BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Entradas etiquetadas como ‘running’

[-30] para el Mont Blanc

© The North Face® Ultra-Trail du Mont-Blanc® – Pascal Tournaire

Treinta días. Ya está a la vuelta de la esquina.

A partir de hoy desgranaré brevemente cómo ir de cara y sin miedo a una de las pruebas más exigentes del mundo para un corredor.

Sobra deciros que no estoy recomendando a nadie que piense en ir. O sí. Pero que nadie minusvalore la trastada. Participaré en la Courmayeur-Champex-Chamonix, la prueba menor del gran bucle alpino, el Ultra Trail del Mont Blanc. Nada más y nada menos que veintiséis horas de tiempo límite para recorrer 3/4 partes del giro al macizo del príncipe Europeo. Sí, vale, son cien kilómetros.

Por otro lado, esto tampoco será la crónica épica de un cuarentón vigoréxico. Resumiendo. Si seguís este blog, creo que sabéis de qué va la cosa.

Hoy he dado rienda suelta al cuerpo. Después de estar casi un mes descansando del intenso Gran Trail de Peñalara, que me dió un simpático revolcón pasados ochenta kilómetros, tocaba comenzar con los deberes.

El gimnasio ha acogido los primeros circuitos de fuerza. Para no iniciados, digamos que correr implica mover las piernas y un poco los brazos y hombros. Correr por terrenos variados exige más de todo el cuerpo. Pues correr por montaña, y caminar por montaña (que será lo que haga durante muchas horas) pide al tren superior un trabajo doble. Y los que corremos solemos ser unos birrias de cintura para arriba. Preguntádselo a nuestras parejas.

Por lo tanto, en mitad de las calorinas de mi ciudad, como escribe mi amiguete el bicioso Pedro Bravo, sudores y más sudores para tirar de pesas, hombros, brazos, remo, y entre medias recuperación subidos en las bicicletas de spinning y la cinta de trote cochinero. Dicho de otro modo, sufrimiento innecesario aunque imprescindible para poder ganar algo de músculo.

Mañana, [-29].

Permaneced atentos.

¿Están quemando tu bosque? Denúncialo

Foto: EFE

Unos amigos de la sierra de Algeciras, en concreto los archiconocidos corredores de fondo autodenominados Kroquetas, denuncian en las redes sociales que los incendios de la zona están cargándose su magnífica y excepcional sierra. Sí, un espacio verde donde Iván, Azarías, Sergio Pérez o Manué entrenan, respiran y viven el campo. Su libertad, la que el bosque da para todos, como menciona Sergio.

 Arde mi casa, la zona de recreo donde he compartido visita con buenos amigos. Mi casa es así de hospitalaria, caben todos los que quieran, es muy grande. Pero lo siento, no os puede acoger ahora, esta ardiendo. 

El compañero de TV Alvaro Gallardo tuiteaba el otro día con esa mezcla de desesperación y de no poder hacer más que denunciarlo.

La semana pasada teníamos corredores como Tito Parra haciendo turnos para apagar el incendio tremendo de Guadalajara. Sí, corredores de montaña, los que son acusados de degradarla. Tito es un profesional de los bosques. Los salva de arder.

En el incendio se veían afectadas más de mil hectáreas de un parque de elevado interés ecológico. De nuevo.

¿Está desangrándose tu bosque?

¿Salta el fuego desde las manos del hombre a las sendas y árboles por los que corres o paseas?

Denúncialo.

Grita alto. Me ocuparé de mantener abierto este post y reenviaré los comentarios que dejéis para que no se olvide la gente de una cosa: la masa forestal de nuestros montes y bosques nos llegó de nuestros padres y la tendremos que dejar intacta a nuestros hijos.

Ya no se trata de correr o de no correr. Es la cubierta vegetal de nuestro planeta.

Preparándonos para la ‘grande boucle’ de las carreras por montaña: UTMB


Fuente: The North Face Ultra Trail Mont Blanc

UTMB. Marca registrada. un concepto registrado. ¿Cómo, si no?

