BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Entradas etiquetadas como ‘runner’

Corredor, ¿cumples?

¿Eres fiel y cumples con tus compromisos? ¿Eres cada año un poco más viejo y cumples años?

El término “cumplir” tiene cientos de matices. Desde dar la talla en el sexo hasta ir marcando el ritmo de carrera según el esquema programado. Cumplir es ser tan honesto como para presentarse siempre ante una obligación. Cumplimos cuando aceptamos los reglamentos de las carreras – algunos irremediablemente extensos y llenos de detalles.

Pero, sobre todo, cumplimos con ese momento en el que atravesamos el útero materno (o nos sacaron a bisturí) y nos parieron a este mundo. Otro día más en que repasas qué haces, cómo van tus propósitos, miras si eres fiel a tus ideas y, sobre todo, si está aún todo en orden.

La edad y el corredor daría para un serial. Para una enciclopedia. Los caprichos que listamos los runners para “celebrar” que cumplimos años, cómo afrontar el natural envejecimiento de las piernas que crujen y las articulaciones que chirrían, los repasos a las viejas fotografías en las que salimos inevitablemente más jóvenes y en que la moda es siempre espantosa.

Mañana me cae otra rayita, otra muesca en el revólver de la edad. Cuarenta y cuatro mayos.

En un Abril de 1988 buscaba adelantar mi mayoría de edad por unas semanas. Pero el cónclave familiar pensó que no pasaba nada cumplir el reglamento y esperar a tener dieciocho para estrenarme en un maratón. La cuenta que llevo con los maratones repartidos en años vividos ya comenzó con un punto de sensatez.

Algunos me habéis conocido hace tiempo. Otros asumís que este es otro blog dentro de la moda del running en la prensa y que me acabo de apuntar a todo esto. El listado de barbaridades/año hoy presenta noventa carreras de maratón o más kilómetros. Puesto en perspectiva es una idiotez como un piano. Puesto en otro tipo de perspectiva voy cumpliendo sin mirar mucho, ni al paso del tiempo en el calendario ni a las cosas que corro.

Cumplo, veo cómo las caras se renuevan, y cómo contamos nuestros entrenamientos diarios. Cómo corren tanto el anónimo como el famoso. Me imagino sentado en los escalones de un portal en la gran avenida de nuestra vida, y veo pasar gente al trote, con las pulsaciones altas y modelos de calzado deportivo y ropa diferentes.

Un corredor cumple con su ritual de hacer pasar el tiempo entre carreras. Pero un auténtico corredor es el que vive al máximo el tiempo entre carreras. Por que, al final, esto se reduce a poner un pie y luego otro.

gtp2010

Foto: Darío Rodriguez/DesnivelPress.com

Cosas que deberías saber si viajas al Maratón de Madrid

Madrid no es una carrera difícil. Te llevarás un carro de minutos extra y empezarás a entender eso de que a Madrid no se viene a hacer marca. Pero…

No le eches la culpa al desnivel o a la altitud. Si vienes a Madrid a correr, acompañado por tu pareja, que te adora, o por la banda de tu club, que también te adora, te encontrarás con que EL MURO de la carrera está situado ocho kilómetros antes de la salida. En concreto está situado en esas infinitas posibilidades que tiene la ciudad para salir, tomar algo, caminar y satisfacer a todos los componentes de la expedición.

Podías haber escogido otra ciudad u otro recorrido. Pero queremos darte una bienvenida como mereces. En Madrid somos muy así. De acoger bien a la gente.

Por eso hemos modificado las condiciones bajo las que correrías normalmente un maratón.

Te listo las principales (42) particularidades del maratón que te marcarán hasta el punto de no saber a ciencia cierta si regresar otro año, empadronarte aquí o cantar las alabanzas de nuestra carrera a los cuatro vientos.

