BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Archivo de la categoría ‘La Voz Kids’

Ya se puede hablar sobre la estúpida filtración de la ganadora de La Voz Kids

Como ya ha pasado, creo que es el momento de hablar del tema: como sabéis por Twitter (sobre todo) se filtró hace días una foto de María, la ganadora de La Voz Kids en la que sostenía el “cheque” con el premio.

Los que la retuiteaban ponían cosas como “difúndela y ayuda a reventar la gala, ja ja ja” y estupideces del estilo.

Pues bien, yo pienso que son una panda de cretinos, probablemente de los primeros en quejarse si alguien les contara cómo acaba su serie preferida.

Lo único que han hecho ha sido reventarle a la gente a la que le gusta La Voz la sorpresa. Pero claro, son los típicos guays que piensan que son superiores a cualquiera a quien le pueda gustar la tele o un reality, motivo por el cual pueden joderle la sorpresa.

Telecinco envió un comunicado a los medios pidiendo por favor que no se diera esa información. No hacía falta: ningún medio decente lo habría dado.

Y en fin, contemos qué pasó en la final.

Por el amor de dios.

¿Por qué le hacen eso? Si quieren despedir a Jesús Vázquez en Telecinco deberían sentarse con él y decírselo abiertamente, pero el acoso laboral que le están haciendo no es ni medio normal.

¿Por qué le obligan a ponerse ese traje de cuadros de cuando la mili se hacía con lanza y ese pelo digno de preguntar:

– Mamá, ¿los pedos pesan?

– No, hijo.

– Pues entonces me he cagado.

Eso no era pelo, eso era una rata de angora sacada de una fábrica de tinte para canas. Era como si le hubieran puesto pelo al peso en la cabeza y en lugar de cuarto y mitad le hubieran puesto el kilo.

Jesús Vázquez en La Voz Kids (Telecinco)

Jesús Vázquez en La Voz Kids (Telecinco)

Eso no es parecer mo-derno, es parecer mo-nguer.

Y todo esto lo digo porque le quiero conceder al pobre muchacho el beneficio de la duda. O sea, que doy por sentado que le obligan (pero obligar con pistola en la cabeza y su familia maniatada en las vías del tren).

Porque si lo hace voluntariamente necesita urgentemente un profesional. Pero no un estilista, no, un profesional de esos que te recetan camisas blancas de las que se abotonan por detrás.

Para ir a juego (ese día la peluquera debía estar con una mala hostia que ríete tú de Belcebú) a Tania Llasera le habían puesto un tupé como si le hubiera escupido por el cogote una llama.

Tania Llasera, en La Voz Kids (Telecinco)

Tania Llasera, en La Voz Kids (Telecinco)

Es curioso, pero La Voz Kids es el único programa capaz de hacer que los resúmenes del programa duren más que el programa. Es como si escribiérais un resumen de El Quijote que durara más que El Quijote.

Los resúmenes son tan largos que para cuando acaban los niños están ya con la próstata como un melón y ellas con sofoco tras sofoco con la menopausia.

Más que resúmenes son requetesúmenes.

Me encanta cuando hacen esas tomas en las que se ponen los tres coach espalda contra espalda y la cámara les da vueltas alrededor. Es como si estuvieran en Kill Bill el Musical y fueran a sacar las espadas y ponerse a matar como si no hubiera mañana.

El caso es que en la gala final de La Voz Kids cantaron los Auryn. Un ejemplo claro de que cantar bien no es requisito imprescindible para dedicarse a la música. Es más, no es que sea secundario, es que como poner en el currículum que sabes inglés nivel medio. No vale para nada.

Había uno de ellos, uno con barbita que no se molestaba ni en mover la boca para cantar. O además de cantante es fan de José Luis Moreno o aquello era un play back de lo más back que he visto.

Los coach cantaron con sus chavalines y chavalinas. Bueno, cantaron, es una forma de hablar, porque Malú y los suyos acuchillaron una de sus canciones como si fuera la canción Julio César y quisieran insinuarle que debería dimitir.

Y Bisbi se arrancó con sus pequeñuelos a cantar ‘Ave María’ que temazo maldita sea. Si Mozart estuviera vivo seguro que la versionaba. Eso sí, me dejó un poco frío porque no hizo ni la bisbivuelta ni la patadita de la grulla popera.

La cualidad que Rosario más busca en las personas, su favorita, es que “tengan verdad”. De esto que estás en el curro y alguien te pide un chicle y luego llega otro y te pregunta si tienes un poco de verdad por ahí suelta.

