BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Tróspidos y tróspidas que dan miedo en ¿Quien quiere casarse con mi hijo?

Vamos con el resumen de las presentaciones tróspidas.

Fran el primero.

Luján se emocionó como si estuviera viendo un gatito abrazar a un pollito rosa cuando les vio llegar. “Tranquiliza al chiquillo, que hay diez mujeres esperándole ahí dentro”, le dijo a Mari. Y Fran, que estaba al lado se tranquilizó mucho, así como que si se tranquiliza un poco más revienta el pantalón. Para mi que llevaba el condón ya puesto.

La Mari quiere cebar a Luján, porque la ve delgada. La Mari ve a un luchador de sumo moreno y se piensa que es un corredor de maratón etíope. Es el primer caso documentado de anorexia inversa ajena.

La primera se llamaba Aura y es de marruecos de origen y croupier. Mari Carmen no debió entender del todo lo que le dijo Luján doscientas cincuenta veces de que no podía hablar y se puso a preguntarle a la chiquilla si comía con las manos. ¿Sabéis el imán de la mezquita principal de Kabul? Pues es un liberal y cristiano en comparación con Mari. “¿No rezas, comes cerdo, no haces el ramadán? ¡Tú no eres musulmana!”, le dijo.

La siguiente, Loles, entró diciendo que le gusta mucho el sexo. “Que estoy en la calle, me apetece en la calle, pues en la calle, si está tu madre en la habitación de al lado, lo siento en el alma”, les dijo. Le faltó añadir “y no dejéis al perro suelto por casa porque llevo siempre mermelada en el bolso”. ¿Qué mujer no querría a una chica así para su hijo?
La siguiente se llama Lis. Mari la miró como si tuviera la peste, seis brazos y a Jordi Pujol saliéndole del vientre. Luego confesó que no le gustaba porque estaba muy delgada. La madre de Fran no saltó y le puso una vía con suero de milagro.

Entre las demás hubo de todo: una muchacha gorda llamada Sara a la que Mari habría apuñalado sin dudar si hubiera tenido un filo de Albacete. Y es que la muchacha limpia mucho y eso Mari lo consideró como hacerle la competencia. NADIE ES MÁS LIMPIO QUE MARI. Si Mari limpia un mojón, se puede operar con ese mojón.

También vimos a Melania, que mide 1,80 y tiene unas domingas que si las lleva a la FIFA se las certifican como reglamentarias para el mundial. A Fran le gustó. Le gustó en cuanto se dio cuenta de que podía enterrar su cabeza entre esas cabezas de calvo sin siquiera agacharse.

También hubo una muchacha que dijo que descendía de los papas “Borja” (y supongo que de las nueces de california Borges)… y que eso era bueno porque a la madre le gustaba la iglesia. Sí, por eso yo debería gustarle a Jessica Alba, porque mi tío Eufrasio el de León vio una vez el amanecer, esto es el alba. Toda la lógica tiene, joder.

También se le presentaron unas gemelas diciendo “somos catetas y somos de pueblo”. En primer lugar, chavalas, que vosotras seáis unas catetas no es porque seais de pueblo, es porque sois unas chonis de las que salen en cualquier parte. Y para no ofender a nadie dijeron “como nuestra suegra”. Alguien debería decirles que en España la poligamia no está permitida.

Ana, Lis, Houda, Melania, Loles y Sara son sus elegidas.

Las mujeres de Alexis estuvieron muy bien.

Una de ellas fue Svetlana, una italiana viuda que canta ópera. Estaría muy bien si no fuera porque la mujer podría comentar con Marujita Díaz cosas de cuando eran niñas. Además, confesó que lo mismo se trincaba al padre que al hijo y oye, eso no deja de ser práctico. Dijo tener 33 años. Lo que no dijo es cuándo los tuvo, aunque sospecho que los cumplió el día que en los periódicos salía el hundimiento del Titanic. “Es una chavala que da juego”, dijo Armando. Este la quiere tener por casa, a ver si se escapa un pellizco…

Loli es la novedad de este año, porque está embarazada. La cara de Alexis cuando le vio la barriga sólo se le vio en otra ocasión y tuvo relación con la introducción por el recto de una cesta de limones pelados. “Vengo de Palencia y no vengo sola, vengo con mi garbancito“. A ver, garbancito, el muchacho está ya para melón de Villaconejos. Alexis no se debió fiar y pidió comprobar el género palpando la barriga.

María es una chica “de pueblo”, “criticona”, “chismosa”, sí, pero ojo, que su abuelo tiene “muchas chirimoyas“. Genial. Mi abuelo tiene bigote y juega a la petanca. Encantado.

Ahora, en cuanto a posesiones familiares la que daba miedo era Valeria. Acojonaba. La madre que la parió. Dijo “soy de Ucrania” y por el tono yo entendí: “puedo matarte de cien formas diferentes sólo con mis manos“.

