BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Archivo de la categoría ‘Gran hermano en el mundo’

Si los ingleses vieran nuestro Gran Hermano…. Más desnudos que ninguno

Hola salaos.

Hace unos días hablábamos de Aventuras en Pelotas, ese reality de supervivencia en el que se ve menos carne que en La Inquisición: El musical.

Pues bien, tal y como publica Vertele, resulta que en el Reino Unido están escandalizados con su Gran Hermano, porque hay una muchacha y un muchacho que han hecho cosas atrevidísimas.

Se trata de una tal Luisa (podría ser española y llamarse Paca, pero el apellido es Zissmam) y un tal Dappy (que tiene nombre de perro y pinta de infartar a cualquier madre a la que su hija presente como novio).

Cosas que han hecho, a saber y saber cuáles (esta expresión nunca la he entendido, pero le da empaque al blog):

– Tuvieron sexo en un jacuzzi.

– Ella salió parcialmente de la ducha con los pechos tapados con el brazo.

– Él se paseó en pelotas tapándose el colgajo con la mano y una manta.

– Tuvieron sexo debajo de las sábanas.

Aquí tenéis algunas imágenes. CUIDADO, PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE UN NIÑO DE OCHO AÑOS

JA JA JA JA JA JA

Ah, pobres pazguatos. Sí, sí, tendrán bomba atómica y señores con gorros altos de oso que cuidan castillos, pero son virginales como un adolescente amante de las matemáticas y Schopenhauer.

Pero aquí, además de ser el país con más ediciones de Gran Hermano hasta la fecha (y quizá por eso) estamos mucho más avanzados en cochinadas Gran Hermaneras.

Con el semen que se ha expulsado dentro de la casa de Gran Hermano España podría garantizarse la variedad genética y la supervivencia de la raza humana.

Y desnudos, madre del amor hermoso, sería más fácil contabilizar las veces que han ido vestidos. Un urólogo con sesenta años de tactos rectales a sus espaldas no ha visto tantos culos como un espectador medio de Gran Hermano. ¿Alguien se acuerda de Arturo con el atuendo de aborigen?

Arturo, por cierto, que conoció en el sentido bíblico de la palabra a tantas concursantes que las señoras de la limpieza no se atrevían a entrar después de su edición por si estaba agazapado por allí y las dejaba preñadas.

Y tetas. Uy, tetas. Hasta las hemos exportado. Noemí fue la primera en enseñar las mandarinas en Big Brother Brasil, llevando la apertura dominguera a aquel país.

Eso por no hablar del Interviú, porque claro, es el combo: Gran Hermano-despelote en la revista. Si sales del reality y no te haces unas fotos desnuda, horteras pero pretendidamente elegantes, te miran mal.

Respecto al jacuzzi… en España es que son ver una piscina y lanzarse salidos a llenarla de renacuajos.

Edredoning… por el amor de dios, cuando acaba Gran Hermano les tienen que prender fuego. Si entran ahí los de CSI con la luz ultravioleta flipan en colores. Sería como ver el firmamento lleno de estrellitas blancas.

¡¡Y eso en España!!

Que en otros países es ya el cachondeo padre. Aprovecho para rescatar un post que hice en 2009 (no había ni Internet) sobre el Gran Hermano en Alemania, donde salen de la ducha casi como su madre los trajo al mundo (casi, porque salen con dos kilos más de silicona). Podéis leerlo y verlo aquí.

El renacer de ‘Gran Hermano’

En EE UU la CBS está emitiendo ahora mismo una nueva edición de Gran Hermano (ellos, como hablan guiri le llaman Big Brother).

El caso es que esta edición está marcando récords de audiencia y liderando sus días de emisión, algo que en EE UU es más difícil que encontrar un jamón serrano.

¿Y por qué?

Lo cierto es que si lo veis (podéis hacerlo en el enlace que os he dejado) es clavado al Gran Hermano español. Mejor dicho, a los primeros Gran Hermano españoles.

La casa es muy parecida a la de las primeras ediciones aquí: sencilla, sin grandes lujos, con un patio con piscina y grandes espacios abiertos.

Los concursantes, pues como aquí, una amplia colección de guapos y guapas y un puñadito de frikis para darle color.

Sencillez y autenticidad. Esa es la clave. Por eso está arrasando. No hace falta darle más vueltas de tuerca: lo repito, sencillez y sobre todo AUTENTICIDAD.

En un país en el que hacerse famoso es una carrera que se puede estudiar en las universidades, la gente se comporta con naturalidad, van a lo suyo, a hacer sus relaciones, a pelearse, a jugar…

Aquí el gran problema de Gran Hermano son los concursantes. Ya nadie quiere entrar en Gran Hermano por curiosidad o por la experiencia. Quieren entrar para salir en Interviú o para intentar ocupar una silla en Sálvame.

Muy triste.

Yo aún tengo esperanzas de que la próxima edición de Gran Hermano sea distinta. Distinta por ser igual que las primeras.

Espero el renacer de Gran Hermano.