En el caso de Rosario y su equipo cantaron “Sabor, sabor” y tuvo la suerte de que sus pupilos cantaban bastante mejor que ella, así que la canción les lució bastante.

Que bien está cantando últimamente Rosario, tiene la voz muy clarita“, dijo Bisbal. JA JA JA Tócate los higos, “últimamente”, dice. Ya puesto a echar piropos podía haber añadido “porque antes cantabas como una jodida camionera adicta a los ducados”.

El caso es que como el programa era grabado, lo que hicieron para elegir al ganador es que fuera el público del plató el que votara. Eso sí, con sus propios móviles, claro, pues les habían dicho que los llevaran para un concurso… ja ja ja.

Y poco más amores, ya sabéis que no comento las actuaciones de los niños. Efectivamente, ganó María y con razón, porque la chiquilla canta con un sentimiento que pone los pelos de punta.

Yo, por mi parte, sin tener derecho a hacerlo, le dedico la edición a Iraila. Siempre.

La última batalla de La Voz Kids, la que para siempre ganó Iraila

Hola a todos.

Anoche me tocó hacer una de las cosas más difíciles y más tristes de mi vida: hablaros de Iraila, la pequeña concursante de La Voz Kids y verla cantar sabiendo que no está.

Que no está entre nosotros, porque sé que hay algún lugar al que van los pequeños como Iraila cuando se les apaga la luz antes de tiempo. Porque se le ha apagado la luz, pero no la voz.

Comienza.

Jesús Vázquez había grabado una entradilla que pusieron antes del programa. En ella decía que este programa estaba dedicado a Iraila.

Dijo que la muerte de la pequeña Iraila “ha golpeado duramente a todos los que pertenecemos a este equipo“.

Recordó que “la participación en La Voz Kids la hizo muy feliz y fue en nuestro programa donde pudo cumplir uno de sus sueños”.

Y terminó diciéndole a la pequeña que “gracias Iraila por tu simpatía, dulzura y maravillosa voz“.

A partir de ahí emitieron el programa tal cual se grabó.

Eso lo hizo muy, muy raro. Muy duro, extraño…

Ya hablamos de esto cuando falleció Paco de Lucía. Es enormemente turbador ver el programa tal cual, con todos sonrientes y felices porque no sabían lo que iba a pasar.

Me pregunto qué sentiran Bisbal, Rosario y sobre todo Malú (que era su coach) al verse ahora, ahí, antes de saber lo que pasaría. Seguramente sienten tanta pena como nosotros.

Como no alteraron el programa, en primer lugar vimos una de las batallas a tres de Bisbal, con tres de las concursantes más mayores.

En otras entregas supongo que la gente disfruta del programa. Pero anoche no se podía. Supongo que como los demás, todos estábamos esperando ver a Iraila.

No, no es una cuestión de morbo. No es un interés insano, era más la emoción de despedirla, de decirle adiós, porque aunque no la conociéramos, que algo así pase te encoge el corazón.

No deja de sorprenderme, dejando a un lado el tema un momento, la entereza de los niños, cómo se toman las cosas, los fracasos, cómo relativizan las cosas.

La verdad es que no sabía ni qué decir. Se me hacía raro comentar las cosas que pasaban. Me daba la sensación de que dadas las circunstancias es una frivolidad.

Y llegó el turno para el equipo de Malú en el que cantaba Iraila.

Iraila, en La Voz (TELECINCO)

Iraila, en La Voz (TELECINCO)

Ponen en la pantalla un letrero que recuerda que se emite por deseo expreso de sus padres.

“Si pierdo será que no soy tan bueno como él, y si gano, pues… yuju“, dijo antes de saber quiénes competirían con ella.

Cantó con Salma y Mariz la canción Set Fire To The Rain, de Adele. Iraila, con once años, le hizo cambios a la canción de Adele.

Aún no me hago a la idea de que ya no está. Maldita sea, esto es tan raro, tan retorcido, tan… no sé, me quedo sin palabras.

Cantó muy bien, como siempre. Que voz tenía esta pequeña, que sentimiento. Qué lástima.

¿Cómo se escriben las lágrimas?

La pobre acabó la canción llorando, de la emoción, de la tensión, de felicidad. “Ella es muy pasional”, le decía Malú.

 Malú eligió para continuar a IRAILA.