“Mi padre da más miedo que Armando y va por la calle, no como él” y “tenemos cuchillos, pistolas, una bomba, una granada… así que si se pasa de ahí no sale vivo”, dijo. Con dos ovarios. Es algo como quiero que seas mi novio, vengo aquí a ofrecerme y lo que más me gustaría es ponerte desnudo con un cable pelao en los testículos y enchufarlo a la corriente.

También se le presentaron una muchacha que iba desnuda pero con el cuerpo pintado, que no tuvo reparos en llamar la atención sobre sus mamas, una que levantó la pierna hasta que a su marisco se le puso la sonrisa como la de Joker…

Vamos con Roy.

Antes de las citas le dijo a su madre: “me gusta el vestido que llevas, te hace las tetas como si fueran operadas”. Me arranco los ojos, por el amor de dios. Llamadme tradicional, pero no me veo diciéndole a mi vieja que el tanga de hilo le hace un culo bonito. Ay, me da algo sólo de pensarlo. Pero claro, Roy piensa que Edipo es un local de ambiente nuevo…

Uno de sus chicos se llamaba Edgar. Lo acababan de descongelar. Lo encontraron el la ribera del Támesis en un bloque de hielo formado en 1900 y en el que se había quedado congelado. Lo pusieron al microondas y llevaron al programa con su pajarita y todo.

Luego se presentó Puppy. A ver como hago ésto… iba vestida con peluches, medias de rejilla, peluca y maquillada con toda la gama Titanlux. ¿Qué trabajas, en clubs haciendo transformismo?, le preguntó Roy. No, hijo, no, trabaja en un Burguer King, ¿no ves el uniforme? Ahí la madre debió darle una colleja al lince de su hijo.

Miguel Ángel, candidato de Roy: Es un colaborador en potencia de Cuarto Milenio. Tiene teorías para todo y dice de sí mismo que es “teorizable y aristotelesco”. Bueno, lo sería si supiera lo que significan alguna de las dos palabras. Dice “los gatos no deberían existir hasta que se demuestre lo contrario”. Él no debería existir aunque se demostrara lo contrario.

Un tal Gaby (no tranquilos, no es la choni de Campamento de Verano) dijo que tenía “un secreto del pasado que sólo voy a contar si me cogéis”. “Tu madre cuando lo sepa se va a quedar impactada”. Roy y su madre probaron diciendo que había sido cura y que era una mujer. No se cortaron un pelo. Les faltó probar con “eres el guionista del anuncio de Amaia Salamanca” o “tienes una almorrana grande que hasta tiene partida de nacimiento”.

Un tal Raúl, que lleva el pelo como Amy Winehouse, dijo que había estado en el ejército y que allí “le habían puesto las pilas”. Supongo que es por el montaje que han hecho pero Roi dijo “vamos, que es peor que un local de Chueca“. Como haya una guerra y recluten gente estos dos van de avanzadilla y vestidos de amarillo fosforito para que les vea bien el enemigo.

Entre los demás hubo uno que dijo que estaba montando un bar de moteros pero que tenía “un lado muy Disney” y se presentó con una figurita de La Sirenita. Otro se presentó con un muñeco de Bob Esponja, que aunque yo adoro al viejo Bob, como que no. El caso es que el muchacho hace de Bob Esponja en el musical. Bueno, bien, cirujano, ingeniero, piloto, Bob Esponja… todos los trabajos son necesarios.

Al final se quedó con Gonzalo, Raúl, Sergi, Pupi, Edgar y Gabi.

Las de Víctor

Víctor tiene claro lo que quiere. Ante el asombro de Luján preguntó: “¿hay alguna pechugona?”. Amigos, Víctor no había visto tantas chicas juntas desde que abrió pechugonasparafrikis.com y se le abrieron treinta banners.

Al ver a la primera dijo: “Me cago en la hostia”. Y no me extraña, porque la muchacha no era de verdad, era Candy Candy pero vestida de despedida de soltera. Dijo la muchacha que se llamaba Mitzuky o algo así, mientras Víctor cruzaba las piernas para contener al bicho de cabeza colorada, que estaba bufando como un toro antes de embestir. “Me dedico a gogó, modelo erótica…“, dijo la muchacha. Ahí Víctor ya no tenía sangre en el cerebro, de hecho, tenía el pene como una morcilla de quilo y medio.

La segunda entró comiéndose una piruleta que al programa le tuvieron que poner dos rombos en la esquina de la pantalla. “¿Te gustan las piruletas, y los chupa-chups, y los pirulos?” Le preguntó Víctor antes que el nombre. La muchacha dijo que sí y a Víctor casi le da un parraque allí mismo.

Andrea era la siguiente. Es una viejoven. ¿Sabéis esas locas que viven con los gatos y un día se visten para salir y se pintan como una puerta y van con el pelo como para fregar una pescadería? Pues así, pero con veinte años. Y Víctor, que es muy de amar por amar le preguntó si tenía dinero. Lo tiene. “Tengo dos personalidades: muy perrrrrrrrrra y muy pija“. Para que os hagáis una idea, era la terremoto de Alcorcón en versión amarillo pollo. “Me gustan los disfraces pero que sean putorros […] jardinera, puta, carpintera, puta, electricista, puta, todo en pendones”. Bravo y viva, chiquilla.

