BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Archivo de la categoría ‘Realities por el mundo’

‘Little Miss Perfect’ o cómo explotar a tu hija y volcar en ella tus complejos

Ah, amigos.

Bien sabéis que soy seguidor y comentador de realities: GH, Supervivientes, OT, Acorralados… y formatos por el estilo, en los que el sentido del humor es la única manera de disfrutarlos sin acabar majareta.

Sé que muchos me habéis reprochado ésto, que si soy un borrego, que si los concursantes tienen las neuronas justas para no cagarse en los desfiles…

Pero al fin y al cabo, somos adultos, ellos que participan y yo que lo comento, así que si queremos, estamos en nuestro derecho de hacer (mientras no le metamos el dedo en el ojo a nadie) lo que nos de la real gana y de poner nuestra imagen a la altura de un chicle pegado en la acera.

Peeeeeeero, hay realities que se pasan siete pueblos, como por ejemplo, ‘Little Miss Perfect’ . Veréis, en EE UU, una nación coherente donde las haya, hay mucha tradición de concursos de belleza femeninos… infantiles.

Sí, se trata de exhibir a niñas de pocos años como si fueran… (aquí he quitado una comparación que mejor me callo) y de meterles en la cabeza que ser guapa es lo más importante.

Pues este reality lo que hace es seguir y mostrar cómo hay madres, la mayoría gordas y/0 feas como si las hubiera parido un orco de Mordor, cogen a sus hijas y las “animan” a ser pequeñas modelos de concurso, enseñándoles posturas en plan “sexy”, maquillándolas, peinándolas y vistiéndolas como si fueran a trabajar a un bar de carretera.

A mi eso me parece deleznable. Volcar tus frustraciones en tu hija, haciéndola pasar por mil torturas y decepciones, sólo porque quieres que algo de ti sea guapo y los demás lo reconozcan.

Hacer que tu hija de seis, siete, ocho años se exhiba vestida como una adulta y en posturas y situaciones de índole… voy a decir sensual por ser suave, es de tener muy pocos escrúpulos.

Os dejo un enlace por si queréis (no os lo recomiendo) ver un tráiler del dichoso programita.

http://www.youtube.com/watch?v=G2Gq6xV0jeg

Telecinco no ha comprado el reality con niños

Qué queréis que os diga, a mi me gustan los realities, os lo he dicho mil veces ¡¡Tengo un blog sobre eso!!

Pero precisamente porque me gustan, me dan asquito cuando se pasan de la raya, y cuando directivos sin escrúpulos se sientan en una sala a darle una vuelta de tuerca e idean algún truño alejado de cualquier ética.

En este caso me refiero a los formatos de Boys and Girls Alone y Kid Nation.

Luego os hago un resumen exhaustivo del contenido, pero básicamente consiste en meter niños (entre 8 y 12 años) en una especie de granja (solos) a ver cómo se las apañan.

Después de la polémica que esto ha levantado en EE UU y en el Reino Unido, donde se han emitido cosas similares, pensé que no llegaría a España y parece que así es (de momento).

Telecinco me ha confirmado (bueno, a través de un periodista de 20minutos que me hace el trabajo sucio y limpio) que NO ha comprado el formato, como se ha rumoreado por ahí.

Me alegro mucho, la verdad, un OLÉ por Telecinco.

El caso es que a tenor de esto he estado hablando con la oficina del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid (ésto sí lo he hecho yo) y me han contado algunas cosas interesantes.

Beatriz Martínez, que es técnica de esa oficina (además de muy simpática y atenta) me ha explicado que en principio no hay ninguna ley que impida la aparición de niños en la tele (de hecho aparecen constantemente) pero que sí hay una serie de garantías para que esas apariciones no dañen el honor o la imagen del menor.

Por lo pronto, los menores deben contar con una autorización expresa de sus padres o tutores, aunque hay casos en que se acepta que un menor de 18 años dé su propia autorización (que sea maduro y responsable para hacerlo, pero no es el caso de menores de 12 años como plantea este formato).

Además, la Fiscalía General del Estado emitió dictó una norma que obliga a dar parte a la Fiscalía de cualquier programa en el que vayan a aparecer menores.

Normalmente es la productora del programa la que se dirige al organismo, al que tiene que contarle de qué va, cómo se va a tratar la imagen de los menores y cosas por el estilo.

A partir de ahí, la Fiscalía puede autorizarlo, pedir más información e incluso llegado el caso, paralizar la emisión o grabación del programa.

Además, me explican que al margen de las leyes, para la Oficina del Defensor del Menor este tipo de formatos despiertan muchas dudas, porque de partida tiene un planteamiento inadecuado.

También hacen una observación, muy inteligente, y es que no sólo habría niños en la pantalla, sino viendo la pantalla, con lo que habría menores que podrían ver situaciones poco adecuadas.

¿Como cuales? Aquí respondo yo:

En la versión estadounidense, Kid Nation, una niña se quemó la cara con aceite hirviendo, intentando cocinar, y otro bebió lejía por error.