No en vano es más que un trail montañés. Es un ultra por todas las connotaciones que este prefijo latino tiene en la escala deportiva. La preparación y el detalle es impresionante. La movilización logística de dar la vuelta con siete mil personas corriendo y gateando alrededor del Mont Blanc, el Monte Bianco de los italianos que lo miran desde Courmayeur, es impresionante.

Courmayeur. Esta localidad será la partida de la aventura que os relataré. Está situada en la boca sur del tremendo túnel del Mont Blanc, donde se produjeron infaustos accidentes en el pasado. Desde su centro partiremos dos mil corredores de montaña para terminar lo que nuestros compañeros de la carrera grande dejarán empezado unas horas antes. En concreto, miles de duros corremontes habrán salido la tarde anterior desde Chamonix, en el lado norte, el francés. Más miles. Más enormidad.


Fuente: The North Face Ultra Trail Mont Blanc Website

Y es que todo suena grande. Todo es ultra. Desconozco si hay fans y tifosi violentos alrededor del concepto del Ultra Trail del Mont Blanc. Podrían generarse sin lugar a equivocarnos. Tú organiza una carrera de montaña. Aloja en unos valles alpinos a todo el mundo. Dótalo de una asistencia de tres ejércitos de tres países y de media docena de temblorosos comerciales de agencias aseguradoras, mirando todos al cielo para que el pronóstico de ‘la méteo’ sea de sol y buen tiempo.

Que el matrimonio Poletti y el enorme equipo a su cargo, los patrocinadores de todo color, la forma física que presentemos cada uno sea un engranaje y las incidencias no pasen de raspones. Y esguinces. Y las alucinaciones propias de llevar despierto noche y día mientras subes y bajas valles y cimas.

Mímalos, a los siete mil. Día y noche, sin excepción. Ah, esos voluntarios. Dedícales desde tu desagradecido puesto de director de carrera unas certeras y duras instrucciones para que ellos puedan transmitir únicamente una sonrisa a esa exhausta figura que llega en mitad de la niebla, de la oscuridad.

Fuente: The North Face Ultra Trail Mont Blanc Website

Bien es verdad que somos un medio de comunicación. Y que comunicaremos lo bueno, lo malo si lo hubiera y lo excelso, lo épico. Si seguís este blog sabréis que no soy de mucha épica. Esto es poner un pie y luego otro. Aún así, el goteo de detalles alucinantes sigue llegando a mi cuenta y llevo semanas anteponiendo esos mensajes a otros más inmediatos.

Es normal que os los refiera.

Recuerdo haber leído de un ‘asomado’ a este blog, “habláis bien de ellos porque nos invitan a correr por la cara”. Pero el trato me tiene sinceramente abrumado con esa perfección milimétrica de su departamento de Prensa. Tanto en información para la carrera, para alojamientos, la escalonada y paulatina inscripción y confirmación.

Sí señores y señoras y cabras del monte. El Ultra Trail del Mont Blanc demuestra una seriedad que otros eventos-masa ya quisieran. ¿O es que habéis olvidado el birrioso y cómico espectáculo de la organización de lo que queda del viejo Giro de Italia? ¿O las trampas al póker de las ligas profesionales que se sostienen con dinero público y escamotean la fiscalidad de los clubes de primer nivel?

Si fuera periodista de ciclismo tendría un referente a mano para cuestionar y contrastar todas estas impresiones: el Tour de Francia. ¿Es el UTMB la otra ‘grande boucle‘?

Tus sitios favoritos para correr han sido…

Os preguntamos en twitter y os descolgasteis con una buena tira de recomendaciones. Tanto en España como en el resto del mundo (sí, hay más mundo que esto).

Tira mucho la tierra y también sois gente viajada. Recomendaciones que quedan para los que acudan de vacaciones a San Sebastián, Italia o las Montañas Rocosas. Como había que afinar un poco y el término “Montañas Rocosas”, sin ir más lejos, se quedaba algo vago, seleccionamos.

No podemos elaborar un ránking pero estas han sido vuestras sugerencias. Unas de muchas. Pero llevan premio por ese extra de simpatía que desplegáis en 140 caracteres. Gracias por las sugerencias y por el material para este post.

