BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Telma Ortiz regresa a la soltería

Telma Ortiz y la reina Letizia son cara y cruz. La hermana de la consorte lucha con uñas y dientes contra los que considera que atentan contra su intimidad, con demandas judiciales, mientras Letizia expone una vida de palacio y despliega frente a la prensa su sonrisa en audiencias y recepciones. Una sonrisa que ambas comparten, porque Telma se sigue pareciendo a la consorte antes de que sus ‘retoques’ pulieran sus rasgos y dulcificaran sus facciones. Estos días un nuevo acontecimiento hace que se parezcan un poco más.

El divorcio se convierte en el común denominador en la biografía de las hermanas, ahora que Telma y su marido, que fue íntimo de Letizia, Jaime del Burgo han anunciado que rompen un matrimonio extraño desde sus comienzos.

image

Extraño porque la pareja se casó a los dos meses de comenzar su relación. Lo hicieron vestidos de calle y en un monasterio de Leyre (Navarra); Telma empezó su vida de casada con mala pata, llevaba muletas por un esguince de tobillo, aunque eso no le impidió sonreír ( por una vez). El día de su boda fue una de las pocas ocasiones en las que la hemos visto posar más natural y relajada de lo que lo suele hacer su hermana frente a las cámaras.

Pero quizá lo más extraño que ha unido a Telma y a Jaime durante este tiempo, o más bien distanciado, es que en cuatro años de casados nunca han vivido juntos. 

Él abogado y hombre de negocios ha vivido entre Ginebra, Nueva York y Londres, desde donde ha ejercido, incluso, como dramaturgo, aunque su último proyecto nada tiene que ver con su época de escritor: una aplicación disponible iTunes con el nombre de su ya ex, Telmalink, para proteger la privacidad en los correos electrónicos. El ex cuñado de los reyes planea además abrir una empresa de productos gourmet italianos y otro negocio inmobiliario. Curioso.

Telma, en cambio, ha conseguido llevar una existencia discreta alejada de los focos y de su hermana, en Barcelona, trabajando en la Fundación Universitaria de la Escuela superior de Relaciones Públicas. Desde la ciudad condal vivió en soledad una crisis que en 2014, dos años después de su boda precoz, hizo que se tambalease su matrimonio y que, finalmente, no han logrado superar.

image

Al parecer ni él ni ella han conseguido que el otro encaje en su forma de vida tan distanciada. Esa que Telma luchará por seguir viviendo sola, marcando también distancias con la prensa.

Serán sus próximos pasos los que definan si la ahora soltera vuelve a ser más interesante para los medios de comunicación, a los que por cierto nunca logró ganar las demandas que un juez desestimó en 2008.

**Fotos: Gtres

1 comentario

  1. Dice ser está bonita

    Telma es muy sexy. Recuerdo las fotos montada a caballo en lo que parece braless… divina.
    http://blogs.20minutos.es/martacibelina/files/telmacabalga.jpg

    14 Julio 2016 | 13:58

Los comentarios están cerrados.