BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

¡Mira quién baila! hace trampas para no eliminar a algunos concursantes

Canti atacó de nuevo. Yo creo que lo hace a espaldas de los estilistas del programa. En la primera edición sabéis que sacó una pajarita azul por la que te habrían descoyuntado en el potro en otros tiempos y anoche hizo otra de las suyas.

Seguramente sin que nadie le viera y aprovechando el directo, se puso en el bolsillo del chaleco gris un pañuelo de colores que podría servir de fondo para un expositor de cintas de casette en una gasolinera.

El caso es que introdujeron una novedad: las chicas se enfrentan con las chicas y los chicos con los chicos. Debe ser para evitar el zorreo multidireccional de programas pasados. O eso o en la próxima edición las mujeres pasarán por un censor por si llevan mucho escote.

A veces pienso que en TVE lo de Cuéntame ha sido como una especie de virus que ha acabado por hacer que toda la cadena regrese al pasado.

El caso es que en el primer duelo se enfrentaron Miguel Abellán y Colate. Vestidos de “urban”.

Eso significa que Miguel Abellán parecía un niño de anuncio de Cola-Cao recién salido del reformatorio. Y Colate… es mejor que guarde el atuendo para los carnavales.

Los dos juntos eran como un sketch de Martes y Trece. Ahora, si los pillan así por la calle unos hip-hoperos de verdad les cae una somanta de leches que iban a hacerse la vuelta al mundo en ochenta días buscando sus piños.

Noemí Galera casi se hacía ca-Galera encima de la risa que le dio viendo a los dos clic de playmobil modelo rapero en medio del escenario haciendo el canelo y cruzando los brazos como si fueran malos.

Parecían tan malotes… ahora mismo hay varias bandas de Lating King imprimiendo fotos de ellos dos y colgándolas en sus guaridas para ponerles un altarcito.

Respecto a los bailes… Miguel Abellán era como el Jorobado de Notre Dame después de esnifar gas nervioso. A mi me estaba dando cosita verle porque tenía toda la pinta de tener unas ladillas como centollos y no poder rascarse.

Ojo a Norma Duval y lo puesta que está en la cosa deportiva: “me gusta tu camiseta tipo Romay”, le dijo. Joder, Norma. Esta mujer el último partido que vio lo jugaban unos señores con taparrabos y plumas en la cabeza y era a colar la pelota por un aro de piedra.

Por su parte Colate parecía que estaba jugando a las películas, intentando explicar por gestos el título de “Una serie de catastróficas desdichas”.

Pero eso le duró poco, los diez o doce pasos que tardó en olvidarse de la coreografía. Entonces empezó a jugar al espejo con la bailarina. La miraba e intentaba imitarla, con el consiguiente retraso en sus movimientos.

Si cogieran la momia de Tutankamon y la vistieran de rapero para después meterle 30.000 voltios tendríamos la coreografía de Colate con más ritmo y gracejo.

Después lo hicieron los dos a la vez, sin música y eso parecía Gorilas en la Niebla. Pero sin niebla. El duelo lo ganó el simio conocido por Miguel Abellán.

El siguiente duelo lo tuvieron Corina y Adriana Abenia. El baile era el tango. Ojo, que Corina es argentina y sabía de tango lo que yo de baile balinés.

No conocía a Carlos Gardel y sus canciones le parecían feas. Ahora en Argentina hay gente echándose a las calles con antorchas esperando a que Corina coja vacaciones y se acerque por allí.

Lo que pasa es que la jodía lo hizo PERFECTO. Como me fastidia que la gente lo haga bien, maldita sea. ¿Qué sería de este mundo si no pudieramos criticar nada? ¡Puede que hasta yo tuviera que trabajar en algo decente!

Adriana Abenia llevaba un vestido de esos de abertura hasta el colodrillo y madre del amor hermoso, que piernas. Os juro que esa mujer debería tener dos rodillas. He aquí una imagen de ella:

¡Vaya par de piernas!

El caso es que Adriana Abenia también lo hizo fetén.

Y después llegó Norma Duval a pedirle que bajara las escaleras y que mintras ella le iba a cantar. Fijaos si Norma se lo había preparado que llevaba la letra de la canción, Fumando Espero, escrita en un papel.

A ver, que no digo yo que vayas con la letra si te cantas el Aserejé, pero la de Fumando Espero… El caso es que Adriana, mi Adriana, bajó las escaleras sexy y seductora como para enderezarle la cucharilla hasta a Uri Geller.

¡¡Y GANÓ EL DUELO ADRIANA!! Qué mujer.

Tercer duelo: Felipe López contra Fernando Albizu.

Felipe López iba vestido de jardín vertical. De hecho, la bailarina parecía una tirolesa ascendiendo la montaña en busca de Edelweiss. En los bajos (del pantalón) llevaba unos volantitos de color rosa que… bueno, voy a decir que eran adorables. Si adorable significara que provocan dolor de ojos.

Eso sí, se le metió dentro Tony Manero y no lo hizo nada mal. Ahora, Noemí Galera se pasó, porque le dijo que era el que mejor bailaba de toda la edición.

Ángel Corella, por su parte, es como el doctor maligno pero con pelo. Vino a decir que se alegraba de que Felipe López estuviera lesionado porque así se veía cómo era de dura la vida de los bailarines.

Joder, si tuvieran el mismo sentimiento todos los que sufren en silencio las almorranas, en este país no se sentaba ni el Tato.

A Albizu le pusieron la misma coreografía que a Felipe López. No me parece mal, porque a pesar de las diferencias son capaces de hacer las mismas figuras. Y con todo y con eso Albizu, que es el puñetero amo, lo hizo de toma pan y moja.

