BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Teresa Campos le pone voz a la princesa (y en primera persona)

Ayer hice día de reposo absoluto en el sofá de casa y, viendo Qué tiempo tan feliz, he descubierto que el libro de María Teresa Campos en el que habla de la princesa está escrito en primera persona. Escribe sobre las ideas, pensamientos y opiniones de Letizia como si lo dijese ella misma. ¡Qué fuerte!

Por eso el título es Princesa Letizia. Una historia ficticia basada en hechos reales. Hoy he salido corriendo a comprarlo para leerlo y mi asombro ha sido mucho mayor porque dice cosas tremendas que no creo que le hayan sentado demasiado bien a doña Letizia. Por poneros un ejemplo, asegura que su relación con la infanta Cristina siempre ha sido muy buena porque la apoyó mucho desde que comenzó su relación con el príncipe y que con Elena nunca fue demasiado fluida y es que ella piensa (lo piensa Mari Tere pero lo pone en boca de Letizia) que Elena hubiese querido ser la heredera de la corona.

Es un poco como el personaje que Paco León retrata en Carmina o revienta en el que una vecina con la cabeza perdida dice ser íntima de la reina y cuenta sus desavenencias con Juan Carlos. La verdad es que me estoy riendo mucho con el libro porque pinta a una Letizia mucho más cercana de lo necesario. Es como si la princesa fuese mi prima la de Cuenca. ¡Tremendo!

Creo que es una idea muy osada hablar por los demás y muchísimo más hacerlo en primera persona pero María Teresa Campos está en un momento vital y profesional en el que se lo permite todo. Ella le pone voz a Letizia y se queda más ancha que pancha.

Y desviándome un poco del tema, en la entrevista que le hizo ayer en su programa su hija Terelu hablando del libro, ella le recriminó irónicamente  a su hija que cuando le da la gana la llama Teresa y cuando le conviene la llama mamá. ¡Brava, brava y brava! Esa pregunta me la llevaba haciendo yo años y ella ni corta ni perezosa se lo soltó ayer durante la entrevista. Si puede hacerle esa pregunta a su hija, claro que puede ponerle voz a Letizia en primera persona, aunque nos pueda parecer en principio que es tener la cara tan dura como el cemento armado.

6 comentarios

  1. Dice ser parafashionyo

    De verdad que cada día alucino más….

    03 diciembre 2012 | 17:07

  2. Dice ser sara

    la vieja esta ya no sabe qué hacer para que hablen de ella….

    03 diciembre 2012 | 18:55

  3. Dice ser periquitoperez

    Es cierto, Sara,esta vieja es cansina a más no poder, ella, su hija y los paletos que las acompañan a modo de palmeros-chupa cámaras…insoportables. Pobre Leti, lo que tiene que aguantar.

    04 diciembre 2012 | 12:45

  4. Dice ser marganxo

    Con todo el respeto que me merece como profesional la Sra. Campos; yo creo que cuando uno llega a determinada edad, se pone el mundo por montera y se cree con derecho a decir y a hacer lo que le pase por la cabeza.
    Quien creé que es para decir lo que piensa la princesa Letizia, acaso es Dios o está dentro de su pensamiento? De verdad increible, pero mas increible es que le rian la gracia.

    04 diciembre 2012 | 12:51

  5. Dice ser lmh

    Este libro es, de verdad, alucinante, por el morro que le echa Maria Teresa. Se lee en una tarde, y supongo que se escribió en un par de horas, por lo enorme de la letra. Es absurdo titularlo Princesa Letizia: Deberia llamarse Maria Teresa Campos, porque lo que dice es lo que piensa la periodista, y punto. No se moja en nada, alterna expresiones como “coño!” con cursilerias simplonas, y incluso hay algún párrafo de auténtica vergüenza ajena, como cuando critica al programa Sálvame (ojo, como si fuera Doña Letizia la que no lo soporta), o incluye una carta que ella misma le escribió a la abuela de la princesa. Lo dicho, alucinante, por malo. Esperaba mucho más de un libro de la Campos, me quedé con la boca abierta.

    12 diciembre 2012 | 14:24

Los comentarios están cerrados.