 

 

Diario de un maratoniano: el recorrido del Maratón de Barcelona

Tres semanas enteras y estaremos conduciendo hacia la ciudad de Gaudí, de Eduardo Mendoza y de las chimeneas de Sant Adriá. Nos esperará el fin de semana del maratón barcelonés, al que las cifras siguen adornando (están ya rondándose los dieciséis mil inscritos).

Hoy quería repasar el recorrido del maratón, tarea que ya han glosado historiadores del correr por la ciudad, empleados de la organización y más de uno y más de dos internautas.

Lo habitual es seguir el recorrido. Vamos a ver. Lo habitual es permanecer leyendo un post así cuando la fidelidad al evento te premia con una visión global, incluso una visión romántica. Encontrar que la carrera “fue un acontecimiento deportivo de primer orden para la ciudad” nos deja fríos. Ya somos (a) curtidos lectores de JK Rowling o (b) ávidos analistas de lactatos e índices.

El público comienza a saborear mejor cosas del tipo “maldigo cien y mil veces al enajenado que tiró delante de mis narices aquella esponja empapada y que no pude esquivar, semiesquina a Urquinaona”. Se pase o no por Urquinaona, que es que sí, vamos con ello.

1. Los comienzos

No se suelen desear hijos con buenos principios. Pero el recorrido diseñado tiene mucha miga desde el principio. Esa zona es pasto del pataleo fresco y de comienzos en la ciudad. No en vano estaremos por las avenidas que circundan la entrada de Sants Estación, que es por donde los de fuera solemos meter la nariz en la urbe. También se asciende muy ligeramente hacia el borde inexistente de Hospitalet, por territorios que hace veintitantos años me parecieron interesantes, cercanos al delirio. En aquellos días conocí el Parque de la España Industrial, oxímoron fabuloso al que llegaba el recorrido de mi “casi” primer maratón. Era 1988 y se negociaba el fichaje del exjugador Johan Cruyff como entrenador.

Ah, sí. Pasaremos cerca de esa meca del fútbol mundial que es el Camp Nou y esa meca de la natalidad que es la maternidad y el Hospital de San Ramón. Con esa aspiración a correr de los inicios de la vida a los de las patadas al cuero, cerramos un bucle y nos encaminamos a l’escorxador, magnífica escultura de mujer y pájaro del legado Miró cuya función ahora parece la de abrir ese envase modernista de la plaza de toros.

Fuente: Facebook de Marató Barcelona

2. Dadme un ángulo recto y moveré el mundo

En el lindero del kilómetro doce encaramos el ensanche. Esta figura urbanística pasó de la amplitud a la apretura. Se hizo para tener más espacio y consiguió apiñar barceloneses como si el espíritu de don Ildefonso Cerdá hubiera regresado de su tumba con botella y media de bilis. No lo notaremos mucho porque el domingo a esa hora se puede circular en masa enmarañada. Universidad a la derecha, un buen trozo de Gran Vía, a la izquierda al triángulo del escaparate arquitectónico del siglo XIX, y luego a la derecha para discurrir por los bulevares que lleven a visitar la Sagrada Familia.

A estas alturas nadie tiene pensado dejarse llevar por el pánico porque estaremos alrededor de la hora y media o dos horas de carrera. Quien más quien menos ha entrenado y probablemente todos miremos arriba pensando en cuánto talento hay concentrado en tan pocas cabezas.

Los “veintes” serán un entretenido ir y volver por avenidas en las que veremos regresar a los más rápidos. En esto se nos irá el pensamiento, sumado a esa fatalidad tan ibérica de preguntarnos si quedará una eternidad hasta que podamos ser los que vuelven. Cuando seamos de los que ya terminan estos momentos-espejo miraremos al suelo, siguiendo aquel principio no escrito de que es mejor pasar discretamente desapercibido. Otros aún vienen sufriendo.

Si no conoces los Encantes, por cierto, ya no los conocerás en su viejo esplendor. La plaza de las Glóries era algo similar a un paquidermo esparcido en hectáreas. Imagina la glorieta más grande que puedas y arroja un cargamento de rastrillos, casetas y mercadillos para que la aplasten y esparzan todavía más. Pues la renovación del segmento norte de la ciudad lo ha convertido en un mega-espacio comercial que saltará a tu atención en el kilómetro veintiocho.