En la del Reino Unido, Boys and Girls Alone, los espectadores presenciaron a niños llorando impotentes porque no podían hacer las tareas que les habían asignado.

Precioso, vamos, ver cómo niños sufren accidentes y se enfrentan a situaciones traumáticas de estrés. Divino.

¿Y qué ganan esos padres a los que les deberían retirar la custodia?

Pues en el caso estadounidense, 5.000 dólares (3.541.89 euros) y si su hijo ganaba, otros 20.000 dólares. (14.162.35 euros). Por ese dinero vendieron la seguridad de sus hijos.

Una de las madres dijo que la CBS le había dicho que el programa era básicamente como un campamento de verano. Y se quedó tan contenta, la señora.

Además, no le preocupó, ni a ella ni al resto firmar los contratos, donde hay claúsulas que yo no firmaría ni para mi perro, como:

“Acepto que el programa puede tener lugar en zonas peligrosas y puede exponer al menor a riesgos y condiciones que pueden provocar heridas graves, enfermedades o muerte, incluida la exposición a calor y frío extremos, delitos, inundaciones, colisiones, caídas o encuentros con animales salvajes”. Casi nada, y lo firmaron.

O esta otra, en la que los padres aceptan que el programa pueda causar en su hijo “daños emocionales, enfermedades, dolencias de transmisión sexual, sida o embarazos”. Y lo firmaron.

Y por si fuera poco, por si les daba por denunciar, los padres se comprometieron a no revelar datos del programa durante cinco años y apoquinar cinco millones de dólares a la CBS si hablaban. Y lo firmaron.

Llegados a este punto yo ya no sé quién está más loco…

NOTA: En un principio he pensado en poner un vídeo del programa, pero me ha parecido que eso sería darle pábulo a estas cacas de programas, así que mejor sin imágenes.

Se buscan gordos arrepentidos: Razón aquí

Mientras que en España Antena 3 se está pensando adaptar el formato Cuestión de peso (una especie de coach) en Estados unidos acaban de empezar el casting de la enésima edición de The Biggest Loser, que es como un OT, pero en vez de gorgoritos, hay que hacer ejercicios.

Ya sabéis, se trata de un reality en el que cogen a obesos y los ponen a adelgazar, el que más pierde, gana, y el que menos va perdiendo semana a semana, queda eliminado.

O sea, que eres gordo, vas a perder peso, y te echan, por lo que te condenan a seguir gordo, y probablemente morir de forma prematura por alguna patología derivada del exceso de peso. ¡Qué guay! ¿no?

El caso es que en EE UU nunca les faltan gordos que llevarse a la boca, o al casting. El director de audiciones dice que lo más importante es “su decisión a perder peso”. Toma ya, ¿pensaba que estaban ahí para aprender a bailar la conga?

Aquí podéis ver el cásting.

Y os dejo vídeos de anteriores ediciones (han hecho de todo, madres e hijas gordas, parejas, en solitario…). Lo cierto es que a los ganadores los dejan hechos unos figurines…


No sé, a mi un programa que juega con la salud de la gente (sí, tienen dietistas y entrenadores, pero dejan fuera a la gente, en un país en el que la sanidad es enormemente cara) no me gusta nada.


Pones un reality… y se te caen los mismísimos al suelo

Lo mismo me da que sean los ovarios o los testículos, hay realities capaces de ponértelos de corbata o hacer que se te caigan al suelo del susto.

Como en España los realities más tradicionales están ya más que explotados y tampoco estamos todavía suficientemente locos como para traernos los formatos más extremos, las cadenas se empiezan a interesar por los realities de miedo.

Y es que el miedo es un sentimiento, que paradójicamente, nos gusta, aunque nos hace sufrir. Como mi novia del instituto, que estaba buena, pero me puteaba a machete… En fin.

Uno de los que más éxito han tenido (era una ironía, gracias por la apreciación) es El juego del miedo, que se hace en Chile.

Cogen a un buen puñado de jovencitos, de entre 18 y 24 años (supongo que para asegurarse de que no hay infartos) y los meten a vivir a una mansión o edificio que tenga leyenda de encantado.

Eso sólo ya acojona, os lo aseguro. ¿Os imagináis vivir un par de meses en un hospital abandonado? ¿O en un antiguo matadero? ¿En una cárcel en ruinas? Vamos, para salir depilado del susto.

Pues de eso se trata. Además, los llevan a sesiones de espiritismo, hacen pruebas en cementerios, bosques siniestros, y sitios de esos, peores que una administración de hacienda entre mayo y junio.

Y diréis los más valientes, “bah, a mi no me da miedo, yo no creo”. Pues anda que no meten ahí a valentones, y se acaban cagando la pata abajo el primer día.