Entre las demás hubo una que entró diciendo “¿qué te parece tu muñequita cubana?”, ahí ya directamente el miembro viril de Víctor tomó la palabra como Cuato en una reunión de la resistencia e hizo las entrevistas él. Pero la cosa acabó en tragedia porque a la muchacha le atropellaron un perro y el gato de Víctor se cayó por la ventana y “se espachurró”. Ahí los dos lloraban mientras la madre de Víctor se partía el culo. NOTA: Yo creo que lo del gato fue un suicidio.

JA JA JA JA Que truco más ruín el de Víctor. Lloras y así la cubana de pechos generosos te abraza. En la próxima discoteca a la que vaya lo pruebo.

Víctor está preocupado por la formación de las chicas, así que a una que habla Ingés, Francés, Alemán, Español, Valenciano, Letón, Ruso… le dijo que si sabía planchar.

El jodío dijo que su favorita era Cristina, y además se quedó con Andrea, Zhendie, Mitzuki, Ana y Anisley.

Leo, el argentino.

El chaval le tira a todo lo que se mueve, incluida Luján Argüelles, que si la mujer se deja se la trinca detrás de un seto antes de entrar a las citas.

La primera de sus candidatas… llevaba gorra. Y dijo “estoy muy contenta de que tú seas mi tronista“, lo que básicamente significa que ni siquiera sabía en qué puñetero programa estaba. Fijaos si ha viajado como dijo, que ha estado en “américa” y que allí “toman té a todas horas”. También está haciendo “el conservatorio de baile de rock”. Esta chica vive en un mundo paralelo y nadie se lo ha dicho. ¿Porqué hace el Gobierno experimentos tan crueles con la gente?

Y luego no sabemos si le dio un ataque nervioso o se puso a bailar. A juzgar por los espasmos creo que fue un ataque.

María era la segunda. Era una amante de las cebras aunque no tuvo problemas para despellejar a una para hacerse un vestido.

Marta entró con un vestido de cuero negro y una pistola. Leo ya sabe lo que hay. Va a estar más tiempo a cuatro patas y con tacón metido en el asterisco que de pie. Leo le dijo lo que a todas “que ojazos que tenés, sos un bombón…”.

Andrea es “geográficamente dispersa”. Pero no es que sea exótica de padre japonés y madre senegalesa, no, es que es que vive en Santander y estudia en Salamanca. Una Willy Fog pero de andar por casa. Su ídolo es Paris Hilton. Mi ídolo será la persona que se la lleve de lejos de aquí. Como al polo norte.

Leo se las vio putas para mirarle a los ojos a Elisabeth, porque Elisabeth… a ver, podría pasar de contrabando una sandía entre las tetas y los de aduanas sólo pensarían que tiene tres pechos.

Otra entró cantando lo que pretendía ser ópera y en realidad eran sonidos usados para la tortura en países con regímenes dictatoriales. Además, creo que la muchacha toma algún tipo de droga. De alguna caducada.

Para probar la sinceridad de las candidatas les dieron mate para beber. Si decían que les gustaba, mentían. A tomar por saco los polígrafos. A los detenidos mate. Y punto. La verdad, yo habría hecho la misma prueba con burundanga

Y luego… bueno, luego entró Leti. Leti es de mentira. De hecho, creo que es ALF que ha decidido ser mujer. Dijo que coge ropa de la calle y que luego la tunea. Y a continuación le regaló una camiseta a la madre de Leo. La próxima vez que vaya a casa de mis suegros les diré que acabo de rebuscar en un contenedor y que les traigo tomates. Llevaba gafas de sol y no se quiso quitar las gafas. ¿Por qué? Lo dicho, creo que es ALF.

Leo pidió eliminar sólo a tres y largó a Margarita, Sheila y Andrea. Se queda con María, Erika, María Moreno, Sara, María S… y Leti.

Y en fin… Las primeras citas fueron una sucesión de calentones y metidas de mano que veremos en profundidad en la próxima emisión…

 

¡¡Y ESTA NOCHE EN DIRECTO ‘LA VOZ’!! YA SABÉIS QUE LO VEMOS JUNTOS.

3 comentarios

  1. Dice ser Navegante

    Gracias por las carcajadas…. XDDDDD

    16 Septiembre 2013 | 16:19

  2. Dice ser moe

    Reírse con esta sarta de chorradas sin ingenio alguno demuestra por qué estos programas tienen audiencia… En fin, pasaba solo para molestar…

    16 Septiembre 2013 | 17:29

  3. Dice ser FansFans

    ¡¡¡muchas gracias Gus!!! te seguimos y nos partimos de risa.

    17 Septiembre 2013 | 14:45

Los comentarios están cerrados.