Será el final de ese sector de la carrera dedicado a los supercontenedores. Entre pitos y flautas la Diagonal se cae al mar pasando por ese espacio del Fórum Universal de las Culturas y por otros entretenimientos de la renovación urbana moderna. Una vez visto uno, vistos todos. Posiblemente lo aprovechemos para sonreír hacia nuestro interior y alejar fantasmas del agotamiento.

3. Suicidas, exposiciones, y guiris.

Escribía Mendoza con ese tono que “la calle del Musgo era una vía tétrica y solitaria, adosada a la tapia de un cementerio civil destinado a los suicidas”. Por ese cementerio discurriremos cuando la carrera se convierta en carrera con mayúsculas. Pero en una mayúscula gótica, floreada, sobre fondo negro y con todos oteando dos esquinas más allá. En las calles de la cuadrícula del viejo Pueblo Nuevo, de las que siempre he pensado que se parecían mucho a un Harlem con talleres de motos y artes gráficas, se intuirán los kilómetros del disfrute.

También los de la pesadez de piernas. Al igual que los suicidas acudían al Cementerio del Este de recién muertos, voluntariamente (¿hacen algo involuntario?), nosotros iremos por allí sin haber sido forzados a ello. Ahí reside la gracia de correr largas distancias, como decía uno el otro día. En que, si nos mandasen hacerlo por la fuerza, nos resistiríamos con uñas y dientes.

Con estas nimiedades en la cabeza veremos asomar la verja del parque de la Ciudadela cuartelaria, moderna y rancia a la vez. Espacio que fue -en ocasiones sucesivas- cuartel destinado a reprimir, apertura al mundo destinada a mostrar la entraña industriosa de Barcelona y recogedero de animales salvajes destinado a recoger animales salvajes y ponerlos fuera del alcance de nuestras manos. Y no al revés.

Se te llenarán los ojos de lágrimas cuando veas el kilómetro cuarenta y dos. Antes se te llenarán de guiris. No de modo literal, porque los guiris no caben por mucho que te hayan dicho eso de “tus ojos son como oscuros pozos”. No caben y ya.

Pero el paso por los últimos estertores del domingo barcelonés te llevarán a la Puerta del Ángel, a la Rambla, vamos, a todo lo florido, contemporáneo, canalético y visitable de la ciudad del Cobi. Unos van a Canaletas a celebrar los títulos deportivos. Pues nosotros posiblemente nos sintamos aún lejos de esa victoria deportiva que en el kilómetro treinta y nueve aún no se ve. De ese pequeño momento de la épica personal. De la consecución del reto personal.

Que es parar y dejarlo ya.

Por que, ¿qué otro sentido tiene que corramos un maratón? En efecto. No hay otro sentido que el de parar cuando llegamos a meta. Una meta muy bonita y con sus globos y momentos emotivos.

Música para correr. Podcast XI

Vuelan los meses, vuelan los beneficios de las casas discográficas y vuelan los dorsales en las carreras. Normal. Estáis salidos de madre. Os apasiona darle a la zapatilla ya sea en el campo, la montaña, el parque o el gimnasio. Y, aunque corriendo en un gimnasio te lo dan casi todo hecho, quizá aborrezcas el ‘trance-choucrout’ que programan en tu sala de ejercicio habitual. Para ello y para sacar lo peor de algunos lectores, ahí viene otra de MÚSICA PARA CORREDORES. POWERSONGS para terminar Enero.

TEMAZO 1. Podcast del 28/Ene/1. ‘Do the Dog’ mientras vas preparando ese metabolismo. The Specials lanzan los diversos ritmos del ska histórico británico, precisamente donde más duele: en la casposa sociedad londinense de los últimos sesenta y setenta. ¿El ritmillo que originó el funrunning? ¿Por qué no?

