BLOGS Deportes

Entradas etiquetadas como ‘juegos olímpicos’

Quién fue… Vera Caslavska, la número 1 que desafió al régimen comunista

06 junio 2014
Caslavska, en 1967 (WIKIPEDIA).

Caslavska, en 1967 (WIKIPEDIA).

La protagonista femenina de esta semana es una gimnasta. Su valor es doble: es una de las más destacadas deportistas de su disciplina y encima, supo rebelarse ante lo que le rodeaba. OS presento a Vera Caslavska.

Nacida el 3 de mayo de 1942 en Praga, Checoslovaquia, Vera Caslavska empezó de joven siendo patinadora sobre hielo y bailarina de ballet clásico, pero pronto se decantó por la gimnasia. Con 16 años, debutó en los Mundiales de Moscú de 1958, donde consiguió su primera medalla: una plata.

Dos años después, Caslavska, junto a sus compañeras del equipo checo, se colgó la plata en la competición por equipos. Y en los Mundiales de 1962, logró un oro, dos platas y un bronce. Una de las platas fue el concurso general, donde sólo pudo ser derrotada por otra leyenda de la gimnasia, la mítica Larisa Latynina.

Pero lo mejor estaba por llegar. En los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, Caslavska explotó logrando tres oros y una plata, entre ellos el del concurso general. Dos años después, comandó el equipo checoslovaco que logró batir al soviético en la final por equipos del Mundial, en Dortmund.

Caslavska llegó a los Juegos de México 68 como la mejor gimnasta del Mundo, y en la cita olímpica confirmó este hecho. Sumó cuatro oros y dos platas más, proclamándose de nuevo campeona olímpica del concurso general.

En total, Vera Caslavska acumuló siete oros y cuatro platas olímpicas, lo que la convierte en la decimoquinta atleta (tercera mujer) en el medallero global de la historia de las Olimpiadas, la decimocuarta en la clasificación de atletas con más medallas e unos únicos juegos y en la segunda mejor gimnasta olímpica de todos los tiempos (en cuanto a medallas), superada sólo por Latynina. Además, es la única gimnasta (de los dos sexos) que ha logrado un oro olímpico en todas y cada una de sus pruebas. Y por supuesto, es la olimpista checa más laureada.

Caslavska, en un ejercicio en 1967 (WIKIPEDIA).

Caslavska, en un ejercicio en 1967 (WIKIPEDIA).

Pero Vera Caslavska no ha pasado a la historia sólo por sus méritos deportivos, sino por su compromiso político. 1968 fue un año comprometido para Checoslovaquia. Fue el año de la Primavera de Praga, de las protestas de la ciudadanía contra los influencia de la Unión Soviética. Vera Caslavska no fue ajena a ello y mostró públicamente su rechazo al régimen pro soviética y a la invasión de la URSS. Firmó un manifiesto contra el régimen y debido a ello, estuvo casi recluida antes de los Juegos para evitar represalias. Hasta el última día, su presencia en México no estaba garantizada.

Su actitud le costó un oro en México, ya que se produjeron ciertas decisiones por parte de una miembro del jurado, soviética, que perjudicaron injustamente a Caslavska y beneficiaron a una gimnasta de la URSS. En el podio, la checa reaccionó agachando la cabeza notoriamente cuando sonaba el himno soviético.

De vuelta en Checoslovaquia, su apoyo a la resistencia motivó a las autoridades a retirarle el pasaporte y a impedirle participar en pruebas deportivas, por lo que acabó su carrera. Vivió como una paria hasta que, a finales de los 80, el presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, logró que las autoridades checoslovacas le permitieran a Caslavska ser juez y entrenadora.

En cuanto a su vida privada, Caslavska tuvo serios problemas a principios de los 90. Su hijo, Martin (fruto de su relación con el atleta Josef Odlozil), fue encarcelado con 19 años de edad por matar a su propio padre en una discusión. Esto llevó a Caslavska a una profunda depresión. Fue saliendo poco a poco y llegó a ser consejera del presidente checo Vaclav Havel y presidenta del Comité Olímpico Checo. Además, está en el Salón de la Fama de la Gimnasia, en el Salón de la Fama del Deporte Femenino y fue condecorada por el emperador de Japón. A sus 72 años sigue residiendo en Praga.

Os dejo con el ejercicio de suelo de Caslavska en México 68. Obsérvese que la elección de la música no fue casual; de hecho, fue toda una estrategia para ganarse al público:

Buen fin de semana.