1. Tu hotel está cerca de una zona de copas.
2. Tu hotel está cerca de un buen restaurante.
3. Hay más de 20 opciones de enganchar un buffet libre de pasta. ¿Comida de la pasta en la Feria? ¿En serio?
4. En la Feria del Corredor te da más sed que en otras. Al otro lado hay bares. Paseo de Extremadura.
5. Nadie podrá negar a tu pareja que paseéis por el Thyssen o el Reina Sofia.
6. La terminal del aeropuerto te cobra tres pavos para usar el metro. Extra.
7. Se publica y distribuye la Runner’s y Planeta Running y Corricolari. El triángulo maldito.
8. No conocías el vermú de grifo.
9. Cuando cruces la zona del Rastro el día del maratón te picará la curiosidad y comprarás dos sillones estilo imperio.
10. El día de antes podéis ir de la feria del corredor al zoo con los niños.
11. En Madrid vive Antonio Alix.
12. El segundo vermú de grifo está mejor aún, añades a viva voz.
13. Te acuerdas con añoranza de la feria de la pasta (es el vermú).
14. Venden churros y pasarás por la puerta. Una y otra vez.
15. Tenemos una famosa alcaldesa consorte.
16. En Madrid vive el que mandó el km 40 por la cuesta de Alfonso XII.
17. ¿Sabías que en la comunidad de Madrid hay QUINCE DECATLONES?
18. Podrías toparte conmigo por la calle y te inscribirías a un ultra trail de vino y carrilleras.
19. Recomendarás el vermú de grifo a los demás maratonianos, a un señor que lee el As y a un policía local.
20. En meta habrá un momento en que quieras llamar a tu esposa o esposo. No podrás. Un alto cargo visitará la zona e inhibirán la radiofrecuencia. Tómate una bebida en la zona de meta y haz tiempo.
21. Aquí nadie se siente extranjero. Somos tan hospitalarios que casamos a los estudiantes de Erasmus con nuestros bares.
22. Nuestros agentes de movilidad podrían colocar un dorsal a tu coche. Desconocías las mil reglas de la ORA.
23. Madrid logra que rebautices a nuestra actriz como “Maribel Vermú”.
24. A nuestros refrescos los llamamos refrejcos. Pero tú ya te has decantado por el vermú de grifo. Avisa, por si acaso, a tu pareja.
25. Madrid dió nombre a CajaMadrid (hoy, Bankia). Acojona, ¿eh?
26. Ya no se pasa por la M30 ni por la zona alta de la Castellana pero hemos encontrado un rato canalla en el recorrido. Lo escondemos para que lo encuentres tú mismo.
27. Seguimos discutiendo si el maratón o la maratón. Mientras, nos la van colando.
28. Estamos buscando donde colocar una calle a los Calambres de Fabián Roncero.
29. El vermú de grifo está demasiado bueno. Les pides patrocinio entre grandes voces y abrazos.
30. La hemos soterrado. Sí. Años preguntándote cómo es la M30 y te quedarás con cara de panoli.
31. Hacemos tiempo hasta que llegue la edición del centenario del maratón. Llevamos 36 años haciendo tiempo.
32. En este kilómetro está el cuestón canalla y donde aprendieron a cocinar Chicote, Paco Roncero y otros.
33. No hemos logrado hacer que Chicote corra. Solamente que juegue al rugby.
34. A Paco Roncero sí. Está abducido y entrenando.
35. Insistimos. El maratón no es duro. Lo que es… es jodidamente largo.
36. Viniste en AVE y te quedaste enamorado de la de cosas que somos capaces de vocear al teléfono (y sin vermú)
37. Hemos trasladado toda la población residente de los kilómetros 3 al 14 del maratón a un agujero negro. Hoy están fuera, ya digo.
38. Verás que a la espalda del Bernabéu y del Calderón hay sendas cuestas asesinas. Da gracias que no subimos el maratón hasta Vallecas.
39. En Atocha venden bocatas de calamares insuperables. Sólo superables por otros míticos bocadillos de calamares. Pasarás y picarás.
40. Aquí la cuesta de Alfonso XII, aquí un amigo.
41. En el kilómetro 24 está Casa Mingo y su pollo a la sidra. Tu pareja te pedirá venir a comer un día. Pero estarás ausente pensando en el vermú (de grifo).
42. La culpa es exclusivamente tuya. Tú elegiste venir a correr aquí (a Madrid).

¡Suerte y buena carrera, por que tú lo vales!

—-
Foto: Blog 10Guillómetros.

El podcast del día: canciones para correr (III)

¡El 18! ¡El día de antes del 19! Hala, levantaos de la cama, holgazanes, que yo ya vengo de correr … vale. No. Hoy toca reposo después de los 42km de ayer.

