BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Sorpresa en los premios Forqué

Los Premios Forqué parece que han aprendido la lección. Después de dieciséis años produciendo galas de tres y cuatros horas, la de ayer se nos hizo incluso corta. La verdad que todos estábamos encantados. Una gala musical, con lo que eso conlleva, pero llevadera gracias a sus dos maestros de ceremonia: Álex O´Dogherty y Pablo Puyol.

Los premiados causaron revuelo entre los invitados, sobre todo el de Mejor Actriz. Pese a lo que todos esperábamos, el galardón recayó en Elena Anaya (La piel que habito), que llegó tarde a la gala con unos pelos de acabar de salir de la ducha… Quedó clarísimo que la avisaron a última hora de que era la ganadora. Todos veíamos ya a María León con el premio, pero no fue así. Ella no se disgustó en absoluto. “Con las palabras que me ha dedicado Elena me voy gorda como un pavo para casa. Además, ya me estaba poniendo muy pesada yo con tanto premio” bromeaba la actriz que hasta el momento se ha llevado todos los reconocimientos de la industria por su papel en La voz dormida. La que no sabemos cómo se tomó lo de irse de vacío a casa fue Pilar López de Ayala. La actriz, cada vez más delgada, salió pitando justo al terminar la gala y no pudimos hablar con ella.

El premio que más gustó entre los asistentes fue el de Mejor  Actor para José Coronado. Ya se lo merecía y en No habrá paz para los malvados está formidable. Se nota que lo ha hecho bien durante su carrera porque no hubo nadie que no se acercase a darle la enhorabuena y a felicitarlo. El cariño era de verdad.

También pudimos ver a una Verónica Echegui más rara que de costumbre. Con un look que no sabría describir y con unas gafas de pasta que la ayudó a pasar desapercibida. ¡No la reconocía nadie! No se lo tomaremos en cuenta porque ella siempre ha tenido esos esnobismos y a pesar de ello es una de las mejores actrices que tenemos en nuestro país. También pudimos ver a Álex de la Iglesia y su chica, a Paco León con un traje de chaqueta maravilloso, a Raúl Arévalo, Adrián Lastra, Inma Cuesta, Kira Miró, María Barranco, Joan Cornet… Pero sin duda, los que mejor se lo pasaron fueron Jorge Sanz y Antonio Resines. El dúo hizo pandillón con Trueba, el director que los encumbró en los noventa, y brindaron por los viejos tiempos. Trueba y Resines se fueron a casa, Jorge siguió conquistando en la fiesta a todas las muchachas que pasaban a su alrededor.

Por lo demás nada destacado. Yo personalmente eche de menos este año algún numerito destacado como el que el año pasado protagonizó Juanjo Puigcorbé con la reportera de Sé lo que hicisteis.

5 comentarios

  1. Dice ser parafashionyo

    Que lástima que no se lo llevase María León. Lo peor de la gala fueron las pintas de las asistentes.

    http://www.parafashionyo.com

    24 enero 2012 | 18:45

  2. Por ahí estaba un amigo mío, seguro que no sabes con cuál de las invitadas se tomó unos tragos… te reto Rosy (tú que todo lo sabes)…

    24 enero 2012 | 19:01

  3. Dice ser Bloodymery

    Jorge Sanz… el juguetito roto… a qué se dedicará???

    24 enero 2012 | 21:54

  4. Dice ser anytonio larrosa

    Siempre ganan los mismos , ya estamos acostumbrados. No se ni para que hacen ese simulacro.

    Clica sobre mi nombre

    24 enero 2012 | 22:04

  5. Dice ser Carla

    ¿De verdad crees que el esnobismo está reñido con ser buena actríz? Seguro que se te ha escapado la pluma sin querer. Un beso.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    24 enero 2012 | 22:48

Los comentarios están cerrados.