BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Los hijos de la Duquesa ya se lo advirtieron

115738-620-282“¿Por qué no te vas a Marbella o a Ibiza?”. “Deberías descansar y estar más tranquilita”. Estas son las recomendaciones que Eugenia y Cayetano Martínez de Irujo le llevan haciendo a su madre, la Duquesa de Alba, en los últimos meses. Están preocupados por su estado de salud y no les gusta la idea de que la señora esté de turismo por el mundo. Pero la matriarca, como todos sabemos, es un espíritu libre y no hay quien la frene. Pues bien, la mujer ha sufrido una caída en Roma y se ha roto en fémur. En estos momentos se encuentra ingresada y tuvo que ser intervenida de urgencia durante la tarde del domingo.

Sus hijos están preocupados pero echan humo porque se veían venir el accidente. Cayetana está bien de salud pero necesita llevar una vida más tranquila. Eugenia, que tiene una especial relación con su madre, no piensa callarse y tiene previsto desplazarse a la clínica italiana en la que se encuentra y dónde tendrá que permanecer ingresada de cuatro a cinco días. Según me cuenta una amiga en común, que trabaja con Eugenia, la pequeña de la casa de Alba está preocupada porque sabe que este accidente no va a frenar a su activa madre. Según me dice: “Cada vez que Cayetana sale de viaje Eugenia puede llamarla al móvil hasta cuatro veces al día porque no se queda tranquila hasta que no la tiene de vuelta”.

Al parecer Alfonso Díez se mantiene al margen de todo y aprueba y apoya todas las decisiones que toma su mujer. Es lo mejor que hace, porque como se meta le van a dar por todos lados. Lo que sí hace es atender fielmente a las llamadas de sus hijastros, sobre todo las de Eugenia que es la que más pendiente está. A la Duquesa no le gusta estar controlada y coge el teléfono cuando le da la gana. “Eugenia sabe que Alfonso le responde a las llamadas siempre y se queda mucho más tranquila”, me asegura.

Soy tan fan de doña Cayetana… Es un alma libre y hace lo que le da la gana. Tiene 86 años y debería tener más cuidado, pero entre estar en Roma con su atractivo marido y estar en casa sentada 24 horas delante de la tele viendo Sálvame, me quedo con su opción, aunque entiendo la preocupación de sus hijos.

1 comentario

  1. Dice ser manuel

    Una caída se puede tener en cualquier parte. Mala suerte. Casa bien distinta es que la caída la hubiese tenido por culpa de un agotamiento excesivo, pero me consta que su actual marido es un hombre muy sensato y no habría permitido que eso ocurriera. Dentro del infortunio deseamos todos que todo vaya bien y esta preciosa mujer se recupere pronto y pueda seguir con su vida, tal como ella la ha elegido vivir.

    22 abril 2013 | 15:37

Los comentarios están cerrados.