Más tralla para correr. Para galopar o reptar, ya sabes. Si te toca correr solo, mientras le coges el tranquillo a lo de la Soledad del corredor de fondo, que (insisto) es un engañabbos para los que no nos queda otra…

TEMAZO 5. Podcast del 19/mar/5. ¿Sois runners urbanos o qué sois? Pues poned esta enormidad de Madness en vuestros auriculares. Os veréis compulsivamente empujados a inscribiros a todo. In the city. Baggie trousers y las revolucionadas aventuras de los chicos londinenses.

.
TEMAZO 4. Podcast del 19/mar/4. ANGST es uno de los escuadrones sonoros que forman parte de aquella joya del ruido de 1982 (Not So Quiet on the Western Front). En el estribillo de Worker Bee repiten lo de “Work will set you free” que, según están los ánimos, mejor será transformar en un “Jog will set you free”. Calma que es la última sesión punkarra de este día 19.

.
TEMAZO 3. Podcast del 19/mar/3. Uno se tira todo el día pegando porrazos al teclado del ordenador o moviendo hileras de carro o cobrando en la pescadería o enseñando a críos de siete años o deteniendo traficantes de armas o muchos de esos oficios que no salen en cámara. Es el Vértigo de la vida. Con este tema U2 se ganó un hueco eterno en mi mp3.

.
TEMAZO 2. Podcast del 19/mar/2. Penúltima recomendación de hoy. Si naciste antes de 1975 y no te emocionas con este tema es que no tienes entrañas. Por muchas carreras solidarias que corras. Es de la Vuelta a España de 1982. Son Azul y Negro (para jóvenes o paisanos de otros continentes) que venían a ser unos Jean Michel Jarre de aquí. La Vuelta encargó durante un par de años o tres unas BSO brutales a músicos del tecno como Tino Casal o Azul y Negro. Me Estoy Volviendo Loco se llama esto.

.
TEMAZO 1. Podcast del 19/mar/1. Y el tema absolutamente corredor para hoy, martes 19 de las ya cuasi ciencia-ficcionistas fechas de Marzo de dos mil trece, es… una excusa para que te lances a correr haciendo aspavientos con los brazos, levantando las rodillas y adelantando a tus compañeros de running por los laterales. Petardeo absoluto, el gran Fabi McNamara y Glitter Klinik. Celebrities es uno de los temas del PowerSong del milenio.

El domingo acércate a correr por una buena causa

Este domingo, día 17 de Marzo, hay una buena causa para practicar esto que tanto nos gusta. Los chicos de Drinking Runners, como recordaréis de hace unas semanas, organizan entrenamientos o acciones puntuales con el objeto de recoger kilos de no perecederos que van destinados a un banco de alimentos.

En twitter son muy conocidos por su campaña #kmsxalimentos y están muy presentes en algunos medios como en la emisora de radio ViniloFM, donde colaboran con el programa A TuRitmo.

Todo esto es más que suficiente para convertir “correr kilómetros a lo tonto”, como se decía en casa el otro día con ese cariño de los conocidos, en una mañana solidaria.

Dónde: Parking Av de Logroño del parque Juan Carlos I de Madrid

Hora: 8am, aunque seguro que algunos están ya calentando y charlando desde antes

Qué puedo llevar: Mínimo un kilo de alimentos no perecederos.

Cuanto debo corree: Lo que desees. Si quieres puedes dar apenas una vuelta al circuito y disfrutar del ambiente social. No hay mínimos. Ni ritmos.

Aquí podéis ver el puesto de #kmsxalimentos de la carrera del domingo pasado, la Carrera del Taller.

El objetivo lo resumen a la perfección en su web.

El reto social, comenzará a partir de las 8 de la mañana terminando como tiempo máximo a las 20:00 horas, horario peninsular español, durante todo el tiempo los componentes del equipo estarán corriendo y anotando todos lo kilómetros necesarios para conseguir reunir el propósito

Bien es verdad que Demetrio y Javier, dos fondistas de tirón, intentarán estar las 12h mencionadas acumulando hasta 100km en sus piernas. Pero son unos exagerados.

Podéis verlos, podéis vernos, en el circuito de 5km que todo el mundo conoce en el parque madrileño. Acceso en Metro L5 El Capricho. Bus: líneas 101, 105 y 151.