Me tienes que prometer que vas a ser más fuerte“, le decía Malú. No sabes cuánto lo fue, Malú.

“No sé, que siento, es felicidad, pero tristeza por tus compañeras, son ganas de reír y de llorar… no sé, soy una llorona”, decía Iraila.

Iraila, cantando en 'La Voz'

Iraila, cantando en ‘La Voz’

Eso mismo sentimos todos, Iraila, pero en diferentes proporciones. Un poquito de felicidad y mucha, mucha tristeza.

Poco después, los coach decidían qué concursantes pasaban directamente a la final. Iraila no estaba, se tenía que enfrentar en los últimos asaltos.

 Si Bisbal y Rosario estaban llorandocuando grabaron ésto, no me quiero imaginar cómo estarán llorando todos ahora. Sobre todo Malú. Lo siento muchísimo por ella, porque ha tenido dos palos muy fuertes en muy poco tiempo.

 Malú no escogió a Iraila entre los que pasaban directamente a la final (ojo, no es un reproche) así que tuvimos la suerte de oír una vez más a Iraila.

 Iraila cantó la misma canción con la que empezó: “Diamonds”, de Rihanna. Esa canción tiene un verso que dice: “Eres una estrella fugaz que veo”. Eso fue Iraila, una brillante, preciosa y dulce estrella fugaz.

Y las estrellas fugaces no desaparecen, sólo van a brillar a un lugar diferente. Como Iraila.

El caso es que Malú se quedó con Carlos para la final. Así que ahí acabó la participación de Iraila.

Mirad, no es por peloteo, pero estoy seguro de que aunque la pequeña no hubiera tenido tan mala suerte, aunque no se hubiera producido la tragedia, no la habríamos olvidado.

En su despedida, la pequeña dijo: “Ha sido increíble, me lo ha pasado muy bien, a partir de ahora voy a seguir sonriendo”

Gracias por esa sonrisa, Iraila. Hasta siempre.

Sobre el fallecimiento de Iraila La Torre, de La Voz Kids

Hay cosas que no se pueden entender. Que te dejan impactado y te hacen preguntarte por el porqué de las cosas y de lo injusta que puede ser la muerte.

A estas alturas ya sabréis que Iraila, una de las primeras concursantes de La Voz Kids ha muerto. Ha sido a causa de un cáncer contra el que luchaba desde hace cuatro años.

La recordaréis perfectamente: era aquella chiquilla de gafas de color rojo que cantó Diamonds formando un diamante con sus manos sobre la cabeza y que no pudo acabar la canción al romper a llorar cuando se giraron los coach.

Una imagen de la pequeña Iraila, en La Voz Kids (Facebook)

Una imagen de la pequeña Iraila, en La Voz Kids (Facebook)

Entonces los tres, Bisbal, Rosario y Malú la consolaron y ella repitió la canción desde el principio. Su familia ha anunciado su muerte en su página de Facebook. Este mismo jueves iba a salir participando en Las Batallas, la fase eliminatoria.

Hoy mismo en la web de Telecinco se la podía ver en un avance de lo que llegaría esta semana. Dicen en Telecinco que los responsables del programa han acudido al velatorio y que esperan a conocer la “voluntad en lo que respecta a la presencia de la niña en el concurso, que fue grabado hace meses”.

La verdad, estoy triste. Afectado. No, no la conocía, pero eso no importa.

Lo que quiero pensar es que Iraila cumplió su sueño participando en La Voz Kids, pasando las audiciones y cantando, que era lo que más le gustaba hacer.

Ojalá lo pueda seguir haciendo allá donde esté. 

Sólo os dejo la dirección del Facebook de la pequeña, donde la familia expresa lo quiere que hagan sus seguidores y quienes quieran darla el pésame.

La Voz Kids y Jesús Vázquez con el traje más feo de la historia

Ya sabéis que la de anoche era la primera de las galas de batallas. O sea, duelos en los que los niños se enfrentaban de tres en tres en rondas eliminatorias en las que sólo uno ganaba.

Me imagino a señores cincuentones con billetes de cincuenta en la mano y apostando a pie de ring a ver quién gana y quién pierde. El día menos pensado entra ahí la Guardia Civil pensando que son peleas ilegales.

El caso es que los coach, por aquello de no comerse en solitario el marrón de cargarse a más infantes que Herodes en un día malo, se van a acompañar de asesores de mucho lujo.

