BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Comienza una gala de Supervivientes 2016: ¿Volverá Yola?

Hola chavalas y chavales.

¡Gala!

Sí, hoy sabremos si Yola finalmente se reincorpora después de la leche que se dio en la prueba de líder.

¡Empezamos!

A ver, qué pasa, JJV tiene prisa hoy por acabar pronto y se ha puesto a hacer la entradilla antes de que la gente acabara de chillarle y gritar y aplaudir como si en el plató hubiera unos leones comiéndose a unos cristianos.

“¿Se alegran de que Yola se haya dado una hostia?”, pregunta JJV, que tiene un lenguaje fino y sutil como el de un catedrático del siglo XIX.

Ahora el hermano de Yola agarra a JJV y no le deja irse, porque está defendiendo a Yola y JJV intenta hacer mutis por el foro. La tesis de JJV es que Yola no es tonta y provoca a Suso. De ahí podemos analiazar el pensamiento de JJV, que debe entender que no ser tonto es malo y que eso justifica los insultos de Suso a Yola.

Ahora en directo Suso dice que “han tenido muchos enfrentamientos pero que ni loco le desea a Yola una lesión física” y que espera que esté bien. A ver, qué va a decir, que espera que se esté retorciendo de dolor entre una agonía insufrible e inacabable.

Vemos un vídeo de los primeros días de la unificación. Eso parecía Aldea del Arce.

“Estoy fatá, estoy amargá de la vida, porque no me quiero ir y yo veo que soy menos famosa que los demás y mi madre no tiene dinero para votar”, dice Steisy, que además dice que ha rezado “cuatro esquinitas tiene mi cama”. Infalible.

Tu estás en un acantilado, agarrado a una raíz a punto de caer a un río lleno de cocodrilos y cantas cuatro esquinitas y de repente aparece Goku montado en la nubecita y te rescata. Y te hace una liposucción de propina.

Semana de nominados.

Steisy se ha pasado la semana hablando de su nominación y de que no se quiere ir.

Carla, Mila y Víctor se han pasado la semana metiéndose con Paco. ¿Por qué? Pues porque no les sonríe. La versión del “Estáis conmigo o contra mí”, de esta gente es “O me laméis el culo o a tomar por ídem”.

“Si se va Paco no me voy a enterar, porque no le veo en todo el día”, dijo Mila, que estaba cómoda en el refugio mientras Paco buscaba comida. Sí, amigos, ese es el nivel de hipocresía de esta mujer.

¡¡YOLA RETURNS!!

Es como Terminator levantándose después de haber sido acribillado a balazos.

Ella dice que está bien y que quiere tranquilizar a su madre.

Para acojonarla, le ponen con JJV, que le dice que “deberá hacer las maletas”, pero es sólo para joder, porque vuelve con el grupo. Eso sí, el disgusto que se ha cogido Yola hasta que le han dicho la verdad ha sido de aúpa.

“De verdad, Jorge, que me quedo bajo mi responsabilidad, una semana más y…”, loriqueaba. Pobre mujer. Igualito que el flojeras de Tejado, que habría pedido la extrema unción.

Aprovecho para tirar de conocimientos sobre el terreno para contaros que muy cerca de los Cayos Chochinos está el hospital de La Ceiba y que en Supervivientes tienen un helicóptero y permiso para aterrizar junto al hospital.

Y ¿Qué es lo que le han preguntado a Yola? ¿Si está bien? ¿Si se ha recuperado? NO. Que si le han dado de comer. Total, que Lara Álvarez aclara que a los evacuados se les dan 50 gr de arroz en tres tomas.

Y vemos el vídeo de cuando Yola se fue de la playa con la lesión de espalda. Básicamente aprovecharon para poner a parir a Yola.

¡YOLA GANADORA!

Aquí lo que pasa es que una persona normal (ni buena ni mala, normal) no encaja entre un puñado de arpías.

Que mal me cae Carla, por el amor de Dios. Creo que es más mala que mojar galletas en lejía.

“Aquí no hay que ser sincera y noble, hay que sobrevivir”, le dijo a Carla a Mila por hablar de que tenían arroz escondido y que en consecuencia se lo quitara la organización.

Sí, señores, todo lo que hace Carla está bien hecho. Carla caga dentro del papamóvil y está bien. Pero todo lo que hacen los demás, está mal. Yola opera a corazón abierto a un niño y lo salva y a Carla le jode.

Mila se ha puesto un pañuelo en la cabeza y parece una echadora de cartas zíngara. Sólo le falta una carreta y una bola de cristal.

Broncón en directo.

Mila está poniendo a parir a Víctor, que se dedica a tergiversar cada palabra que le dicen y contesta con metáforas absurdas y teatrales que parece que se las ha escrito el primo borderline de Shakespeare.

“Qué gilipollas eres, hijo, eres un tonto de baba”, acaba diciéndole Mila, que es muy de poner calificativos poco hirientes.

El problema de Víctor es que es como el lacayo de unos señores de lo que pegan al servicio, porque tiene ganas de saltarle a Mila pero no se le olvida que no puede.

Mila, ahora en directo, le reprocha a Paco que dijera que era él el que había cogido 30 cangrejos. A Carla también le molesta. ¿Sabéis por qué? Porque Mila dijo “se han cogido”. Como si eso saliera del aire.

O sea, que le critican por no estar, por no hacer la cabaña, se comen lo que él consigue, pero “se han cogido” y cuando él dice que los ha cogido él, pues entonces se molestan.

De Paco les molesta hasta que su madre dijera “Has hecho buen papel, tú no criticas a nadie”.

“Que tu madre te diga lo de que no criticas, es por nosotros?”, dijo Mila, que por supuesto de inmediato se dio por aludido.

“No critiques como critican los demás, eso es una madre, tócate los pies”, dijo Víctor, que de nuevo malinterpretó el comentario, lo retorció y lo criticó.

Yo soy Paco y no lo veo tan calmado. Se cago en Víctor que cuando acabo con él está tan enterrado en mierda que le tienen que sacar con una pala excavadora.

No soporto a Víctor. Ojalá se vaya. Se monta unos guiones de telenovela mala… Para Víctor que Paco le dé de comer es “entrar en competencia” y está mal.

¡¡Y SE SALVA PACO!!

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

BIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN

Todos le felicitan, menos Mila, que pone cara de aburrida y de contrariada.

CAMBIO DE POST.

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Los comentarios están cerrados.