Si tus tareas te dejan ¿por qué no te acercas?

———–

Fotos: DrinkingRunners

¿Cual es la carrera más populosa del mundo? Con 209.000 participantes…

Me llega la información por un tweet de Ysbrand Visser, periodista apasionado por el mundo de las zapatillas. Las dos primeras carreras con más participación del planeta tienen lugar en Filipinas. La primera es para echarse a temblar.

La Unity Run es un mega evento donde se juntan más de doscientos mil participantes. Pero es que la segunda también alberga otros ¡ciento dieciseis mil!

El tweet en cuestión:

De grootste run op aarde telde 209.000 deelnemers: http://www.unityrun.com . No.2 (116.086) ook Filipijnen! #hardlopenpic.twitter.com/gHWd4c6DNw

Este monstruoso tsunami deportivo tiene el origen en el esfuerzo solidario de un periodista, Daniel Razon. En una campaña para conseguir fondos para los más desfavorecidos del país, logró movilizar a toda esa cantidad de gente que véis en la foto y… ¡a muchos más que la cámara no logra captar!

No busquéis en su website porque es una página desmembrada y con muy poca información. Pero parecen haber solicitado y conseguido la certificación Guiness para destronar a la anterior carrera-récord. La Run for the Pasig River que (también en Filipinas) tenía la mejor marca en 116.000 participantes.

¿Para qué están los records? ¡Para batirlos!

Foto: IBTimes.

Señor presidente,¿no le vendría bien un ministro del correr?

rajoyrunner

 

Sr. Presidente,

Me permito aprovechar que está dando vueltas a una modificación (que me lo barrunto, que lo sé yo) de equipo de gobierno para pedirle una cosa. ¿Ha pensado en nombrar un ministro del gremio de la zapatilla?

Le cuento. La nación cuenta con un contingente numeroso de practicantes de la carrera a pie. Las estadísticas menos generosas no bajan de medio millón de ciudadanos que en algún momento del año trota. Corre. Vaya. Por eso pienso, detallado más adelante, que debería nombrar Ud un Ministro o, al menos, un Secretario de Estado de Asuntos del Correr, por el bien de prestigio nacional. O del Running, si quisiéramos que la Marca España se posicionase líder en el mundo.

Presidente, sepa que no cuenta con mi voto. Tampoco me despierta Ud simpatía. Me dirijo a Ud de modo puramente práctico. No le pediré una ley que permita a los empleados 45 minutos al día para correr. Seguramente esto aumentaría la productividad pero ya sabe, Presidente, que en un país sin producción material, la productividad es un mal chiste. Calcular un incremento del 9% de nada sigue siendo como trenzar juncos invisibles.

Un Ministro-Corredor que ofrezca beneficios fiscales al trote con los vecinos. Esto pondría a la sociedad a debatir, por fin, y dejar el soniquete del bar, de atacar a espaldas. Existe un peligro: se podría entender como un absurdo empeño de la izquierda horizontalista, que garantizara la máxima integración de todos, unos y otros, de dentro y de fuera. Pero no. Tómelo como la aprovechar el trote para tratar asuntos de comunidades de vecinos. Llevado al extremo, que se tomen tiempos y clasificaciones. Aumentará la competitividad, por la que tanto han abogado en su campaña electoral y que tanto ha calado (observe) en las pasadas legislativas.

Medidas puntuales de fiscalidad simple, Presidente: desgravación fiscal a la compra de zapatillas para correr. Los corredores descalzos no pagarían ningún impuesto. Se los ganará. Seguramente sean un peligroso contingente progresista y le echarán en cara que las marcas deportivas deslocalizan la producción en países sin derechos humanos. Conténgase, no salte involuntariamente con discursos revanchistas. Ya somos mayores y todos compramos automóviles o electrodomésticos fabricados bajo los mismos parámetros. Y contratamos tarifas elefante a operadoras de móvil que te llaman desde Marruecos o Guatemala.

Pero no es preciso que se enemiste de sopetón con una comunidad entera. Al menos, no tan pronto.