TEMAZO 2. Podcast del 28/Ene/2. Hay asuntos delicados que es mejor no tocar. El del precio de ese nuevo cortavientos con la que está cayendo, lo mucho que te duele el piramidal mientras otros trabajan 14h en una mina… Izal sugiere, a un ritmo excelente, que corramos sin tocar esos ‘Asuntos Delicados’. Y lo hace con una factura brillante, épica, tecnológica, a tamborrazos. A por ello. Ponlos alto y fuerte.

TEMAZO 3. Podcast del 28/Ene/3. Don Diego R.J. es un arqueólogo de las ondas. En su Sótano, de Radio 3, saca y saca más y mejores temas de un maletero inmenso, el de su Chevvy del 63. Su sintonía corresponde a Mike Barbwire, y hay que sumarla a las músicas que te acompañen a correr.’ SOS Rock’n Roll’. ¡Dale!

TEMAZO 4. Podcast del 28/Ene/4. ‘Shiralee’ es un mantra que quizá necesites incrustar en tu cabeza mientras haces apología de ese trail running americano y pistero, como dice el relator de caminos Mayayo. Arizona Baby son como ese corredor de aquí que cruza allí. Me entiendes, seguro.

TEMAZO 5. Podcast del 28/Ene/5. Nadie dijo que dejaras los altavoces de tu aparato encendidos. R.A.M.O.N.E.S. by Motorhead.

Cinco destinos para unas vacaciones corredoras en 2014

El día en que tuve que hacer mi primera maleta seguí mi instinto. Decidí incluir una olla exprés en mi equipaje. Eran los días en que la seguridad aeroportuaria entendía esas cosas.

En aquellos días, para mí existían las carreras por Madrid, por las montañas del Guadarrama, alguna expedición al prepirineo, el asfalto. Eso y cuanta ropa encajase en la maleta era mi bagaje. Al volver, cinco años después, la olla estaba como mis piernas: baqueteada. En la maleta venían algunos recortes. Destinos que contar a mis amigos del correr.

Es hora de que os cuente cinco de esos destinos. Todos hemos ahorrado, envejecido y saciado nuestras ganas de tortura deportiva. Destinos auténticamente hermosos, merecedores de una visita. No soy gran aficionado a categorizar, así que esto da más valor a los siguientes favoritos.

Tomad nota.


Fuente: Linschotenloop.

1. Blanca navidad. Linschotenloop (NL)

Recuerdo entre ellos esta gélida carrera prenavideña. La Linschotenloop, en los Países Bajos. Media maratón que discurre por poblaciones y canales de ensueño, cerca de los principales núcleos urbanos de Holanda y situada muy bien en los días que no son ni puente ni festivo.

Y eso siempre es indicativo de posibilidades para comprar billete. Tiene versiones de 10 y 5km.

Más fácil, imposible.


Fuente: Grupo Montaña Peña Santa.

2. Los lagos, las peñas santas.

Los del grupo de montaña del Peña Santa son una panda de exagerados. Cuentan probablemente con el recorrido más bonito del planeta para un maratón de montaña. El Xtreme Marathon de Covadonga es bestial.

Hermoso, verde, escarpado, durísimo y familiar. Se sale del puente de Cangas de Onís, se arriba a la Porra de Enol, ofrecen una espicha mundial (merendola regional), vamos, no sé que más se necesita para elegirla. Mediados de Octubre.

Es necesario presentarse bastante entrenado o quedarás peligrosamente cerca del cierre de control.


Fuente: Wikipedia

3. En Davos se reúne lo mejor y lo peor del planeta.

El evento múltiple de Davos. Correr y negocios. Una pista de atletismo que es regada en invierno y convertida en la pista de hielo más exclusiva. Carreras en plenos Alpes, sin la tensión de las loterías y masificación de inscripciones.

Vuelos a Ginebra o a Zurich, un billete de tren con la inscripción, una ciudad volcada en el evento, y posibilidad de hacer desde 21km hasta 78 por sendas y caminos alpinos de gran belleza. Añade el factor de celebrarse en el final de Julio, perfectamente enmarcable para unas vacaciones.

En grupo es ideal como viaje de club. Dadle una pensadita.


Fuente: 12Marathonsin12Months Blog.

