BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Kiko Rivera e Irene Rosales ultiman los prepativos para su boda blindada el próximo viernes

El hijo de Isabel Pantoja y su novia Irene Rosales han iniciado la cuenta atrás para sellar sus dos años de relación, el próximo viernes, en la sevillana Hacienda de Los Parrales, en San Lúcar la Mayor.

Contigo siempre 😍 @riverakiko #cenita #futurosmaridos #siquiero

A photo posted by Irene Rosales Vázquez (@irenerova24) on

Al fin veremos a su madre fuera de esa oscura finca, Cantora, en la que permanece encerrada desde que salió de la cárcel. Los hermanos del novio Cayetano, Fran y Chabelita posarán previsiblemente junto a los recién casados, dando un toque de color y aumentando el caché de una exclusiva que irá directa a las páginas de Hola.

Un reportaje que Kiko se ha propuesto blindar y preservar con un dispositivo de seguridad sin precedentes. Su objetivo, evitar filtraciones como las de las dos últimas bodas famosas de la temporada, la de Rocío Carrasco y la de Kiko Matamoros.

El equipo de seguridad de Paquirrín examinará con luces infrarrojas las invitaciones por si alguien intentase colarse y engrosar la lista de los 150 invitados que compartirán convite con los novios. El dj tampoco permitirá que nadie acceda con móviles o cámaras a su fiesta y serán sus guardaespaldas los encargados de registrar al estilo policial a cada uno de los asistentes por si a alguien se le olvida. La medida más llamativa es que Kiko ha contratado un dron con inhibidores de frecuencia que sobrevolará la finca por si algún paparazzi o curioso pretende aprovechar las nuevas tecnologías y sacar fotos aéreas.

Con el espacio blindado por tierra y por aire se prevé que la escena en el interior de la finca sea muy parecida a la que tuvo lugar el pasado 12 de marzo, durante el bautizo de Ana, la hija de la pareja, cuando Isabel Pantoja permaneció aislada de bailes y barullo en una sala vip dentro del restuarante, desde allí recibió algunas visitas, pero ni se prodigó entre los initados ni bailó ni cantó.

Si entonces su hijo contaba a los medios que a su madre se le hacía cuesta arriba su incorporación a la vida social, meses después la situación no parace haber mejorado. La tonadillera permanece muy afectada por la muerte de su íntimo amigo el cantante mejicano Juan Gabriel, el pasado 28 de agosto. 

Agustín Pantoja, tío del novio, será la gran ausencia y se quedará también esta vez en casa cuidando de la abuela, que como ya dijo el dj “está muy mayor para estos trotes”.

Tendremos que esperar al viernes para conocer si el hijo de Paquirri consigue amortizar al completo uno de los días más felices de su vida.

**Fotos: Instagram

 

 

1 comentario

  1. Dice ser Ignotis parentibus

    Vino blanco en la comida y unos chupitos de lefa al terminar la jornada. Para que luego digan. Por la pasta hasta con los tres cerditos. Ya puesta…

    14 octubre 2016 | 18:15

Los comentarios están cerrados.