Bisbi estará con Antonio Orozco (oye, Toñín, que de coach no, pero si eso vente de consejero).

Rosario, con la Niña Pastori. No confundir con la niña pastoril, que es una que lleva cabras al monte.

Malú con un señor que se llama Carlos Rivera y que al parecer es un “artista con mucha proyección”, lo que a mi me suena a “no le conocen ni en el registro civil”.

Sí, sí, llamadme ignorante, ahí conociendo a científicos, escritores, filósofos, pensadores… y sin saber quién es Carlos Rivera. Ni que fuera yo Bin Laden.

Antes de seguir… ¡¡¡DIOS SANTO, PERO QUÉ COJONES LLEVABA PUESTO JESÚS VÁZQUEZ!!!

Jesús Vázquez, con su traje (Twitter)

Jesús Vázquez, con su traje (Twitter)

¿¿¿Pero de dónde sacaron ese traje de color chicle masticado por un gingivítico? ¿Del armario de Kilométrico Boomer? ¿De las minas de riotinto?

Dicen que la única creación del ser humano que se ve desde el espacio es la Gran Muralla China. Y una mierda, la única creación que se puede ver desde el espacio es ese traje.

Al sastre que lo hizo le han echado del Colegio Oficial de Sastres. En la pasarela Cibeles tienen colgada su foto y le han puesto en busca y captura para azotarle las nalgas hasta que se le queden del color del traje.

Estimado Jesús Vázquez: el hecho de que no envejezcas no te da derecho a ponerte cualquier cosa. En lo de la moda NO TODO VALE. ESE TRAJE NO VALE.

Y por si fuera poco Tania Llasera iba de rojo. Pero no de rojo menstruación, no, de rojo hemorragia por bocado en la yugular. Me voy a comprar una puñetera tele en blanco y negro.

Me fastidia ver cómo le mienten a los niños, contándoles que si pierden no pasa nada, que deben tener constancia e insistir en su sueño de ser artistas. Sí, sí muy bonito.

Si yo fuera coach les diría: aprovechad lo que os quede para cantar en las reuniones familiares que de aquí a nada empezáis a criar pelo y se os va a poner una voz de fumadores de ducados que vais a flipar. Sí, adoro generar esperanza.

En fin, que os voy a contar, las que más están trabajando en La Voz Kids son las señoras de la limpieza, que tienen que secar el escenario cada dos por tres. Cómo lloraban los niños. Ahí había más corazones rotos que en una casquería.

Para la próxima gala los niños tienen que cantar entre conos amarillos de los de Caution Wet Floor. En el medio van a tener que poner una rejilla para que evacúe.

Y a los padres les van a poner pañales debajo de los ojos para que no se escuezan. Cómo lloraban al ver a sus hijos decepcionados.

A los suyos Malú les contó una historieta de cuando ella era joven y se creía “muy mujer y muy mayor” que parecía más una charla de prevención de drogas.

Las hizo ponerse pegatinas de animalitos a los niños: “El león está preparado para cualquier adversidad“, dijo Malú. Si leéis los periódicos veréis que anoche hubo una oleada de suicidios de biólogos y naturalistas. Saltaron en masa por los balcones al oír a Malú. Como si fueran lemmings.

Preparados para cualquier adversidad. Madre mía, leones MacGyver. Si llegan a tener un león a bordo, la peli del Titanic acaba con el barco llegando a puerto.

 “Va a ser una batalla preciosa”, les dijo Malú a las tres primeras que se enfrentaron. Preciosa, sí. Esta mujer cuando se quiere echar unas risas se pone la peli de 300.

Se confirma una cosa: los niños pequeños son los primeros en caer. Y es que en las batallas veías siempre a dos maromos / maromas y a un / una canijo / a que sabías que se iba fijo.

 “Qué dificil”, era la frase favorita de los coach. A lo mejor pensaban que iban a elegir melones maduros en lugar de niños…

 “Si no tenéis la pronunciación perfecta, oye, estamos en España y somos españoles”, les dijo Rosario a sus chicas sobre una canción en inglés. Claro que sí, y no les dijo que cantaran más alto, despacio y gesticulando de puro milagro.

“En los tríos no puedes exponer lo que tú eres, no estás al 100%“, dijo después Rosario. A ver, depende de con quien te toque. Al lado de Nacho Vidal pues no, claro, no puedes exponer nada.

Y poco más amores, muchas consolaciones, mucho “lo habéis hecho genial” y mucho niño que se va a casa.

