BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Archivo de la categoría ‘Mujeres y hombres y viceversa’

Cómo apadrinar un Tronista de Telecinco: manual de uso

Las formas de vida conocidas como tronistas son esos simpáticos seres hembras y machos que salen en el programa Mujeres y Hombres y Viceversa, un formato de televisión que igualmente podría haberse llamado Pelopicopata o Waku Waku.

El caso es que los y las tronistas son como un grupo de gremlins en un spa: se reproducen a una velocidad pasmosa.

¿Estudias, trabajas o eres tronista? es la pregunta de moda en las discotecas.

Ah, las discotecas. Ese es su medio natural. Allí es donde viven, beben y cazan. Y ya, porque comer no comen. A ver si no de qué iban a tener esas delgadeces de barbie con colitis.

El problema es que a los tronistas les pasa como a los pobres galgos (no dejéis de adoptar un galgo si podéis): que cuando ya no valen los echan a la calle y se quedan desamparados.

Y claro, necesitan un hogar, porque por lo general el único cerebro que les funciona tiene forma de glande o de clítoris.

Así que si sois gente de bien y queréis adoptar a un o una tronista, éstas son mis recomendaciones sobre los cuidados que debéis darles:

– Tened gomina y laca siempre en casa. Necesitan ser cepillados a menudo.

– Las hembras tienen una piel muy sensible, que hay que proteger con un centímetro de espesor de maquillaje. Nada de color carne, serán felices si las cubres con colores horteras. Eso atrae a los machos.

– En cualquier web dedicada a la maquinaria agrícola podréis encontrar un ordeñador automático. Ellos lo necesitan.

– También es recomendable tener una webcam. Se la ponéis y dejáis que se vean en la pantalla del ordenador al menos un par de veces al día. No más, porque si no se os quejarán los vecinos por los ladridos.

– A los perros hay que ponerles microchip. A las tronistas hay que ponerles tetas de silicona.

– Los tronistas hibernan. Su vestimenta escasa no les permite sobrevivir al invierno. Procúrales un lugarcito calentito para cuando llegue el frío.

– Cuando los tronistas nacen lo primero que ven es la cara de Emma García. Cerca de la colchoneta donde duerman ponles una foto de Emma sentada en unas escaleras. Les hará sentirse como en casa.

– Necesitan hacer ejercicio: a ellos llévales a correr, pero no por la calle, tiene que ser en una máquina, con hombres musculosos y sudados cerca y que huela a rancio.

– Ellas necesitan desgastar las uñas. A una tronista las uñas le crecen al triple de la velocidad normal que a un humano. Ponles una lima de uñas cerca.

– Lo mejor es tenerles esterilizados, pero si quieres cruzarlos no tendrás que hacer mucho. Júntalos, ponles música pachanguera y ellos solos se apañan.

Y ya está. Ya me contaréis que tal os ha ido con vuestro tronista.

No es un programa de la tele, son unas oposiciones

Esta mañana me dije, Gus, actualiza el blog, venga, sé valiente y habla de “Hombres Mujeres y Viceversa”.

Como hace tiempo que no lo veo (lo de Rafa Mora fue demasiado para mí) pues he entrado en su web a ver que se cocía.

Titular que me he encontrado: “Samira, ¿Tronista de día y buscona de noche?“.

No sé si seguir el post o dejarlo ahí, porque ese titular en la web de ¿concurso? lo deja todo claro para cualquiera con dos dedos de frente.

Y ahora es cuando me hago los enemigos:

Los que ven este programa (y se lo creen) son un montón de almas cándidas.

Primero, porque a este bodrio no va a ligar ni el cámara. Todos los participantes, tronistas o pretendientes, son un montón de vagos que quieren vivir del cuento (No creo que estudien ni trabajen si se pueden pasar la vida en el plató y saliendo de juerga).

Perdón, es que me sale el demonio que llevo dentro. No, en realidad son una gente responsable que se está preparando unas oposiciones, concretamente a Colaborador Televisvo, puesto que últimamente está más cotizado que el de ministro.

¿Os imagináis una encuesta entre los jóvenes de 14 a 30 años en la que diéramos a elegir entre ser ministro o colaborador televisivo? Miedo me da el resultado.

Pero es que este programa tiene una cara oculta perniciosa: intenta acomplejarnos.

¿DE VERDAD INTENTAN HACERME CREER QUE LOS CHICOS Y CHICAS QUE SALEN EN ESE PROGRAMA NECESITAN LIGAR EN LA TELE?

Ja ja ja ja

Es así de triste: si eres feo no puedes ir a la tele (al menos a Telecinco, claro). Sólo tienen cabida los maromos de gimnasio y las chavalas recauchutadas. Eso sí, cuerpos Danone, cerebros Petisuí.

Yo, que nunca pasaría el cásting de ese programa, me alegro, como me alegro de saber que nunca pasaría el cásting para ir a la cárcel.