Camisetas para la historia. Dream Team, Barcelona 92

13 junio 2013

USA1992bPor esta sección han pasado camisetas famosas por su diseño, otras famosas por la historia que hay detrás de ellas y otras, como es el caso de hoy, por el deportista que la portó. Esta en concreto es legendaria porque la llevaron sobre sus hombros algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos o, mejor dicho, el mejor equipo de siempre. Os estoy hablando del Dream Team. Y hoy, de la camiseta que hicieron legendaria.

Antes de empezar con la camiseta, creo que es interesante saber cómo funciona el tema de la selección estadounidense de baloncesto. Hasta los Juegos Olímpicos de Seúl 88, como sabréis, la selección olímpica americana estaba formada por los mejores jugadores universitarios. Boris Stankovic, entonces presidente de la FIBA, llevaba años intentando que a los Juegos acudiera una selección de jugadores de la NBA. Esta idea también contaba con el fuerte apoyo de Juan Antonio Samaranch, presidente del COI. Ambos dirigentes tenían muy claro lo potente que podría ser la presencia de las estrellas de la mejor liga del mundo en los Juegos.

La FIBA sometió a votación el asunto y ganó el sí. Curiosamente, los dos países que votaron en contra fueron la URSS/Rusia (la otra gran dominadora del basket olímpico) y… Estados Unidos. Por alguna extraña razón, no había un clima favorable en los USA a llevar a sus estrellas a los Juegos. En 1989 nació USA Basketball, la organización que iba a gestionar los equipos internacionales de baloncesto estadounidense. Esta organización solicitó formalmente a la NBA que le cediera a sus mejores jugadores para los Juegos de Barcelona, algo que no convencía en absoluto a los dirigentes de la gran competición. En febrero de 1991, la revista Sports Illustrated fue la que usó por primera vez el término ‘Dream Team’, en una de sus portadas. Había nacido una leyenda. El septiembre de ese año se supo quiénes serían los componentes del equipo olímpico americano: Christian Laettner, David Robinson, Pat Ewing (en la foto), Larry Bird, Scottie Pippen, Michael Jordan, Clyde Drexler, Karl Malone, John Stockton, Chris Mullin, Charles Barkley y Magic Johnson, con Bird y Magic como capitanes (Jordan rechazó el puesto por haber sido ya olímpico). En el banquillo, Chuck Daly, ayudado por Mike Krzyzewski (que desde 2006 y hasta ahora es el seleccionador), PJ Carlesimo y Lenny Wilkens.USA1992

La camiseta en sí misma no tiene mucho de especial. Sus dos versiones eran las habituales en la selección de Estados Unidos: blanco y azul marino. En el pecho, el lema USA Basketball, con una estrella e inserta en ella, un balón de baloncesto. Este logo lo adoptó USA Basketball hasta 2000, año en el que fue revisado, aunque en esencia sigue siendo el mismo.

Las camisetas las confeccionó Champion, empresa radicada en Carolina del Norte y que tiene mucha tradición en el mundo del baloncesto. De hecho, era la encargada de fabricar las réplicas de las camisetas NBA hasta 2000.

El resto es historia: en Barcelona, Estados Unidos venció a Angola de 68, a Croacia de 33, a Alemania de 43, a Brasil de 44, a España de 41, a Puerto Rico de 38, a Lituania de 51 y en la final, de nuevo a Croacia de 32 puntos. Nunca antes se habían juntado tantas estrellas en el mismo equipo. Y, en mi humilde opinión, no ha vuelto a juntarse tanto talento. El último equipo olímpico americano es el que más se le acerca, pero creo (insisto, es una opinión personal) que no alcanza el talento del Dream Team original.

Precisamente, en la preparación para los Juegos de Londres 2012, el equipo olímpico americano homenajeó los 20 años del Dream Team luciendo una réplica de la camiseta de Barcelona. La única diferencia es que esta vez las confeccionaba Nike (actual proveedor del equipo olímpico americano) y que llevaban bordadas las iniciales CD, en honor a Chuck Daly,  que falleció de cáncer en 2009. Las camisetas salieron a la venta a 120 dólares. Todavía siguen disponibles. También se pueden encontrar las originales.

Para acabar, os dejo con un fantástico documental del Dream Team. Es muy bueno, creédme, merece la pena verlo entero (está en inglés, eso sí):

Esto es todo. Mañana, más.

Qué fue de… Franziska van Almsick

11 junio 2013

vanalmsick1Si hablamos de natación femenina y nos remontamos unos años en el tiempo, la República Democrática Alemana es todo un referente, sospechas de dopaje aparte. La protagonista de hoy es un personaje curioso, porque nació en la RDA, se formó en ella, pero su explosión como nadadora llegó con la Alemania unificada. Es Franziska van Almsick.