La Voz Kids, o lo raro de los programas grabados cuando muere alguien

Los programas grabados tienen en ocasiones estas cosas tan raras.

Sabéis que Malú era la sobrina de Paco de Lucía, que acaba de fallecer. Ahora mismo Malú estará destrozada, porque le admiraba mucho, además del cariño propio del parentesco. “Tengo el corazón roto“, ponía en Twitter.

Sin embargo, anoche la vimos sonriente y tranquila en La Voz Kids, oyendo y seleccionando niños. Pero claro, eso es sólo porque el programa era grabado.

Y esa es la cosa rara, verla como estaba hace unos meses, inmutable por ser el pasado lo que vemos. En cualquier caso, desde este humilde blog, le mando un beso y un abrazo a Malú.

Yo no lo ví (estaría parpadeando, porque duró un par de segundos) pero pusieron un pequeño rótulo en el que se leía: “Dedicado a la memoria de Paco de Lucía“. Qué despliegue.

lavoz

Y tras ésta reflexión que podría dar para una larga conversación en un bar, os cuento un poco lo que pasó anoche en La Voz Kids.

La cosa comenzó con un plano totalmente marciano de Jesús Vázquez subido a una carretilla elevadora y apoyado en el micrófono de una de las manos gigantes que decoran el plató.

El pobre hizo la entradilla y luego se dio la vuelta así como con los cojoncillos pasando unos días de vacaciones en junto a su prima la nuez.

“Saluda a tu público, hombre”, le dijo Bisbi a un par de niños. Ya sabéis que es el consejo preferido de Bisbi. Lo que no entiendo es lo de “tu público”. ¿Es que lo traía de casa el niño?

Me maravilla (sí, imaginadme en el salón de casa, con las pantuflas y la batín de seda y maravillándome ante la tele) la cantidad de niños que cantan en inglés. ¿Tendrá futuro este país?

Y como ya me he descrito como el abuelo cebolleta en potencia que soy, os contaré la historia de un amigo mío que aprendió inglés traduciendo letras de canciones. Claro que eran de Sepultura, Iron Maiden, Slayer y esas cosas… pero ahí le tenéis, es un músico cojonudo.

Todos los coach están “súper” contentos con sus equipos. Como si no los hubieran elegido ellos, vamos. Faltaría más que dijeran “vaya mierda de equipo tengo, con esto me como los mocos doblaos”.

Y eso que insisto: han cogido a niños/as que cantan como para meterles en un colegio militar para que no lo vuelvan a hacer y han dejado fuera a niños que cantaban de puturrú de fuá.

El nuevo consejo que se las ha ocurrido a los coach para consolar a los zagales rechazados: que lo intenten otra vez el año que viene. Hala, y despachao. Y si el año que viene no le cogen, pues nada, otra vez. Y así hasta que tenga edad para ir a La Voz Yayos.

Bisbi es el más sentido. El muchacho oye a los niños cantar y se le ponen los pelos de brazos no de gallina, se le ponen de avestruz.

Ahora que lo pienso, y aunque no venga a cuento, ¿por qué ningún niño ha cantado Suo Gan? ¡Eso si que es una canción!

El Imperio del Sol. Qué peliculón.

Pero sigamos con La Voz Kids, que me voy por los cerros de Úbeda.

Con este programa me pasa lo mismo que con el de adultos: las últimas galas de audiciones son una putada para los que les toca cantar, porque claro, a los coach ya les quedan pocos puestos y se lo piensan muy mucho a la hora de darse la vuelta.

La primera en completar su equipo fue Rosario y yo creo que por no sufrir diciéndole que no a los chavales. Ahí estaba la mujer, ya girada en las actuaciones, tan ancha que se desbordaba por los dos lados a la vez.

A uno de los niños Bisbi le dio lo que parecía ser un gesto cariñoso de esos que te acarician la nuca, lo que pasa es que sólo le dio un poco en el pelo, porque si le llega a pillar bien con el impulso que iba la mano le deja las cervicales como un sonajero.

Creo que el público de anoche se lo han traído del Bernabéu, porque no veas los modos ultras que tenían para animar. Si el graderío llega a ser de asientos de plástico los arrancan de cuajo. Hasta bengalas podrían haber lanzado allí.

