BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Archivo de la categoría ‘Yong Li’

Bronca el primer día de Supervivientes entre el chino y Jorge Javier Vázquez

¡Ya ha empezado! Tres años después volvemos a hacer Marca España llevando a Honduras a la flor y nata de nuestra sociedad, al fruto de la inversión en educación, a las mentes más privilegiadas de… ¡Aibalahos!.

Perdón, perdón. Es que tengo también un blog sobre mecánica cuántica y se me ha ido el pinzote. Pero en algo sí tenía razón: hacemos marca España.

A veces no sé si Supervivientes es un programa español o un programa del gobierno hondureño para que los nacionales de allí se sientan a gusto con su país viendo lo que viene de fuera.

Porque claro, a mí me llegan y me traen a la Pelopony (sí, se supone que es un nombre de persona) y me dicen que en España es famosa y me planteo cosas. Como no ir nunca de vacaciones a España, por ejemplo.

Pero vayamos al grano: Supervivientes 2014 ha comenzado. Lo primero que vimos fue al grupo de los “famosos” (y lo entrecomillo porque este año estaba Telecinco de rebajas y ha contratado famosos con lo que llevaba suelto para el café Paolo Vasile) poniéndose ciegos a comer antes de irse a la isla.

Bibiana Fernández comía fruta con el ansia de un Koala con trastornos alimenticios. Y después llegó la debacle.

Estoy buscando clínicas para operarme los ojos por láser. No, no, qué va, veo perfectamente, pero precisamente por eso: quiero que me dejen miope y astigmático e incluso tuerto para no tener que ver de nuevo a Jorge Javier Vázquez con un traje de pantalones cortos color camuflaje.

Vitorio y Lucchino ahora mismo están arrancándose los ojos con la cucharilla del postre tras ver al repelente niño Vicente.

Era como si presentara Supervivientes un monaguillo vietnamita adicto a la gomina. Como el muñeco diabólico vestido de primera comunión y tratado con Just for Men. Joder, es que daban ganas de castigarle: era como el alumno pelota de una clase de colegio privado de los años setenta.

Sin embargo, mi adorada Raquel Sánchez Silva iba muy guapa. Sí, la pones delante de un seto y no la encuentras ni por el tacto, pero iba muy guapa. Y valiente, oye, que fue la primera en saltar del helicóptero.

Dijo Raquel que este año el helicóptero iba a estar más alto, más lejos de la isla y con la corriente en contra. Ya sé por qué hay tantos concursantes. Por los que iban a morir ahogados, para poder reponer.

Una de las primeras cosas que supimos es que la Pelopony, que si se echa al mar arruina la industria pesquera por infarto súbito de la fauna marina, se había llevado como objeto imprescindible un bote de lubricante de tamaño familiar. Se lo quitaron, claro.

Ahora va a tener que lubricarse lo que sea que se tenga que lubricar untándose una lapa.

La mayoría de los famosos saltaron bien del helicóptero, pero veamos algunas excepciones: A Rafa Lomana su hermana le ha prestado el palo de escoba que usa para ir siempre estirada. Su salto fue como si hubieran tirado un ganso desde el campanario, así como aleteando antes de hostiarse.

Yong Li saltó, no sin antes afirmar que “Yong Li va a ganar mucho dinero, hay que apoyar a Yong Li“. Habla en tercera persona. Es como la Aída Nízar del oriente.

El jodío se puso a chillar al piloto que bajase el helicóptero y eso que el piloto tenía el aparato tan abajo que tenía los huevos mordisqueados por los peces.

Los chinos comen medusas, lagartos, insectos y hasta  perros, pero Yong lo que se comió fue una hostia doblada.

Después salió del agua como si fuera La cosa del Pantano. “Qué quieres, qué quieres, joder”, le dijo a Jorge Javier Vázquez cuando conectó con él. “Se te ve que tú no haces ejercicio“, añadió, tocándole las pelotas al niño de los pantaloncitos cortos y sembrando la semilla de la bronca.

Katia, la hermana de Cristiano Ronaldo se tiró como con ansia, dándose impulso. Un poco más y las hélices del helicóptero le cortan el pelo a la altura de los omoplatos.

