alemania (1´9 €) y Francia (2 €).

Con la crisis ¿en qué tipo de productos recortas? ¿Consideras que tomas suficiente fruta y verdura? ¿Ves relación entre el bajo consumo de frutas y hortalizas entre la gente que tiene sobrepeso y su problema?

La enorme importancia de llevar una vida sana y equilibrada

Ayer leí en el diario deportivo Marca una entrevista a Severiano Ballesteros, a quien hace seis meses le detectaron un tumor cerebral. La entrevista es muy emotiva, y me encanta la honestidad con que habla Seve de la enfermedad, de los momentos altos y bajos, del apoyo de los suyos… Pero me llamó especialmente la atención este párrafo:

“Gracias a mi buen amigo Emilio Butragueño conocí a un especialista en alimentación que me ha puesto una dieta basada fundamentalmente en verduras y pescado. No como carne roja, no como pasta, ni pan, ni queso y no bebo el vaso de vino que todo el mundo desearía […]”.

Y es que tanto lo que comemos como lo que dejamos de comer es de lo más importante que hay, tanto para no caer enfermo como para recuperarse de una enfermedad.

Desgraciadamente, durante los últimos años yo también he vivido muy de cerca el cáncer, y eso me ha acercado a ciertos libros, estudios, análisis… que destacan cómo una vida sana nos reduce el riesgo de padecer ciertas dolencias y cómo nos ayuda a potenciar los beneficios de los tratamientos que podamos recibir para curar una enfermedad.

No pensaba escribir este post hasta que terminara un libro que prácticamente acabo de empezar, pero esta entrevista me ha animado a hablar antes de él. Se trata de Anticáncer. Una nueva forma de vida (Espasa), del Dr. David Servan-Schreiber.

Lo más interesante de este libro es que es una experiencia personal. El propio doctor sufrió el mismo tipo de tumor que Seve y, después de mucho leer y analizar bastantes investigaciones, llegó a la conclusión de que, como dice en la contraportada, todos “deberíamos crear una ‘biología anticáncer’ mediante una alimentación adecuada, ejercicio físico y bienestar psicológico, que refuerce las defensas naturales y nos permita afrontar la enfermedad con éxito”.

Para Servan-Schreiber, la clave está en reducir el consumo de sustancias cancerígenas y en añadir el mayor número posible de las sustancias fitoquímicas que luchan activamente contra los tumores.

No voy a destripar el libro, que aún no he leído, pero entre sus recomendaciones está la supresión de la dieta de los alimentos ricos en grasas (especialmente aquellos que aportan Omega 6) y el consumo de azúcares y harinas blancas. Las recomendaciones son las verduras, las frutas, los pescados, el té verde, la soja y, en general, todos aquellos productos que aporten Omega 3.

Yo, de momento, solo puedo decir que, siguiendo una dieta parecida a ésta y otros consejos que aporta el libro, una persona muy, muy querida por mí está mucho más enérgica, con mejor aspecto y ánimo que hace cuatro meses, en que le detectaron un tumor. Yo, además, me estoy aficionando también a productos que nunca había consumido… y he de reconocer que no me está costando nada.

¿Te parece interesante el planteamiento del Dr. Servan-Schreiber? ¿Has padecido o padeces cáncer y te han recomendado cambios en tu dieta? ¿Has notado cómo te ha beneficiado?