Bisbi fue el segundo en acabar su equipo e inmediatamente después, Malú, porque claro, cuanto te quedas sola es una putadilla no darte la vuelta, porque entonces eres tú y sólo tú el que está rompiéndole el corazón al niño…

“Malú, pulsa que está cantando mejor que tú”, le dijo Jesús Vázquez a Malú en un momento dado desde la sala de las familias. Este hombre se está pasando con lo de empatizar con las familias. El día menos pensado no le gusta que dejen fuera a un niño y les espera fuera para darles una paliza.

Y así acabó la cosa. La semana que viene comenzamos con las batallas (que serán de tres en tres), hala, más lloros y más penas… ¡Ahí os espero para echarnos unas risas!

En La Voz Kids no hay unicornios

Una vez más, os recuerdo (sí, ya sé que un día de estos os lo tatuáis) que en el caso de La Voz Kids no comento las actuaciones de los niños, sino sólo cosas generales del programa.

Estoy temiéndome que dentro de nada en La Voz Kids nos hagan un examen sorpresa. Sí, porque si no, es incomprensible por qué hacen tanto repaso. Que si quién se fue con quién, que qué dijo Bisbi, qué equipos tiene cada uno… creo que va a ser materia obligatoria en la ESO.

Por otro lado, alguien debería decirle a Rosario que en La Voz Kids sólo salen niños. Lo digo porque cada vez que se da la vuelta pone cara de sorpresa al ver a los zagales y las zagalinas, como si en lugar de un niño estuviera viendo a Harry Potter montando un unicornio. “¡Pero bueeeenooooo!”, dice siempre.

 A un pobre chaval le dieron la noticia de que estaba en La Voz cuando el pobre muchacho estaba viendo los delfines en el Zoo. Madre del amor hermoso, no te puedes despistar, giras cualquier esquina y ahí está Tania Llasera metiéndote en las Audiciones a ciegas.

Un amigo me contó que en una ocasión en que se estaba cortando las uñas de los pies se encontró a Tania Llasera debajo de una y tuvo que ir a cantar a telecinco.

Que manía tiene Bisbal de levantar a los niños y elevarlos por los aires cogiéndoles del sobacal. El día menos pensado se le va la mano y desgracia a un niño. Ya estoy viendo a la o al infante dejando los piños incrustados en el escenario.

De hecho, la mayoría de los niños que se van con Malú y con Rosario en realidad se quieren ir con Bisbi, pero les dan miedo las alturas y pasan.

 “Saluda a la gente”, es el consejo que más le mola a Bisbal. Se lo dice a todo el que puede. Si a Bisbi le hubieran condenado a morir en la hoguera durante los años de la inquisición él habría muerto saludando entre las llamas.

Esta edición Telecinco está que lo tira. ¿Pues no les regalan a los niños el cuaderno oficial de La Voz? O sea, una libreta con el logo del programa. Madre mía, que despliegue. Que demostración de poderío. ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Un mechero de los chinos?

A Rosario le van a llamar próximamente de una importante productora de cine. Quieren que sea ella la que interprete a la Madre Teresa de Calcuta en una película que se está preparando.

Y lo quieren porque en La Voz es la salvadora de los desamparados. Se da la vuelta en el 95% de los casos y en muchos de ellos en los que los demás no lo hacen. No se si es una coach o una protectora de pequeños cantantes. De aquí a nada la vemos pidiendo donativos para la comida de los cachorros.

 Además, cuando algún chaval o chavala se queda con ella sale al escenario y eso parece un mercado, porque la mujer se pone a vender a los chavalines como si estuviera en una subasta. “Tiene mucha fuerza, es muy linda, está en mi equipo…”, dice.

En este programa se deben partir el lomo todos los que curran en él, pero las que más deben ser las señoras de la limpieza. Más que nada porque se deben tirar todo el día pasando el mocho por la sala de las familias.

Ya sabéis, ese lugar indeterminado en el que los padres, hermanos, familiares y amigos que quieren salir en la tele sea como sea varios, ven cómo triunfa o se da la leche su retoño o joven familiar.

Así que de la emoción, la decepción o la contemplación mística llenan el suelo de lágrimas, sudor y baba que allí en lugar de poner un cono de plástico amarillo de esos de Caution Wet Floor pusieron una alcantarilla para que drenara. 

 

Quiero a un niño más feo que pegar a un padre en La Voz Kids

Bienvenidos a una nueva edición de La Voz Kids. Ya sabéis que no comento las actuaciones de los niños pormenorizadas, más que nada por no recibir palizas de progenitores cabreados.

