BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Sobre la glamourosa boda de Pierre Casiraghi, enlace del verano

Foto: Instagram Armani

Foto: Instagram Armani

El glamour fue el absoluto ganador y el vestido de la guapísima Beatriz Borromeo el más comentado del verano. De color blanco roto, el clásico de Alta Costura de Armani ha triunfado hasta el punto de que especialistas en moda ya aseguran que es la novia más elegante del año.

Foto: Instagram Armani

Foto: Instagram Armani

Idílica, así fue esta segunda boda, ahora religiosa, entre Pierre Casiraghi y Beatriz Borromeo. Todo el pueblo entregado a la causa, bellas flores por todas partes, invitados como Poppy Delevigne y el travieso Lapo Elkann fueron los fabulosos secundarios de una película en la que brillaron más que nadie los novios, jóvenes (a punto de cumplir 30, ella; 27, él) y guapos, llenos de amor y sellando públicamente el compromiso mutuo a compartir la vida. El escenario contribuyó al glamour: la isla San Giovanni (podéis cotillear sobre tan maravilloso lugar aquí)

boda-1

 

boda carlota-2 carlota

Lapo y Bianca Brandolini.

Lapo y Bianca Brandolini.

Reconozco que ella me encanta: no es la típica mosquita muerta y algo lacia que se casa con un hombre guapo y rico para posar junto a él cual florero. Por el contrario, es una periodista valiente que ha triunfado en su país, Italia, gracias a unos artículos de investigación que podrían reconciliarnos con el periodismo. Siempre critica con todas sus fuerzas a Berlusconi y, por ejemplo, ha defendido más de una vez el matrimonio homosexual en un país que no es tan abierto de mente en este tema. Reconozco, eso sí, que soy más fan todavía de su abuela, Marta Marzotto, que fue la que más se divirtió en la boda (aquí tenéis su Instagram)

Y de él, ¿qué decir? Es cierto que el hijo pequeño de Carolina de Mónaco se mete en líos de cuando en cuando, pero tal vez sea porque vive a tope la vida.

Qué queréis que os diga: hacen una pareja ideaaal, soñada, y el que diga lo contrario:  a) es envidioso o b) está altamente confundido. ¿No os parece?

Los comentarios están cerrados.