BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Ana Obregón y su apoyo incondicional a Alessandro Lecquio

Ana Obregón siempre tiene qué decir y más cuando se trata del padre de su hijo, Alessandro Lecquio.

Ana Obregón y su último y fastuoso posado del verano

Ana Obregón y su último y fastuoso posado del verano

La bióloga, escritora, actriz, prestadora y polifacética en general, no ha querido dejar pasar la oportunidad de defender al colaborador de ‘El Programa de Ana Rosa’, frente a las que él denomina “calumnias” de la ex concejala de los Yébenes:

“Como mujer me solidarizo con María. Le costó muchos años quedarse embarazada y no me parece un buen comportamiento de nadie que vaya a un plató a vender una historia en un momento en que María tiene que estar tranquila porque va a dar a luz”. Dice en ABC.

Yo no puedo estar más de acuerdo con lo que dice. Alguien que tiene la frialdad y el mal gusto de confesar un affaire pensando tan poco en los daños colaterales, (María Palacios, la pareja desde hace 17 años de Lecquio está a punto de dar a luz) es una persona advenediza, oportunista, con muy pocos escrúpulos.

Parece mentira que Olvido defienda tanto a su familia y el dolor que le produce que sus ligues queden plasmados en la portada de una revista, algo que sintiéndolo por ella se ha ganado a pulso desde que comenzó a exponer su vida en televisión, para que luego tenga tan poca empatía por las familias de los demás, más y cuando ella ha sido madre tres veces.

Alessandro y María de boda el sábado pasado

Alessandro y María de boda el sábado pasado

El resto de la historia, que os conté cuando muy pocos la sabían, es cuestión de bandos. Lecquio desmiente y se escuda tras el silencio. Su mujer le cree, porque posiblemente no puede entender qué le ve a la ex política, asidua a Sálvame. Al final, es una reacción muy natural, lo mejor es buscar consuelo creyendo que tu pareja no es así, que como te va a engañar con ‘esa’, y una preocupación de esta índole en su estado no viene bien.

Aunque a Lecquio la fama de ligón le precede, y eso Anita la fantástica ha querido dejarlo patente: “Yo sé mejor que nadie como son las infidelidades de Lecquio pero no es el momento”.

Yo en cambio, creo que Olvido no miente, no es de esas a las que le suelen pillar en una mentira, sino que ella sabe adonde apuntar y prefiere hacer daño con sus palabras a cambio de dinero. Quizá el descrédito del matrimonio y de Ana Obregón no haya sido lo esperado por muchos, ni tampoco por ella. Los que querían (otro) drama del verano tendrán que conformarse sólo con el escándalo.

** Fotos: Gtres

1 comentario

  1. Dice ser Marisa

    Pues me parece que dice mucho y bien sobre Ana Obregón, porque si te fijas bien no defiende a Lecquio sino a su mujer a punto de dar a luz.

    De hecho la frase que transcribes lo dice todo “Yo sé mejor que nadie como son las infidelidades de Lecquio pero no es el momento”. Y tiene razón.

    Los motivos de la exconcejala no los entiendo, ni siquiera por dinero, nunca los he entendido, ni ahora ni antes, y no por el tema sexual que puede hacer lo que quiera con quien quiera, sino porque ella también tiene familia.

    20 julio 2016 | 10:36

Los comentarios están cerrados.