Bibiana entró como para pegarle un bocao al mar. ¿Sabéis ese juguete que tiene como muchos alfileres y si le pones la mano se queda marcada en 3D? Pues en el fondo del mar está marcada la cara de Bibiana. Ahora mismo los peces están flipando con la señora esa que les mira desde el fondo.

El nuevo lecho marino de Cayos Cochinos

El nuevo lecho marino de Cayos Cochinos, esculpido por Bibiana de un bocado

La Pantoja sobrina le dedicó el salto hasta al último habitante del planeta. Uno por uno. Incluídos los chinos, indios y rusos. Con sus nombres y apellidos.

Le dieron fatiguitas por el canguelo, pero al final saltó. El barco de “los bonitos” desapareció en directo.

Poco después lo encontraron y por desgracia seguía a flote. Al principio se les vio muy de fiesta, pero como solo tenían para beber zumos de frutas según avanzó la gala aquello parecía un velatorio en alta mar.

Les faltó arrojar las cenizas de alguien por la borda. Aunque algo sí arrojaron: el contenido estomacal de Viviana Figueredo, que echó hasta la primera papilla. Eso es amor por el mar. Acababa de llegar y ya les estaba dando de comer a los peces.

Viviana no sabe nadar ni con el chaleco salvavidas puesto. Si todos los primeros pobladores del planeta hubieran sido como ella, los dinosaurios seguirían siendo la especie dominante y nos habríamos extinguido nosotros.

¡¡¡CHIQUI TAMBIÉN ES CONCURSANTE!!!

Recordemos que Telecinco se lo prometió hace tres años y aunque yo pensé que la habían olvidado al final han cumplido la promesa.

Eso sí, lo de que apareciera con unos cocos tapándole las tetas estaba de más.

Jorge Javier Vázquez la vio y se puso a hacer ruiditos de ternura como si le hubieran puesto en pantalla a un cachorrito de labrador con un lazo en el lomo.

Esta chavala (que va a la isla de los “bonitos”) va a tener broncas hasta con las palmeras. Para cuando acabe en esa isla en lugar del Caribe la zona se va a llamar el Cabreo.

Como si la hubieran llevado secuestrada, Chiqui lloraba en Honduras y el marido de Chiqui lloraba en el plató. Eso era un no parar de alegría.

Era como Sonrisas y lágrimas, pero sin las sonrisas y con ración doble de lágrimas.

Los famosos hicieron varias pruebas de recompensa, una de las cuales sirvió para que las domingas de Leo Margets se declararan independientes del biquini, y las cuales perdieron casi todas (la única recompensa fue no palmar en el momento) y al acabar la última, no sabemos muy bien por qué, Yong Li siguió dándole caña a Jorge Javier Vázquez: “¡¡Esto tú no lo haces en un mes!!”.

Y entonces el niño con el pijama de las horteradas se cabreó y le dijo: “La mala leche que puedas tener por perder la prueba, te la comes y no la pagas conmigo”. Y por si a Yong no le había quedado claro le espetó (me encanta el verbo espetar): “El que está concursando eres tú, yo no tengo que ir a hacer ninguna prueba”.

Para rebajar la tensión Bibiana explicó que tenía gastroenteritis y que básicamente si se esforzaba mucho se podía cagar encima en plena prueba.

Y claro, no era plan de dejar el mar como una mousse de chocolate ondulante. Ya sabéis: bacteria mala y Supervivientes guarro: muñeco de barro.

Yo ya veía a Bibi sobrevolando la isla a escape, dejando aquello como si fuera un anuncio de chocapic. Creo que cuando acabó la gala hizo un agujero en el suelo de la isla para deponer y ahora a Cayo Paloma lo llaman Cayo Bollicao, por el relleno.

El caso es que en las primeras nominaciones salieron como NOMINADOS PROVISIONALES: ARAN, LEO Y YONG LI.

¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOO, YONG NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!

Se suponía que a continuación los de la isla bonita nominaban también, pero no dio tiempo, así que nominarán el miércoles y con lo que ellos digan saldrán los nominados definitivos.

Y así acabó la cosa, amigos y amigas.

¡Gracias a todos los que lo visteis en directo conmigo!