BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Comienza la gala de las broncas de Acorralados

Bueno, ya sabemos de qué va la cosa: de broncas. Sí, porque el primer vídeo que han puesto es de broncas.

¡¡VAN A CASTIGAR A MARI ÁNGELES!!

Otra que se ha ido de la lengua. Si es que esta gente no es capaz de callarse, joder. Si no hablan les revienta la almorrana. Y hablando de almorranas, J. J. V. sale del ojete ese verde por el que entra al plató.

J. J. V. Nos muestra una foto que Mari Ángeles le dejó a Aída aconsejándole que se pintara los ojos como la modelo de la foto. Recordemos que es el segundo mensaje que la mujer, que se ha escapado de la CIA, intenta hacer llegar a Aída.

Hostia, Raquel Sánchez Silva va de hembra de Chewaka. Si la ve el de la Guerra de las Galaxias, la hace un hijo peludo.

Ahora J. J. V. habla con Mari Ángeles sobre la nota y de paso, nos pone cómo Nagore, Úrsula y Blanca usaban sin permiso el maquillae de Mari Ángeles. Es más, lo usó hasta Regina, que es negra, y el color no le iba mucho…

Vamos a ver un juego de recompensa. Raquel, para que no se asusten, les dice que es un juego de dolor. Uno de ellos debe meterse en una jaula de madera en la que se va a llevar más hostias que un monaguillo en Domingo.

Deciden que sufra Liberto. Raquel dice que le va a doler y que incluso le va a doler mañana. La novia de Chewaka es una crack dando ánimos.

Regina se ha cagado la pata abajo. Resulta que ha pasado por el establo un gato negro y la mujer ha hecho más genuflexiones que el Opus Dei.

Ahora vuelven con lo de las pinturas. Blanca fue una de las que usó el maquillaje. Y eso que a Blanca lo que mejor le iría es el Titanlux doble capa.

Sonia Baby va vestida de metáfora floral. Si estuviera en un concurso de carnaval lo mismo iba bien, pero tú te encuentras eso por la calle y te piensas que te han puesto droga en el colacao.

A Liberto le han puesto un casco que parece una de las setas de Mario Bross. No descarto que aparezca Luigi y le pise la cabeza para conseguir una moneda.

Vamos con el juego: La jaula donde han metido a Liberto es un cubo. Deben hacerla girar, sí, por muy difícil que sea hacer girar un cubo, para llegar hasta unas llaves con las que deberán liberarle.

Liberto se está dando unas leches de padre y muy señor mío. Está más colorado que el culo de un mandril de culo rojo. Mira, culo y mandril dos veces en la misma frase.

Pero no les ha dado tiempo. A pesar de que Raquel les ha dicho “tiempo” siete veces, Escassi sigue jugando. Ahora se quejan de que las llaves no iban bien en los candados.

Raquel comprueba que uno de los candados no funciona, así que pregunta si el juego es válido. La dejan elegir y ¡Se llevan la recompensa! ¡Cuatro abrigos, cuatro mantas y una estufa de leña para el baño!

Ahora vemos la prueba semanal. Tenían que separar los terneros de las vacas. Como de costumbre, Blanca no hizo nada. Se quedó mirando al sol, pero no es una forma de hablar. Se quedó mirándolo y diciéndole “hola Lorenzooooo”, como si se hiciera la lobotomía todas las semanas.

La prueba fue muy bien. Si muy bien significara montar la de Dios es Cristo, apalear a los bichos y cargarse la mitad de los cercados de Asturias…

Nuevo post.

Los comentarios están cerrados.