A ver, que tuvo que repetir la figura del final, pero no se puede ser siempre perfecto. Eso sí, he de criticarle la chaqueta roja que llevaba, que con eso puesto te pegan un tiro y nadie sabe dónde te han dado.

El duelo lo ganó Felipe López. No puedo decir que sin merecerlo.

Y entonces llegó el duelo… el duelo… digamos que si el programa fuera sobre fútbol ellas serían partidos de reserva en la quiniela. Marina Danko VS Maribel.

De verdad, es que estaban las dos enfrentadas y se ponían a hablar y parecían dos señoras hablando sobre montar mercadillos benéficos a la puerta de misa.

En un momento dado, Marina Danko tenía que ponerse haciendo el pino sobre la rodilla del bailarín. Ahora el bailarín está eligiendo prótesis de rodilla.

El pobre muchacho no la portó, la tuvo que izar. Pero no quiero ser malo del todo (bueno, sí que quiero, pero he de dominarme) lo cierto es que hay que reconocerle el valor de hacer piruetas en directo.

Maribel estaba encantada de conocerse. Llevaba un escote como para modificar el magnetismo terrestre a lo triángulo de las Bermudas. Yo no sé si esas son las alcachofas de las que tanto habla.

La verdad es que hizo el pino rodillero bastante mejor que Marina Danko. Sí, justo después se le fue la coreografía de vacaciones al Himalaya para no volver ni por Navidad.

Después tuvimos que sufrir una serie de risas-comentarios-risas picaronas-comentarios verdes-risas sobre lo bueno que está el bailarín, si se tocaría la flauta a tal o cual persona… en fin, la ración de provocaviejas de turno.

Y después, no sé como decirlo… entre El Sevilla y Cantizano decidieron putear a Maribel y la metieron en una cesta del decorado para dejarla allí todo lo que pudieron. Cómo se reían los cabrones. Si el escenario llega a tener un garrote vil la dan tormento allí mismo para echarse unas risas.

Y la debacle de las carcajadas de antaño. A Poty se le rompió un poco el pantalón por detrás. Oy, oy, oy, oy, que gracia oyes. Es el cúlmen del chiste abuelero, junto con lo de los tomates en los calcetines.

El caso es que Marina y Maribel empataron a puntos y tuvo que desempatar Noemí Galera, que le dio la victoria a… las dos. CACHONDEO PADRE.

O sea, que poca vergüenza. Ahora nos inventamos las normas para que pasen las dos. Y todos los demás eliminados ahí mirando como lelos y pensando que porqué ellos no podían pasar de dos en dos…

Estas cosas me cabrean de verdad. Ya sé que no es una oposición, pero si hay normas hay normas y no te las puedes saltar ni por pena ni por nada.

Lo único que me consoló fue que ganó… ¡ADRIANA ABENIA! Si es que ese saber hacer pinturero tenía que ser recompensado.

Respecto a pato mareado… lo mismo acabo antes diciendo qué gala no es elegido Colate. Se va a tatuar un pato mareado en la nalga izquierda, ya veréis.

Si te ha gustado el post… ¡NO OLVIDES TUITEARLO Y COMPARTIRLO! Y ya si te pones, imprimir octavillas y repartirlas por la calle con gorritas caladas y pinta de huérfanos al grito de ¡Extra! ¡Extra!

7 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Jajaja!!! Lo de Colate y Abellán lo has clavado!!

    25 Febrero 2014 | 08:53

  2. Dice ser Robertti Gamarra

    ¿Acaso hay algún concurso que no está amañado? O ¿nos debemos creer todo lo que nos enseñan? Creo que de ninguna manera. Todo está hecho a gusto del espectador, que, por cierto, cada vez tiene peor paladar.

    25 Febrero 2014 | 09:19

  3. Dice ser parafashionyo

    Madre mía, menudo canteo jajaja

    25 Febrero 2014 | 10:47

  4. Dice ser Mia

    Lo siento la trampa estuvo en elegir ganadora a Adriana en lugar de Corina.

    Por cierto que mal gusto tienes, teniendo a una super hembra como Corina y te fijas en el palo de escoba de Adriana que ni tiene buen cuerpo ni es guapa, y su bajada de escaleras fue lo más vulgar, patético que he visto n años, esa mujer no tiene ni clase, ni glamour ni belleza y encima es tonta del culo.

    Yo apague la tele cuando vi la elegían a ella en lugar de Corina, de pura vergüenza.

    25 Febrero 2014 | 12:29

  5. Dice ser Hemos Visto

    Cada vez está más claro, se pagan fortunas para que cuatro famosillos hagan el ridículo y lleven, eso sí, unos miles (o millones) de espectadores a incrementar los shares de sus programas, y claro, si lo consiguen: ¿CÓMO VAN A ECHARLES?

    Acaso echaron a la Esteban en la otra versión, y pisaba más huevos que la tortillera mayor…

    Ya nos lo dijo Évole el domingo: en la tele, TODO está manipulado.

    Hemos Visto

    25 Febrero 2014 | 13:02

  6. Dice ser Morgana

    Acabo de ver solo los tangos…muchísimo mejor ejecutado por Corina, con diferencia…

    Sobre el resto de post: jajajajajajaajaj XD

    Feliz día!

    25 Febrero 2014 | 14:04

  7. Dice ser Luna9

    Pues, tengo que deciros que a mi el programa me gusta mucho y que hay que darse cuenta de que es un juego.
    Adriana es una tía majisima a parte de guapísima, tiene un sentido del humor que ya quisieran much@s.

    Ni que decir que Abellán se sale, a parte de ser guapísimo me río mucho con el.

    Pero nada que vosotros a lo vuestro viva la envidia.

    25 Febrero 2014 | 22:38

Los comentarios están cerrados.