BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

El quinto aniversario de Vanity España

cQueridos amigos y amigas, después de una temporada alejada del glamour (es lo que tiene el verano) por fin llegó la fiesta que cada año celebra la revista Vanity Fair. La primera de la temporada, que este año celebraba el quinto aniversario de la revista. A mí me hizo una ilusión tremenda tenerme que poner de gala, pero lo que no sabía es que la cosa iba a ser de lo más aburrida. No había a penas estrellas de las que me gustan. ¿Dónde estaban todos los actores de este país? ¿A ninguno le apetecía ir a la fiesta de Vanity? No entiendo nada. Lo más parecido fue Andrés Velencoso, modelo y novio de, que ahora tiene ganas de ser actor. A éste solo puedo sumar algunos nombres interesantes como el de la bloguera María León, Nuria March, Mar Flores y la baronesa Thyssen. Como veréis, aburrido, todo muy aburrido. Lo mejor de todo fue la localización, la embajada de Italia. ¡Maravillosa! Estos chicos de Vanity quieren ser tan, tan exclusivos, que pecaron de aburridos.

Como en toda fiesta aburrida, lo mejor nos lo contaron en el photocall. Por allí pude conversar con mis personajes preferidos de la socialite, las Segrelles, madre e hija. Ambas dos posaron juntas a la entrada y presumieron de llevar vestidos comprados y no prestados. Eso para ellas es una ordinariez. Son tan finas que compran. ¡Están perdiendo la chaveta! La madre nos aseguró que no iban a decir de quién era su vestido porque nadie les había regalado uno. Cuando se lo regalasen, lo dirían, pero si son ellas las que lo pagan, no tienen por qué decirlo. ¡No entiendo nada! Desde que Paloma se separó de su marido, no da un paso sin su madre. Están 24 horas juntas y permíteme que te de un consejo. Es fantástico llevarse bien con una madre, yo a la mía la amo, pero todo tiene un límite. Debes quedar con amigas, salir… No se, despegarte un poco de tu madre. Tal es la relación que cada día cuesta más diferenciar a una de otra. Además de quererse tanto, creo que comparten cirujano plástico y esto ayuda mucho más a que cada día sean más clavadas.a

A la que encontré maravillosa fue a Mar Flores. Fue acompañada de su marido Javier Merino, pero a la hora de posar, prefirió hacerlo sola. Nos contó que el no está pasando por su mejor momento y prefirió no exponerse. Manejó la situación con tanta franqueza y con tanto cariño, que nos ganó a todos al instante. Lo que más me gustó es ver lo compenetrado que está el matrimonio y lo mucho que se aman y se entienden. ¡Olé por Mar y Javier!

Igualmente compenetrados, como siempre, vimos a Alaska y Mario, que llegaron tarde pero nos sacaron las primeras carcajadas de la noche. Y creo que las únicas. Porque como comprenderéis, con la bloguera María León no nos vamos a reír. ¿De qué planeta es esta chica? Que de pamplinas tiene. Vive en los mundos de no se quién y no paró de hacerse fotos para su blog. Era para verla subiendo las escaleras y poniendo poses imposibles para luego subir a sus perfiles en las redes sociales. No entiendo nada. ¿Eso le interesa a alguien?

La que sí que me interesa es la baronesa Thyssen. Cómo no podía ser de otra manera, le pregunté por su relación con su hijo a lo que con una sonrisa de oreja a oreja me dijo que seguía sin tener contacto con él desde hacía un año. Después de eso siguió caminando y desapareció entre los invitados. Qué asumido lo tiene como para hablar de ello sin que aparentemente le afecte. Digo aparentemente porque sabemos que le afecta y mucho.

Yo ahora solo espero que la próxima semana tengamos una de esas fiestas que acaban a las tantas de la madrugada en el Toni 2 cantando al piano.

 

1 comentario

  1. Dice ser la Veroa

    ¿Y cuál es tu fuente? ¿Times New Roman?

    14 Octubre 2013 | 23:03

Los comentarios están cerrados.