Lo sobrenatural es lo que tiene. Por mucho que no creas, en tu subconsciente pervive esa traza animal, esa vena de superstición, esa tendencia a conectar con lo desconocido (parezco Íker Jiménez) de cuando no había farolas y las sombras eran dueñas de todo en cuanto el sol se iba.

¿Triunfaría en España un formato así? Yo creo que sí. Por el mismo motivo que tienen éxito series como Entre fantasmas o Médium. Por lo mismo por lo que se llenan las salas de cine cuando hay una peli de miedo, o por el mismo motivo por el que siempre hay que hacer cola en el Túnel del terror.

El miedo, como la risa o el sexo, hace que produzcamos endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, que tienen el cuerpo efectos similares a los de los opiáceos…

¿Y quien no quiere sentirse así de bien sin acabar esperando la furgoneta de la metadona?

Antena 3 nos trae gordos y ricachones infiltrados

Eso se comenta y se publica por ahí. Antena 3, esa cadena conocida por estrenar realitys a porrillo y con gran éxito( véase como ejemplo La vuelta al mundo en directo) está preparando dos nuevos realitys.

Uno es la adaptación de Secret millonaire, que se emite en la Channel 4 inglesa (además de en Alemania, Dinamarca y Holanda) y que consiste básicamente en hacer flipar a un pobre metiéndole en casa a un rico sin decírselo. Lo produce ONTV y aquí se llamará El secreto.

O sea, que cogen a un millonario, lo maquean, lo hacen pasar por pobre y lo meten en un ambiente pobre, o sea, en plan súper aventura. Al cabo de diez días, el millonetis de turno revela su verdadera identidad y le da a los pobres pasta o les ofrece un trabajo, en plan generoso, oye.

Ya me lo imagino, en el salón de 60 m2 con los amigotes ricos: “Pues sí, voy a vivir como un pobre, estaba aburrido de Bora, Bora, ¿sabes?”

A mi me pasa eso, o sea, acojo a un tipo en mi casa, y a los diez días de ponerse gocho a comerse mi comida me entero de que es rico y lo secuestro. Toma reality.

El primer programa al parecer va de una mujer nigeriana que gana 300 euros al mes y que alquila una habitación, donde se va a meter el ricachón. Entre los forrados veremos a un Arquitecto, un empresario del ramo inmobiliario, un publiciasta y alguien de las artes gráficas.


El segundo reality que está preparando Zeppelin. Es una adaptación de un formato argentino que se llama Cuestión de peso va de coger a diez gordos (gordo no es despectivo, es un adjetivo) y ver cómo adelgazan. Les ponen un dietista, un psicólogo y cosas así para que se queden tirillas.

Es una especie de Fama, sudan lo mismo, pero sin bailar. ¿Me cogerían a mi? hum, lo consideraré y ya si eso os cuento, porque unos kilitos no me iría mal perder

El caso es que Telecinco ya tenía los derechos de The biggest loser, aunque lo tiene aparcado. Este formato es espectáculo de verdad, es un concurso en el que gana el gordo que más peso pierde en menos tiempo. Súper sano, vamos.

¿Veréis estos programas? Sed sinceros.



A más de un macarrilla lo metía ahí dentro

¿Habéis visto la noticia del 20minutos?

Antena 3 ha comprado los derechos de un reality que se emite en Inglaterra y Francia, que se llama That’ll teach them, algo así como Se van a cagar estos ahora.

Bueno, a lo mejor he traducido con demasiada libertad. Es más bien Ahora aprenderán, o Así aprenderán.

Básicamente consite en meter en un internado de palo a veinte o treinta malotes y chonis y darles clase como si estuvieran en 1950.

O sea, mano dura y profesores estrictos. De comer, todos los días rancho del malo, madrugones, clases, clases, clases y exámenes.

Al que la cague o se rebele, a limpiar escaleras o pelar patatas cual capullín de alelí. Y al que catee alguna, unas orejas de burro de las de toda la vida. Y claro, todo grabado con camaras por todos lados, y sin presentador.

A mi me da miedo, porque cogerán el formato y lo estropearán. Le añadirán cosas chorras y al final se comerá los mocos como La vuelta al mundo en directo.

Además, con lo macarras que son algunos jovencitos (alguuuuuuunos) de hoy en día (parezco un abuelo) lo mismo acaban dándole una paliza al profesor, al jefe de estudios y robando las cámaras para venderlas por el barrio.

Como encima son menores, no se les pueden aplicar sistemas de diálogo para convencerles de lo negativo de su actitud, como la silla eléctrica, el potro, el garrote vil o la hoguera.

Se supone que el programa tiene dos objetivos: enseñar a la muchachada (nuuuuui) a estudiar y comparar los sistemas de estudios de antes y ahora.

¡¡Que tiemble la ESO!!

Yo no se cuantos varazos de avellano se llevaría mi padre, pero aún recuerda el tío todos los puñeteros ríos de España y la mitad de la lista de los reyes godos…

En fin, ¿cómo lo veis? ¿Lo veríais?