Instaure una tasa (le ofrezco si lo desea mi alias) para compensar de alguna manera el gasto anual por carreras. La ‘tasa Spanjaard’: que del gasto de cada ciudadano en inscripciones de carreras, un 2% vaya destinado a gasto sanitario. Conocemos el volumen de negocio que sus halcones han visto en las prestaciones privadas. No crea que actúo en su contra. Al contrario y con cariño, cada ser que corre, tarde o temprano requerirá de psicoterapia especializada, dirección y coaching en traumatología derivada del contínuo golpeteo contra el asfalto y diversos fatburners.

No gire la vista a fumadores o enfermos cardiovasculares. Su filón está aquí. No siempre se crea ese argumento de que los deportistas gastamos menos de la sanidad de un país.

Por estas razones y otras que dejo en el tintero, de cara a nuestra próxima reunión y que me callo para que no me las copie el lobby de los del fútbol sala.

Según se me vayan ocurriendo sandeces por el estilo ya le iré mandando whassaps. Que ya me han dado su móvil.

De nada, Presidente.
Spanjaard

Charity running: ¿qué es?


Foto. Children With Cancer UK.

Hace unos cuantos años me sorprendía el hecho de leer sobre los corredores británicos y esto del ‘charity running‘. Cuando vivía por las islas británicas (todavía otros pocos años más atrás) el charity era cualquier obra benéfica a la que se apuntaba el grupo de sea scouts de Harwich, donde pasaba yo mis veranos.

No me sorprendía saber que participantes del maratón de Londres corrían por una causa sino que me preguntaba cómo lo harían. Al principio creí que esto se trataba de ir corriendo con un talego y un cartel anunciando tu motivo benéfico y que la gente fuese echando sus donativos.

En seguida me pareció que la resolución que aportaba mi cerebro era una estupidez. De estos razonamientos-relámpago-estultos suelo tener bastantes. A veces tardo en reaccionar y tengo que preguntar. Ese día, afortunadamente, pregunté. Evidentemente se abría una cuenta en el banco y se anunciaba el ‘dorsal 0’ al que querías destinar los fondos.

El verano pasado me pasé unas cuantas horas leyendo sobre el Intermón Oxfam Trailwalker. No la versión que se celebra en  España, a lo largo de una estupenda vía verde y pistas aleadañas en la provincia de Girona (del monte al mar a lo largo de 100km). Se trataba de la competición que IO Trailwalker organiza en HongKong, a lo ancho, profundo y alto de las montañosas colinas de la bahía.

Tan leído que quizá en 2014 nos animemos a formar un equipo de 4+2 (4 corredores, 2 apoyos) para el reto de los cien kilómetros de la primavera de Girona. Pero no es este el caso. Lo gordo es:

¿Cómo operar y conseguir que tu ‘charity’ llegue a buen puerto?

Estamos acostumbrados a leer de triatletas y corredores se embarcan en una prueba benéfica. Esto ¿cómo se hace? ¿Esfuerzo individual en una ruta simbólica? ¿Me embarco en una prueba ya organizada y hago público el esfuerzo para que la personas me apoyen? ¿Construyo un equipo para una prueba específicamente diseñada así?

 Este es el enlace a un pdf que edita IO-Trailwalker con consejos de cómo conseguir recaudar fondos. Es una guía enfocada a la prueba de 100km que mencionamos pero podría valer.

Algo más sencillo, por si quieres empezar a pensar en ello. Lo publicó RunningwithKaren en la campaña que le llevó a recaudar fondos para la fundación TeamFox (sí, Michael J. Fox, actor de los años 80 que cayó enfermo de Parkinson):

1. Crea una website y asegúrate que tu historia personal está bien visible en ella.

2. Manda un Email a amigos y familiares. Punto. Pídeles un pequeño apoyo a tu donación. Consigas una donación o meras palabras de apoyo no olvides decirles “gracias”. Nunca desestimar el efecto de esa sencilla palabra.

3. Imprime un papel para la donación y repártelo entre compañeros de trabajo. Mucho más fácil atender a alguien que te viene cara a cara que leer un simple email.

4. Anúncialo en Facebook. Que tus amigos compartan tu enlace.  Nunca sabe el poder de expansión de tu enlace, donde puede terminar.

5. Arranca con tu propio blog o, al menos, envía las novedades en plan newsletter. Envíaselo a tus donantes.

¿Tienes algo ya en mente?