¿Quién era?: Una nadadora alemana especializada en estilo libre de los 90 y mediados de la pasada década.

¿Por qué se la recuerda?: Porque en los Juegos de Barcelona 92, con sólo 14 años, asombró al mundo ganando cuatro medallas, añadiendo después un enorme número de medallas en Mundiales y Europeos.

¿Qué fue de ella?: Se retiró hace 9 años, tras los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Poco después se hizo comentarista para ARD, cadena con la que ha comentado los Juegos de Pekín 2008 y Londres 2012, entre otras competiciones. Además, desde 2008 es la vicepresidenta de la Stiftung Deutsche Sporthilfe, que es una Fundación cuyo objetivo es apoyar a atletas alemanes económicamente.

¿Sabías qué…?: Su primer contacto con la natación lo tuvo a los cinco años.

– Parte de su fama se la debe a que cuando explotó en 1992, se convirtió en la primera gran deportista de la recién unificada Alemania.

– Mide 1,81 metros.

– Fue pareja durante cuatro años de otro gran deportista alemán nacido en la RDA: el jugador de balonmano Stefan Kretzschmar. El controvertido jugador alemán llegó a tatuarse el rostro de Van Almsick en un gemelo.vanalmsick2

– En Alemania es más conocida como ‘Franzi’.

– Ha posado para revistas masculinas como Maxim.

– También ha protagonizado spots para televisión, como uno para Opel, que se pudo ver en España, por cierto.

– A pesar de que los Juegos Olímpicos la hicieron famosa, su gran espina es no haber logrado nunca un oro en esta competición. Sonada fue su actuación en Sydney 2000, donde no logró clasificarse para ninguna final individual. La prensa alemana fue muy dura con ella, llegando a bautizarla como “Franziska van Speck” (“Franziska van Tocino”), por considerar que había llegado a Australia fuera de forma.

– Tiene dos hijos, el menor nacido este mismo año.

– En 2004 escribió su propia autobiografía.

Biografía, palmarés, estadísticas: Franziska van Almsick nació el 5 de abril de 1978 en Berlín Este (RDA). En 1992 debutó a nivel senior y su retirada llegó doce años después. En ese tiempo participó en Barcelona 92 (dos platas y dos bronces), Atlanta 96 (dos platas y un bronce), Sydney 2000 (dos bronces, ambos en relevos) y Atenas 2004 (un bronce). En Mundiales logró dos oros, dos platas y dos bronces y en Europeos, 18 oros y tres platas. Además, batió récords del mundo en 50, 100 y 200 metros libres, además de en el 4×50 y en el 4×100.

Os dejo un vídeo de 1994, en el que Van Almsick gana el oro de los 200 m libres en los Mundiales de Roma, batiendo además el récord del mundo:

Mañana más fútbol. Saludos.

Quiénes fueron… Tommie Smith y John Carlos, la imagen del ‘black power’

24 mayo 2013

Estoy seguro que la foto que ilustra este artículo la habéis visto muchas veces. También de que, más o menos, sabéis de qué va. Pero creo que tiene toda una historia que merece mucho la pena contar. Vamos con ella.

17 de octubre de 1968. Juegos Olímpicos de México. Se celebra en el estadio la final de los 200 metros lisos. El estadounidense Tommie Smith logra la victoria con un tiempo de 19.83 segundos. Tras él entran el australiano Peter Norman (20.07 seg) y el también estadounidense John Carlos (20.10 s). Todo normal hasta el momento.

Pero antes de seguir con la historia, creo que hay que hacer un par de puntualizaciones. A finales de los 60 surgió en el mundo un movimiento llamado Black Power. A grandes rasgos, lo que defendía esta doctrina era destacar los valores de la población negra frente a la opresión que sufrían en muchos ámbitos, sobre todo en Estados Unidos. Hacían apología de los orígenes africanos de la población negra y utilizaban diversa simbología para explicar sus preceptos.

El Black Power, en pleno auge en aquel convulso 1968, hizo un llamamiento a los atletas negros para que boicotearan los Juegos Olímpicos. Aunque no tuvo mucho éxito este boicot, sí hubo algunos detalles, como el que os cuento hoy, que pasó a la historia. Y es que Tommie Smith y John Carlos tenían preparado algo especial.