Viendo a las familias llegar por la alfombra roja mirando para todos lados me da la sensación de que más de un niño ha llegado a La Voz Kids pensando que iba a Eurodisney.

Pero ese plató es como la casita de chocolate: una vez que entras ya no puedes salir hasta que te meten en el horno.

En cualquier caso estos niños no saben la suerte que tienen de haber nacido ahora y no cuando Joselito estaba en activo. Eso sí que era una voz y un saber estar.

Bisbi recordó en un momento dado que cuando era pequeño se quedaba encerrado en su habitación cantando las canciones de sus ídolos. Bueno. Ya sabemos que a Bisbi le zurraban en el patio del colegio.

Para comer algo siempre tenía que llevar al recreo dos bocadillos: uno para él y otro para el que le quitaban.

 Yo no sé qué tendrá Tania Llasera que los niños la ven y se acojonan. Lo primero que les tiene que decir siempre es “ponte un poco más cerca” y los niños se arriman con el corazón en un puño por si les muerde o algo.

Los que sí son amigos de los niños son los coach, que parecen los puñeteros teletubbies todo el día dándole abrazos a los canijos. Joder, parecen políticos, qué ansia por achuchar y besar niños.

¿Sabéis por qué solo hay tres coach? Pues porque estaba previsto que también estuviera Jesucristo de coach, pero le jodía que los niños se fueran con Bisbal y renunció.

Si en La Voz de Talludos lo de la sala de las familias era un canteo, en esta edición han tenido que insonorizar la sala y enterrarla como para soportar un ataque nuclear, porque los chillidos que pegan los padres histéricos son la repanocha.

 Por el atuendo de los niños (vestido corto y de colores cegadores para ellas, de camarero de bar moderno para ellos) las audiciones debieron grabarlas en verano. Si tardan un poco más en emitirlo la mitad de los niños les cumplen la mayoría de edad.

A muchos de ellos van a tener que arrancarlos de las garras del botellón para llevarlos a las batallas.

Me encantaría que saliera algún niño feo de cojones. Pero feo. Que al darse la vuelta no supieran si es un niño o si alguien se ha dejado un Gremlin en el escenario.

Feo de esto que su madre le tuviera que colgar una chuleta al cuello para el que perro jugara con él. Feo de pintarle una cara en el culo y enseñarle a andar hacia atrás. Feo de ir al túnel del terror y acojonar a los de dentro. Feo de cortase la mahonesa a su paso. En fin, feo.

Me gustaría para que no pudieran decirle “¡pero que bonitaaaaa, que bonita, por diooooooos!”. Cosa que, por otra parte, se lo dicen a todos.

¿Pero qué timo es éste? Llevaban casi una hora de programa cuando de repente apareció Jesús Vázquez diciendo que bienvenidos, que una nueva noche de audiciones a ciegas. ¿Lo de antes qué leches era? ¿Saber y Ganar?

En fin, ya sabéis que es un truco para luego hacer media de audiencia en dos partes y decir que lo has petado.

No voy a decir quién es, pero hubo un niño que era la regresión a la infancia de José Luis Moreno. Hay padres a los que habría que retirarles la custodia por cosas como esa.

Y hablando de hechos que merecen la retirada de un menor, el destierro y hasta la excomunión: el pelo años ochenta. Pensé que nunca más tendría que vivir esa terrible época en la que los peluqueros consumían más LSD que las comunas hippies.

Por el amor de Dios: no llevéis a los niños con el pelo como si fueran a rodar Los problemas crecen.

Más cosas: Los coach están sordos. Cogen a niños que podrían doblar una película de Albin y las ardillas y no cogen a niños/as que cantan genial.

Por cierto, empiezo a pensar que tienen tirria a los niños que han hecho musicales. Nunca les cogen. Y me da la sensación de que si les cogieran sería solo para abandonarlos luego en una gasolinera.

 En fin, así anduvo la cosa, a ver si la semana que viene me ponen al niño feo.

La Voz Kids, o cómo romperle el corazón a tu propio hijo

No hay nada más hortera y pretencioso que ponerle a algo una coletilla en inglés para que mole más. Por ejemplo: La Voz Kids. Kids. Vamos, no me jod… no me violentes el orificio de evacuación intestinal.

Kids. No podían llamarlo La Voz Niños, La Voz Peques, Menuda Voz o Niños Repelentes a los que los Padres les Dicen que Cantan Guay y a los Que No Les Importa que El Niño Se pueda Traumatizar si No le Cogen.