4. Pub, run, joy

La Fairlands Valley Challenge. Otro estupendo destino para las vacaciones en verano, celebrado en varias distancias por la campiña inglesa. De hecho se corre muy cerca de un aeropuerto donde opera una low cost (London Luton) con lo que un alquiler de coche es sumamente barato.

El nombrado “mejor club del Reino Unido” por los lectores de la Runner’s World, Fairlands Valley Spartans, os meterá por fincas de ensueño, algún cementerio inglés,  casas, un campo de golf y sendas entre arbolado, y todo en un recorrido que no está marcado. A uno le dan las instrucciones en inglés de sms y allá te las compongas. Cada año es más popular y personalmente uno de los sitios más bonitos donde corrí. La hice en verano de 2005, si no me falla la memoria.

monschau
Fuente: Monschau-Marathon.de

5. Monschau Marathon (D)

Pasé unos dias estupendos en la celebración de la Monschau Marathon de 2005, en pleno periplo centroeuropeo durante aquel verano. Monschau está apenas 30km frontera adentro hacia Alemania. Se sitúa en la zona del Eiffel, un parque natural bastante bien preservado y que hace frontera con Belgica y casi con Holanda, y sus pinares y vallejos son un estupendo lugar para la celebración de esta carrera.

Muy a mano de algunos aeropuertos (Aachen-Maastricht, por ejemplo). Está muy bien para observar cómo se perciben las cosas de las carreras por parte de esta masa de europeos de grandes coches, grandes raciones en los restaurantes y grandes aditamentos: gross Deutschland gross alles, ya sabes. La carrera está pensada para darse un agradable garbeo por unas zonas mixtas que, con sol, pican. Pero, con agua, son un chapoteo incesante en el que se ha de ahondar -de verdad- en la percepción de lo que te rodea.

Una zona con posibilidades turísticas, razonablemente cerca de Bruselas o Colonia. El equivalente de los vinos riesling no queda lejos y además es sede de la producción de mostazas dulces. Un rincón auténticamente deutsch con sus encantadoras casas, sus platos de pasta y carne sobredimensionados y su cariño rural asimismo pasado de peso.

Gran Trail Peñalara 2014, creciendo

La ultra trail del Guadarrama crece hasta cinco pruebas.

Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara y el ayuntamiento de Navacerrada presentaron la semana pasada la quinta edición del Gran Trail de Peñalara. Será el mayor evento anual para carreras de montaña en toda la zona Centro de España e incluye cinco pruebas distintas a celebrar entre los días 27 y 29 de Junio.

Nueva web oficial Gran trail Peñalara en grantrailgtp.com

El conjunto de exigentes pruebas de montaña es desde 2010 puntuable para los ultra trail más conocidos del planeta. El conglomerado UTMB, la prestigiosa The North Face Ultra Trail du Mont Blanc. Pues bien, la RSEA Peñalara ha decidido dar un paso al otro lado del Atlántico y ser cita previa,  una de las dos carreras españolas seleccionadas en 2014 como clasificatoria para la estadounidense Western States 100 Miles, la carrera de ultrafondo más antigua y mediática de las Américas.

Habrá una prueba corta nocturna y un trail de 60km, ideal para iniciarse o exprimir a tope los ritmos altos, pero con una dureza digna de las grandes (pudimos comprobarlo in situ en 2012). La clásica media prueba de 80km se deshace de su llegada en La Granja y pasa a conformar un bucle con llegada en Navacerrada y un par de novedades. El GTP clásico mantiene sus aproximados y elásticos 110km y las treinta horas de límite. Es la hermana mayor. Subir, bajar, ver amanecer, seguir subiendo, bajando… la tortura conocida de otras ediciones.

Aunque esta edición se inaugura una prueba por equipos con una esencia más libre y montañera, en la que se amplía el GTP con unas cuantas cotas más. Un homenaje a montañistas y ultreros experimentados.

Todo esto, cuando comience a apretar el calor que ahora echamos de menos.