¿Te atreves a pensar en tu propio ‘charity’?

¿Acompañas a tu pareja a ver cómo hace deporte?


Foto: Alfredo Luna Corsair Staff Photographer.

Cuando éramos novios (y nuestro noviazgo duró bastante, creedme) solía decir a mi pareja lo ridícula que me parecía la esclavitud de esas chicas que asistían impertérritas a los partidos de fútbol sala de los colegas. El tercer tiempo al que eran invitadas por sus chicos se extendía al Gran Mesón. El Gran Mesón era un templo de las raciones de oreja y de las raciones de bravas. Si lo sigue siendo, perdonadme que no lo sepa corroborar pero no voy a bajar seis calles hasta ahí.

Pero la cosa cambió.

– “¿Te parece si aprovechamos para ver Sevilla el sábado? El club monta un viaje en autocar al medio maratón de Los Palacios“.

Sin maldad. De hecho cuando nos conocimos en casa ya se corría. Padre, hermana, todo quisque era, a ojos de mi novia, una compota simpática de desesperados con hábitos raros.

Aquel sábado en que acordamos acudir a la excursión de los corredores populares nadie vió Sevilla en condiciones. Ni mi novia, ni yo, ni las decenas de acompañantes que se trasladaron al remolino.

– “Una y no más” – me dijeron a la vuelta. Y fue prácticamente cierto. Solamente algún evento gordo o pintoresco. Nunca más, salvo que me sorprendieran con una propuesta de asistir a una carrera, ni mujer ni hijos tuvieron que esperar a que yo pasara. He organizado eventos y he corrido durante unos pocos años y siempre he mantenido esa verdad: correr gusta, ver correr es una variable indeterminada.

Pero que está ahí. Es el mundo de los acompañantes de papá, del churri, del novio, ese personaje deportista con grandes dotes de convicción. Ese adulto que ha descubierto que correr es su modo de vida, su pasión. Y luego están esas madres esperando a que superpapi cruce a lanzar un beso o pase raudo como la segunda oleada de un tsunami. Son segundos que al corredor le suponen una inyección de adrenalina tal que podría adoptar media docena de madres con sus churumbeles para poder repetirlo cada cinco kilómetros, como los avituallamientos.

Pero el código civil impide la poligamia y el alquiler de familias. Sobre lo que no dice nada es sobre el tiempo como dimensión elástica: para el runner son 10 segundos; para los acompañantes… suma veinte minutos de transporte público, veinte de análisis y escaneado visual del mapa de la ciudad, diez de buscar un buen sitio y treinta de esperar.

Al frío, viento, la lluvia o el solazo. Niños, hijos míos y vuestros, que se aburren, se asustan o se hacen pis porque no calculan todavía la verdad de las verdades: los dispares ritmos entre los corredores de cabeza y tu ritmo.

– “Y papá, ¿cuando pasa?”

Muchos otros corren los últimos cien metros de la carrera de vuestra mano, mientras una algarabía intensa pone a tu esposa a gritar y correr en paralelo a ti (salvo que te hayas equivocado de niño y la otra madre grite de pavor).

¿Ninguno lo habéis hecho? ¿No habéis sugerido a vuestra pareja que vaya a veros correr?

Hay que reconocer que las cosas suelen ser mucho más normales. Tu quedas, vas, incluso la carrera pasa dos veces por meta y ahí están tus queridos tomando café con amigos y que, posiblemente, los entornos familiares diverjan enormemente:

Habrá familias donde la pasión deportiva se comparte. Ellos, a tu maratón. Tu, a su basket o a fútbol.

Habrá familias en las que les pille ya mayores y con sus vicios. Tu repentina pasión por correr es tuya. Allá tu con ella.

Habrá familias donde lo normal sea el deporte y vayan o no vayan a verte en función de que coincidan los calendarios de él y ella. Entonces compartís expedición, ruta, carrera, todo.

Conozco algunas familias donde todo ha terminado con un amistoso divorcio.

¿Qué tienes que contar al mundo?

¿Alguna experiencia como corredor? ¿Eres pareja de corredor y quieres expresar desde el anonimato tus emociones más profundas?