Eso sí, se han hecho una versión tipo Gobierno: con recortes. Sólo hay tres coach, Rosario, Malú y Bisbi. Ay, mi Bisbi, que majo es. Creo que Orozco, con esas barbas y esos abrigos militares pasados como de mendigo no era apto.

La cosa comenzó con Bisbal vestido con una camiseta de Popeye, que lo mismo le pareció que eso es más infantil. Y sí, estaría muy bien si no fuera porque ningún niño conoce a Popeye. Pero claro, a Bisbi lo de Ben10 le suena a “venten, venten pacá”.

Rosario también iba muy de tratar con niños y por eso se había puesto un escote como para sacarse una teta y dar de mamar a quien lo necesitara.

Vereis, ahora podría comenzar a contaros uno por uno cómo fueron las actuaciones, como hice con La Voz Olds, pero ya veis, raro que es uno, no quiero ir a la cárcel.

Porque no me cabe duda que si comentara las actuaciones de los retoñines me caerían denuncias como para morir en la trena.

Así pues, os comentaré lances de los coach y generalidades del estilo. Empezando por el hecho de que hay que preguntarse cuántos de estos niños seguirán teniendo bien la voz cuando se les descuelguen los testículos y les salga bigote.

“Te veo muy de verdad, eres un niño muy transparente“, le dijo Bisbi a uno de los niños, al que al parecer había confundido con Casper.

Espero que Bisbi no se arrope por las noches y le diga bajito a Bruce Willis que en ocasiones ve “niños transparentes”. El día menos pensado le da una idea a Íker Jimenez y se monta La Voz Deads y la lia parda.

“En este programa me hago madre”, dijo Malú. ¿Pero esta mujer va al programa a juzgar o a conocer varón? Como nos descuidemos se monta una versión del programa que se llame “El Esperma”, en el que los aspirantes saldrían al escenario con el micro ya preparado.

Una de las niñas se emocionó porque la habían cogido y ¿qué hicieron para tranquilizarla los coach? Pues se fueron los tres corriendo hacia ella, la rodearon y se pusieron a hablarla los tres a la vez. Si querían tranquilizarla por la vía del infarto ya que estaban podían haberla zarandeado y abofeteado hasta que perdiera el conocimiento. He aquí las imágenes:

Si a la niña no le dio una crisis de ansiedad de las que acaban generando el deseo de vivir en una aldea Saharaui fue por el alto nivel de adorabilidad de los rizos de Bisbi, que disipan cualquier mal rollo en kilómetros a la redonda. Si Bisbi hubiera ido a Mordor, Sauron se habría metido de voluntario en Cáritas.

Había una madre que se emocionaba en la sala de las familias que le faltaron diez céntimos para contratar al ‘Equipo A’ para que le cogieran a la niña en el programa. “La niña, coged a la niña, que nos saca de pobres“, debía estar pensando.

Cuando largaban a algún niño, los coach les daban más excusas que mis novias cuando les dolía la cabeza. Noooo, si tienes una voz, maravillosa y eres muy guapo/a, pero es que, es que… de repente mi cuerpo de coach ha sido poseído por el espíritu de Gandhi y no podía ejercer la violencia sobre el pulsador.

Un problema que le vi al programa es que había mucha diferencia de edad: los había de quince y de siete. Y claro, va un mundo. Aunque todos compartían una cosa: repelentismo.

No hay nada que me de más grima que oír a un niño hablar como un adulto, ya os lo dije en MasterChef Junior. En serio, había niños que primero van a salir en La Voz Kids y en unos años en Hermano Mayor.

“A mis padres les gusta más la música clásica, porque son más de esa época”, dijo una de las miniconcursantes de forma inocente. Yo, que soy corto, pensé que sus padres tienen entre 250 y 300 años. Han tenido a la niña ahora porque no se querían precipitar, supongo.

Los niños, cómo se van, cómo se lo toman“, dijo Rosario emocionada porque los niños no les lloraban al decirles que no. Lo mismo esperaba que los chavales sacaran allí mismo una katana y se hicieran el harakiri encima del escenario.

A Malú hubo unos niños que comenzaron a piropearla con la clara intención de pillar cacho. Ni que decir tiene que Malú se descojonó de ellos. Creo que estos chavales no van a necesitar acceso a Internet para hacer sus cositas durante un tiempo.

Y poco más amigos. La semana que viene una nueva ración de Joselitos y Marisoles.