BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

La sorprendente afición por los toros de Isabel Preysler hace reaccionar al público

Dicen que dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición, pero yo no sabía hasta qué punto: Isabel Preysler, poco o nada aficionada al mal llamado arte taurino, acudió a Las Ventas a ver una corrida… de toros. La tarde de David Mora y de Andrés Roca Rey, concretamente. Todo sea por amor. Y es que entre las debilidades del Nobel de Literatura que más ha salido en las revistas del corazón de todos los literatos, figura su amor por el toreo.

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler esta semana, en Las Ventas. © Gtres

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler esta semana, en Las Ventas. © Gtres

Según han contado en Vanitatis parece que el recibimiento que tuvieron en las gradas no fue lo que se dice muy generoso por parte del público. Muy al contrario, parece que tanto el Nobel como la reina de corazones recibieron pitidos sonoros por parte del público después de que el torero, orgulloso de tan glamourosa presencia en su corrida, les hiciera mención especial y les lanzara su montera.

¿Qué pudo pasar? Parece que no se perdonó esa mención especial y esa cesión de protagonismo a la parejita, que algunos consideraron innecesaria.

Sea como sea, la Preysler, discreta como siempre, siguió sonriendo agradablemente, sin mover una pestaña. Y en la calle, como siempre, fueron aclamados por los “fans” de todo famoso que se precie.

Ya sabíamos que Vargas Llosa era un defensor de la tauromaquia. “He llevado a mis hijos cuando eran pequeños a los toros y ninguno me ha salido cruel”, declaró en esta ocasión. No sé qué pensáis vosotros/as, queridos lectores…

14 comentarios

  1. Dice ser Maria

    Dios los cría y ellos se juntan… No habrá cosas por hacer en este país, ni museos que visitar, como para ir a ver como torturan a un bello animal.

    26 mayo 2016 | 08:56

  2. Dice ser España

    Estamos en España y los toros son una tradición y un arte, le pese a quien le pese, que ahora parece que está prohibido decirlo o algo así. No soy especialmente aficionada a los toros pero he estado en alguna corrida y respeto esa profesión. No entiendo que ahora hasta sorprenda que haya aficionados, los seguirá habiendo y seguirá habiendo más defensores, por mucho que el “borreguismo” actual haga que se oiga más a menudo a animalistas y que se escriban artículos como este con la intención de criticar a alguien por ello.

    26 mayo 2016 | 08:59

  3. Dice ser malfollada

    Debe de ir mal follada y al ver los atributos de los toros seguro que mojaria, ya que su pareja solo la moja cuando la echa a la piscina

    Pais de payasos

    26 mayo 2016 | 09:09

  4. Dice ser slim white

    Pues dos hijos de tordesillas más. Ella un putón verbenero y él un impotente que no se le pone dura ni con viagra de luxe. Pero sus instintos criminales a flor de piel. Sinverguenzas.
    Asquerosos

    26 mayo 2016 | 10:07

  5. Dice ser jk

    Se les pitó porque después de que Mora le brindara el toro a este señor, Roca hizo lo mismo, no habría más gente en la plaza…
    Nada más.
    Cómo gusta cotillear y buscarle tres pies al gato.

    26 mayo 2016 | 12:08

  6. Dice ser mira tú

    España, durante 500 años era muy Español quemar a médicos en la hoguera, como a Miguel Servet, o a brujas en la plaza del pueblo. También mucha tradición lo del derecho de pernada… Pero es lo que tienen las sociedades que, afortunadamente y a pesar de algunos, evolucionan. Y en una sociedad que se considere avanzada no hay cabida para semejantes espectaculos crueles y salvajes.

    26 mayo 2016 | 14:19

  7. Dice ser mariana

    Como se le ve el plumerazo a la gente, la “sensibilidad” de la Pressler” ha caído por su propio peso

    26 mayo 2016 | 14:38

  8. Dice ser España

    “Mira tú” siempre hay varias maneras de mirar las cosas. Soy joven y pertenezco una nueva generación así que no me hables de evolución. Las sociedades evolucionan pero eso no significa perder tradiciones ni que todo el mundo piense igual. Me importan el medio ambiente y los animales pero tampoco soy una extremista en este sentido ni creo q mucha gente lo sea, pero a los animalistas y ecologistas se les oye más (el que no tiene de qué quejarse no habla) y últimamente parece que no se puede decir otra cosa. Para mí no es un espectáculo tan cruel y salvaje, aunque como he dicho antes tampoco suelo verlo. No voy a descalificar a la gente por seguirlo (otras costumbres, formas de pensar y gustos me parecen peores y no acabaría nunca de atacar a todo el mundo)

    26 mayo 2016 | 15:22

  9. Dice ser Lina

    Yo tambien pitaria al par de adulteros.

    26 mayo 2016 | 15:26

  10. Dice ser Nydia

    Vergüenza les tenia que dar a estos dos ir de la manita como si nada!!
    Una persona que va de intelectual pero que a la primera de cambios se lía con una tía que lo único que ha hecho en su vida es coleccionar maridos (y encima se ve que no la gustan los solteros) y gritar a los cuatro vientos tu amor por ella cuando todavía estas casado dice mucho de ti como persona.
    No digo yo que no se pueda enamorar de otra persona estando casados, pero hay manera y maneras de hacerlo.

    26 mayo 2016 | 17:43

  11. Dice ser Bien por "dice ser España"

    Ya no puede ir nadie a ninguna parte sin que los imbéciles de siempre les critiquen. Respecto al “mal llamado arte taurino”, a la “mal llamada “empática” que no escribe, sino escupe, ya podías ser algo neutral. No todos son tu amada Blanca Suárez, mona.

    26 mayo 2016 | 19:50

  12. Dice ser elena

    A ella le gustan los toros y a él las vacas (viejas)

    26 mayo 2016 | 21:24

  13. Dice ser floripondio

    dios los cria , y la senectud los rejunta

    26 mayo 2016 | 22:41

  14. Dice ser @Lina

    Querida amiga, me imagino que serás el espíritu de la difunta Morgan, y disculpa si me equivoco, porque tu comentario parece el título de una de sus películas, y te lo digo sin acritud porque me ha parecido simpático.

    Te aclaro que, por muy mal que nos caigan estos dos (me incluyo, porque la Preysler siempre me pareció una trepa sin más valores), el único adúltero es él, pues estaba casado cuando (se supone oficialmente) iniciaron su mancebía. Ella, viuda en aquellos tiempos, no incurrió presuntamente y por tanto en aquel en tiempos lejanos delito, así que vamos a tener que cambiar el título de la película para ajustarlo a lo que dicen, es la realidad. ¿Qué te parece “Un adúltero demostrado y otra por demostrar”, o algo así?

    Se aceptan sugerencias.

    Un saludo, amiga Lina, me ha encantado tu nombre y tu comentario. Suerte.

    27 mayo 2016 | 15:25

Los comentarios están cerrados.