Microentrevistas: “Nunca correré…” (II)

Segunda entrega. Sigamos ahondando en comprender qué hay de este mundo que no atrae. Cuanto más conozcamos nuestros defectos… más avergonzados podremos sentirnos. Para los más vitriólicos lectores, sí. Es un formato estándar de preguntas. Haceos a la idea que os habéis drogado profundamente y apenas recordáis si el insulso planteamiento (y plano y sin valor estadístico) de esta microentrevista lo habéis leído ya en la entrevista anterior o si circula como un deja vu en vuestro cerebro.

Sobre las vergüenzas. Es posible también que esta vergüenza propia nos lleve a salir a correr con más espíritu crítico. O presumiendo que el planeta está en nuestra contra. Esto ya sería para que nos adscribiéramos directamente en un blog de psicoterapia.

Que posiblemente también nos haga falta.

Copyright Javier ArcenillasEntrevistamos a Javier Arcenillas, uno de los fotógrafos más nombrados de la nueva hornada. Premios ‘Arts Press Award’, ‘Kodak Young Photographer’ y ‘Premio Mingote de Fotografía 2012’. Ha expuesto su trabajo en PHE11 FotoEspaña. Tampoco corre (endemismo a extinguir, o no).

Pregunta: Javi, ¿corres?

Claro, de la policía en manifestaciones, de los Sicarios en Centroamerica y sobre todo de los problemas, pero al parecer voy siempre mas despacio que ellos…

[P]: A tu edad, ¿te consideras ya caso perdido para probar a correr?

No, pero supongo que no tengo la excitación necesaria para ello, me motivan más otras cosas

[P]: ¿Crees que esto del running es una moda o un sincero ejercicio de la sociedad para ponerse en forma?

Hay de todo, conozco personas que para ellos es mas normal que comer y otras que en sus ideas y planteamientos solo está guardar la línea…

[P]: ¿Una infancia dura en Educación Física en el colegio sería la excusa perfecta para no correr?

No lo creo, a pesar de que personalmente en el colegio (antes claro está) la típica gimnasia era lo mas aburrido del mundo.

[P]: Algún otro deporte te podría servir como puente… fotografiarás un montón de ellos.

Siempre hice Baloncesto, Escalada y diversos deportes de puro riesgo pero mas por la exaltación de las hormonas que por un puro placer de practicarlos. Probados todos, ya no me parecieron tan extraordinarios. Fotograficamente realizo bastantes maratones, cross y actividades deportivas cada año, supongo que ese estrés por trabajar también con el deporte no me hace verlo de la misma forma de los que compiten en él.

[P]: Entonces, ¿no piensas entrar al trapo y salir al trote?

Creo que no, jajajaja.

[P]: ¿Aceptarías una potencial pareja sabiendo que el/ella sí es apasionado seguidor del running?

Claro que sí, sin duda.

[P]: ¿Qué prefieres leer u oir? ¿’running’ o mejor ‘salir a correr’?

Salir a correr y running significan lo mismo si sabes inglés.

[P]: Y, claro, ni por esas.

(Carcajadas) Ni por esas.

[P]: En esta sociedad tan tonta y esteticista, ¿aceptarías correr como remedio rápido para mejorar tu apariencia física?.

Me importa la capacidad de pensar y de hacer mas que la de aparentar. Pero los grandes deportistas suelen, digo suelen, ser grandes personas. El deporte es una de las extensiones del alma que se acepta, se comparte o se practica

[P]: ¿Qué te sugiere oir en el rellano de la escalera: “Natividad, cierra la puerta que me voy a correr”?

(Decir que esta pregunta está siendo muy aplaudida por los entrevistados. Javier se monda) Jaja, algo muy español…

[P]: ¿Abominas de su propaganda o simplemente correr y tú vivís esferas paralelas?

Esa es la palabra exacta, vivimos en realidades paralelas.

[P]: Entonces, si tuvieras que ordenar las palabras “cafelito”, “sudar” y “glamour”…

Acepto las tres sin dudas ni remordimientos, todo a su justo tiempo y medida.

[P]: Dime cómo podría argumentar en tu propia contra. Quizá así el próximo entrevistado…

Mira, yo por solidaridad, empatía y rebeldía me pongo a correr.

[P]: Sugiéreme con toda la maldad del mundo alguien para la próxima microentrevista.

Alguien de letras que corra…. esa sí es una gran entrevista.