Llegó el momento de la entrega de medallas de los 200 metros lisos. Ante la extrañada mirada de todos los asistentes, Smith y Carlos llegaron de una manera algo peculiar al podio. Ambos iban descalzos, pero con calcetines negros (que representaban la pobreza de los negros). John Carlos llevaba la chaqueta del chándal desabrochada, con un collar de cuentas que representaba a aquellos afroamericanos que murieron colgados, linchados o en los barcos que transportaban esclavos de África a América. Smith llevaba una bufanda negra, que representaba el orgullo de su raza. Ambos llevaban una insignia del Proyecto Olímpico por los Derechos Humanos, una organización en contra del racismo en el deporte. El australiano Norman también la llevaba, en solidaridad con sus compañeros. Y por último, Tommie Smith llevaba un par de guantes negros. John Carlos había olvidado los suyos en la villa olímpica y el australiano les aconsejó una solución: Que Smith le prestara el guante izquierdo a Carlos y así ambos podrían llevar un guante en el podio. Y sucedió lo que todo el mundo sabe. Cuando sonó el himno de los Estados Unidos de América, Tommie Smith y John Carlos agacharon la cabeza y alzaron el  puño enguantado (Smith el derecho, Carlos el izquierdo). Fue un escándalo. La música del himno estadounidense se mezcló con los abucheos del público por la actitud de los atletas estadounidenses. No eran conscientes, quizá, que eran testigos directos de uno de los momentos más emblemáticos, más simbólicos, más recordados de la historia del Olimpismo.Smith_Carlos_statue1

La cosa no quedó como si nada. Hubo una pequeña tormenta después. El presidente del COI, el estadounidense Avery Brundage, decidió que ese tipo de protestas políticas no casaban con el carácter apolítico e internacionalista del Olimpismo, por lo que Smith y Carlos fueron condenados a ser expulsados de la villa olímpica y del equipo estadounidense. Curiosamente, el Comité estadounidense no quiso expulsarlos, pero Brundage amenazó con echar a todo el equipo de atletismo de los USA y, finalmente, Smith y Carlos fueron despedidos. Brundage fue criticado por su actitud, ya que muchos recordaron que en 1936, cuando él era ya presidente del COI, no realizó ninguna protesta por los saludos nazis de los atletas alemanes. Aunque en un principio se dijo que también les iban a desposeer de las medallas, lo cierto es que tanto Smith como Carlos aún las conservan. Pero sigamos.

Muy pronto, Smith y Carlos sufrieron las consecuencias de su acto. Al llegar a Estados Unidos recibieron amenazas de muerte (ellos y sus familias) y fueron despreciados e ignorados por el establishment deportivo americano. Aún así, ambos siguieron con sus carrera. Ambos se pasaron al fútbol americano y jugaron en la NFL, en los Cincinnatti Bengals y en los Philadelphia Eagles, respectivamente. Luego Smith se hizo profesor de Educación Física en Ohio y Carlos en Palm Springs, California. Además, Carlos fue contratado por el Comité Olímpico Estadounidense para promocionar los Juegos de Los Angeles 84 entre la comunidad negra de la ciudad californiana. Y es que con el paso del tiempo, las figuras de Smith y Carlos fueron cada vez más reconocidas y en la actualidad (Smith tiene 68 años y Carlos 67) son unas muy respetadas voces de los derechos de los negros, aunque, por suerte, ya no tienen tantas cosas por las que protestar. Los reconocimientos llegan hasta el punto de tener una estatua ambos en la Universidad Estatal de San Jose, en California (foto, arriba). Han recibido numerosos premios y fueron críticos con los Juegos Olímpicos de Pekín por las pocas garantías que había para los Derechos Humanos en China.smith_carlos

Pero esta historia no estaría completa si no le dedicamos unas palabras al tercer personaje del relato, el australiano Peter Norman. Un tipo que, siendo ajeno a la causa de los estadounidenses, mostró sus simpatías con Smith y Carlos y los apoyó en todo momento. Pues bien, para Normal la cosa no fue fácil tampoco, porque recibió una severa reprimenda del Comité Olímpico Australiano y en su país los medios de comunicación le hicieron el vacío. Cuatro años después, llegó a quedarse fuera del equipo de atletismo australiano pese a tener buenos tiempos. Una grave lesión le llevó al alcoholismo y en octubre de 2006 falleció de un paro cardíaco. En su entierro, Tommie Smith y John Carlos fueron dos de los portadores de su féretro.

Os dejo un vídeo con la carrera y la entrega de medallas:

Que paséis un buen fin de semana.

PD: Os recuerdo que podéis seguir este blog en Facebook.