Más información sobre la carrera y su circuito en www.grantrailgtp.com

Maratón de Valencia. 11.300 inscritos

32 Maraton de Valencia-93_e

Ya es definitivo. Con el cierre de las inscripciones del Maratón Divina Pastora Valencia, organizado por el Ayuntamiento de Valencia y la SD Correcaminos, se confirma que la prueba contará con 11.300 participantes, el cupo máximo establecido.

Más de un 20% de crecimiento basado en una buenísima campaña de marketing. Desde los días en que la prueba se tambaleó, las cosas han cambiado mucho y para bien, según refleja la respuesta de los participantes. Parece que se debe pasar por algún tipo de trauma catártico para tomar las cosas en serio. Ocurrió, recordemos, con el Maratón de Barcelona hace años, y ha ocurrido en la ciudad del Turia.

Dónde. Cuándo.

El domingo 17 de noviembre, la pasarela teñida de azul de la Ciudad de Las Artes y Las Ciencias se convertirá en un emblema con cada día más fieles. Será la meta de un circuito remodelado y con muchísimos kilómetros por el centro de la ciudad, aun teniendo demasiados virajes. Precisamente los kilómetros del centro de la ciudad serán el escenario de la parte final, el muro, el enfoscado del muro, y hasta la alambrada de pinchos que corona el muro. Este año se diseñaba un cambio radical del circuito para acoger los seis kilómetros finales por el entorno del Ayuntamiento, Gran Vía, y suprimiendo la horrenda visión de las ruinas del circuito de fórmula uno.

No estarán solos, si se puede estar solo entre once mil corredores, porque se une a ello una segunda salida con los participantes de la prueba de 10 kilómetros. Otros ocho mil atletas populares.

La organización se relame por la evolución de los participantes internacionales. Las cifras elevan al visitante a un 23% del censo. En cabeza, los italianos, que disponen de conexiones aéreas de bajo coste y una fluida relación mediterránea, consolidada por la asistencia mutua a las ferias de los maratones de ambos entornos.

La información práctica, en la web de la carrera.

Quedan dos semanas.

Música para correr. Podcast VIII.

El día 19 no me dijisteis nada cuando no posteé sobre más material para que suba directamente a vuestros dispositivos musicales. Está perezoso el personal. Así las cosas, una nueva tanda.

MÚSICA PARA CORREDORES. POWERSONGS para Octubre.

TEMAZO 1. Podcast del 5/Nov/1. The Ramones contribuyeron a que unos chicos de Vigo fueran a la playa con su Sanyo, a escuchar Radio Popular. Se llamaron Siniestro Total y tuvieron el descaro de sustituir Rockaway Beach por ‘Rock en Samil’. Cosas del rock.

.

TEMAZO 2. Podcast del 5/Nov/2. Las hermanas Llanos son las hermanas Llanos. Dover vivió una década tremenda y luego aparcó todo. Dejó mucho rock de guitarra y un fresco pop en ‘Follow the city lights’, de 2006. En el coche hemos destrozado este CD de tanto ponerlo. Seleccioné para mi mp3 este tema. Let Me Out, del que os enchufo aquí el youtube. Pese a que Emi se infle a nuestra costa.

.

TEMAZO 3. Podcast del 5/Nov/3. ¿A quién no le pone a correr RedNex interpretando ese clásico country zarrapastroso y lleno de heno llamado Cotton Eyed Joe? si es que no tenéis entrañas. Arreando a pegar saltos y a subir y bajar escaleras.

.

TEMAZO 4. Podcast del 5/Nov/4. Gamberros Unidos a tu podcast runner pero de manera inmediata. Sumaria. Ya. Banda donostiarra a medio camino entre el punk, una chirigota del carnaval de Cádiz y Los Inhumanos. Calderete es como una obra de Mahler pasada por una batidora comprada en un chino.

.

TEMAZO 5. Podcast del 5/Nov/5. De pequeños éramos pequeños. De mayores hemos optado por diferentes vías deportivas. ¿Por qué no hacer lo mismo con las vías musicales? Escuchad y corred, porque este es el cáliz de mi sudor. Sudor derramado en las cuestas del barrio a horas intempestivas. Run to The Hills, es algo más que un tema con las palabras ‘run’ y ‘hills’ en su título. Mozos, mozas, Iron Maiden.