BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Isabel Preysler y Vargas Llosa, adolescentes ‘in love’ en Lisboa

¿Creíais que el culebrón Vargas Llosa – Preysler estaba finalizado, al menos por un tiempo prudencial? Nada más lejos de la realidad: la revista Hola le ha dedicado su nuevo número… ¡tres portadas en menos de un mes!

hola

Las dudas que teníamos sobre si Preysler estaba en nómina de la revista junto con sus hijas parecen disiparse como las pocas ideas que nos quedan en este verano ingrato, al menos en Madrid, donde estos días estamos alcanzando temperaturas muy perjudiciales para la salud, al menos para quien viva sin aire acondicionado (yo).

A lo que íbamos: si el otro día escuché de labios de una avezada periodista del corazón asegurar fieramente que Isabel Preysler no concedería ninguna exclusiva, rechazando así cheques que podrían alcanzar cantidades de 600.000 euros, pero, ¿cómo podemos denominar esta nueva portada? Vale, es cierto, la reina de corazones no ha salido opinando ni hablando de su vida privada. A cambio, la vemos DE LA MANO junto a su “adolescente” novio, sí, adolescente, así lo califican sus propios amigos, que aseguran que ha recuperado una ilusión que parecía perdida.

Total, que en la revista, que he devorado esta mañana mientras me tomaba un Frappuccino en el Starbucks, se les ve ora cenando elegantísimos (chaqueta y corbata él, mono blanco sin mangas y semitransparente ella), ora bailando sonrientes, ora intercambiando una mirada de complicidad y… ¡un besito en el coche! No, hombre, no, en los labios no, no me seáis vulgares. El besito se lo da el Nobel en la carita, como debe de ser, que el paparazzi estaba cerca.

Pero no, ella no habla. Y subrayo lo de ella: él sí ha hecho unas no tan jugosas ni tan sorprendentes declaraciones: “Nuestra relación va muy bien”.

Que no, que ella no ha dicho ni mú, al menos de momento, y la avezada y famosísima periodista del corazón de la que hablaba hace un momento asegura que no va a hablar. Que la Preysler cuando dice que no es que no. Claro que, bien pensado, ¿para qué va a hablar ella, si ya lo hacen sus hijas? Primero lo hizo Tamarita, en su revista y en la 080 Barcelona Fashion para decir que el Nobel es lo más y que es su escritor favorito, además de asegurar tan tranquila que había leído (ejem) la mayoría de sus novelas.

Luego sucedió lo de Ana Boyer, la hermana recta de la familia, de la que se dijo que estaba algo sorprendida (por no decir enojada) con la relación amorosa pero también millonaria que se ha creado entre su mamá y el ínclito escritor. Pero no, de enfadada nada de nada, al contrario, como aclara esta semana, previo cheque bancario, en la misma revista de su mamá:

– “Animaba a mi madre a que rehiciera su vida y buscara la felicidad. Y ahora la veo muy contenta”

– “Para mí lo importante es que mi madre esté feliz, y todos sus hijos la animamos a que haga aquello que la lleve a ser feliz”

-“Es algo con lo que yo he crecido y que pasaba en mi vida desde pequeña, así que lo intentamos llevar con naturalidad. Obviamente, hay muchas veces que cuesta e interrumpe tu día a día” (refiriéndose a la atención mediática de estas últimas semanas)

La parte menos divertida del culebrón también continúa: si Patricia Llosa aseguró en un comunicado que hace poco habían celebrado el 50 aniversario en amor y compañía, Hola aclara que de eso nada, monada, que lo que se celebró fue el doctorado “honoris causa” que le concedió al erudito la Universidad de Princenton, aunque reconoce que sí se brindó por la relación, pues los hijos aún no sabían nada de la ruptura.

Atención, atención: “Existía entre el escritor y Patricia un código de buena conducta, de relación cordial, aunque conocían desde hacía mucho tiempo la situación sentimental en la que se encontraban…”, se explica en las páginas.

Entonces, ¿por qué Patricia Llosa mandó semejante comunicado?, ¿tal vez ella no se enteró del código de buena conducta?

No sé vosotros, pero yo no entiendo nada. Será el calor… más me vale ir a por otro Frappuccino…

¿Pensábais que esto era todo por hoy? Pues no: el culebrón podría continuar esta misma tarde en Madrid, en la conferencia que imparte Vargas Llosa... Se dice, se comenta, se rumorea que Isabel Preysler podría presentarse cual oyente, pero yo apuesto a que no lo hará…

conferencia

4 comentarios

  1. Dice ser Juan Manuel Muñoz

    Rosy, lo que yo sigo sin entender es: ¿por qué Patricia sigue refugiándose en Madrid? ¿es esa su venganza, ver cómo es humillada por la prensa y marcar territorio: “A mi casa no entra esa mujer”? ¡¡Averígualo Rosy!!!

    02 julio 2015 | 17:20

  2. Dice ser Beatriz

    Verguenza de la prensa si es como Juan Manuel escribe. La Sra. Patricia es todavia la esposa de Mario VLL. La otra no deja de ser una vulgar amante ya que la separacion no es el credito para ser la novia. Y yo que pense que en esa sociedad los valores morales todavia contaban. Que es esto? Lo bueno es malo y lo malo es bueno. Realmente la relacion de estos adulteros es asquerosa. Y gritando a los vientos su amor de adolecentes. Por favor!!! Par descarados. Divorciese primero y luego haga de su vida lo que quiera

    05 julio 2015 | 02:15

  3. Dice ser Cristian

    De donde vengo a este tipo de mujeres se las llama “roba maridos”. Lei que sus amigas ya pueden respirar. La viuda alegre termino interesandose en alguien que no es cercano a ninguna de ellas. Que confianza se puede tener en este tipo de persona.

    05 julio 2015 | 03:22

  4. Dice ser Ana Maria

    Me parece valiente de parte de Vargas Llosa, a pesar de su edad, no querer permanecer en un relación donde se acabó el amor… porque? ….Por temor “al que dirán” de personas que no tienen nada que opinar en algo que no les concierne?
    No es mezquino, Patricia recibirá lo suyo más una pensión, es lógico que los hijos apoyen a la parte “que sufre”, pero tampoco intervenir, es un tema de pareja y el ya cumplio con ellos. Además si creemos en la justicia divina tal vez Patricia esté recibiendo “una cucharada de su propia medicina “

    27 julio 2015 | 04:00

Los comentarios están cerrados.