BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Archivo de la categoría ‘Duck Dynasty’

Cómo hacerse famoso matando patos y llevando barba

Hay gente para todo, con eso no me meto. Bueno, sí que me meto, a quién quiero engañar.

Hoy, amados lectores, os voy a hablar de un docu-reality que tiene como objeto mostrarnos la vida de una familia de campesinos de Luisiana (EE UU) que se dedica a fabricar reclamos para cazar patos.

Sí, lo de este reality, que se llama Duck Dynasty (Xplora) aporta a la humanidad lo mismo que la neurociencia, la astrofísica y los singles de Paquirrín. ¿Quién no querría saber con detalle como es la vida de esta gente?

30

Ah, que no os los he presentado. Veamos son un padre, con una barba larga con pinta de poder haber subido de nivel y en lugar de alojar piojos alojar centollos, y un montón de hijos y familiares igualmente barbudos.

Todos ellos vestidos de camuflaje e imbuidos de un ansia sobrehumana por matar patos. De hecho, se han hecho millonarios fabricando todo tipo de cachivaches destinados a meterle a los pobres pájaros de achatado pico un poco de plomo en el cuerpo.

La mayoría de las mujeres de la familia no tienen barba, o al menos se la afeitan. De hecho, se sospecha que uno de ellos es en realidad la tía Mery sin afeitar.

La gracia está en ver a esta familia hablando como si fueran el lagarto Juancho y haciendo el canelo sin medida. O sea, teniendo ideas peregrinas y llevándolas a la práctica con estilo sureño.

Además, se da la circunstancia de que viven en una urbanización de lujo, rodeados de gente pija y ellos hacen cosas como despellejar ciervos en la acera, quemar rastrojos en el patio delantero o poner corrales de gallinas. Uuuuuh.

La polémica vino cuando al patriarca se le ocurrió decir que lo de la homosexualidad era parecida a la zoofilia. Una nadería, ya véis (madre del amor hermoso, el animal es él, pero no lo sabe). El caso es que le echaron del programa, pero solo una semana, porque el público pedía su vuelta. Ay, señor.

En fin, que si tenéis curiosidad, podéis verlo en Xplora.