BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Entradas etiquetadas como ‘brighton and hove albion’

Qué fue de… Bobby Zamora: el delantero clásico de la Premier

Zamora, en un partido con el Fulham (WIKIPEDIA).

Los amantes de la Premier, legión en España, seguro que recuerdan bien al protagonista de hoy. Es Bobby Zamora.

¿Quién era?: Un delantero inglés de la pasada década y mediados de la actual.

¿Por qué se le recuerda?: Por su prolífica carrera en Inglaterra, en equipos como el Fulham, el QPR o el West Ham, además de por ser internacional con Inglaterra.

¿Qué fue de él?: Se retiró la temproada pasada en las filas del Brighton & Hove Albion, el equipo que le dio la fama. En la actualidad, y junto a sus excompañeros Rio Ferdinand y Mark Noble, ha puesto en marcha una iniciativa de viviendas sociales para familias desfavorecidas. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Aunque su retirada oficial fue en diciembre, no jugaba desde marzo de 2016 debido a las lesiones.

– Su padre es natural de Trinidad y Tobago.

– Esta selección caribeña le tanteó para que jugara con ellos el Mundial de Alemania 2006, pero Zamora rechazó la oferta.

– Cuatro años después, se lo pensó mejor y llegó obtener el pasaporte para poder ser convocado, pero una lesión le impidió jugar. Ese mismo año, meses después, Inglaterra lo convocó y debutó en Wembley el 11 de agosto, ante Hungría.

– Fue titular en la final de la Europa League de 2010, en la que el Atlético de Madrid derrotó por 2-1 al Fulham. Zamora fue sustituido en el minuto 55 por el estadounidense Clint ‘Deuce’ Dempsey.

– A lo largo de su carrera, marcó 147 goles en Liga.

– Siempre fue fan del West Ham United.

– Su primer equipo de niño fue el Senrab FC, un modesto club donde jugó, entre otros, con John Terry.

– Con 6 goles, fue el segundo máximo goleador de la Europa League de 2010, empatado (entre otros) con Forlán o David Villa (que jugaba en el Valencia).

– Uno de sus mejores partidos ese año fue ante la Juventus, a la que en octavos goleó el Fulham en Craven Cottage por 4-1.

Biografía, palmarés, estadísticas: Robert Lester Zamora nació en Barking, Londres, Reino Unido, el 16 de enero de 1981. Debutó como profesional en el Bristol Rovers en 1999. Al año siguiente, y tras una breve experiencia en el Bath, fue cedido al Brighton & Hove Albion, que lo contrató al año siguiente. En 2003 se fue al Tottenham y al año siguiente, al West Ham, donde pasó cuatro años. Luego jugó otros cuatro en el Fulham, para recalar en 2012 en el Queens Park Rangers. En 2015 volvió a fichar por el Brighton, donde se retiró este 2016. Con Inglaterra jugó dos partidos.

Os dejo con un golazo de Zamora:

Hasta mñañana.

Qué fue de… Vicente Rodríguez, el puñal de Benicalap

Vicente celebra un gol en un partido de Copa del Rey ante Osasuna en enero de 2004 (Archivo 20minutos).

Vicente celebra un gol en un partido de Copa del Rey ante Osasuna en enero de 2004 (Archivo 20minutos).

Antes de nada, permitidme un recuerdo a la memoria de Wilfred Agbonavbare, exportero del Rayo, que falleció ayer por la mañana en Madrid. Que descanse en paz. Vamos a seguir esta semana con un futbolista de reciente retirada, pese a lo cual lleva bastante tiempo alejado del primer nivel, por lo que creo que es buen momento de hablar con él. Seguro que lo recordáis, porque fue internacional. Es Vicente Rodríguez.

¿Quién era?: Un extremo español de finales de los 90 a principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los más destacados jugadores españoles de su época, una de las estrellas del Valencia en la década de 2000 e internacional por España casi 40 veces.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2013 (oficialmente, en abril de 2014) en las filas del Brighton and Hove Albion inglés. En la actualidad, está realizando el segundo nivel del curso de entrenadores de la RFEF.

¿Sabías qué…?: Se formó en la cantera del Levante, pero fue desde siempre hincha del Valencia CF.

– Con el primer equipo granota debutó con tan sólo 16 años de edad.

– Valencia, Real Madrid y Arsenal anduvieron detrás de él para ficharlo. Fue el equipo de sus amores el que se lo llevó.

– Sus mejores virtudes eran la velocidad, la técnica y el manejo de su pierna izquierda.

Vicente, en un partido de la selección española ante Eslovaquia en Bratislava correspondiente a la repesca para acudir al Mundial de 2006, disputado en noviembre de 2005 (Archivo 20minutos).

Vicente, en un partido de la selección española ante Eslovaquia, en Bratislava, correspondiente a la repesca para acudir al Mundial de 2006, disputado en noviembre de 2005 (Archivo 20minutos).

– Su carrera se vio lastrada por continuas lesiones que le impidieron rayar a más nivel.

– Estas lesiones le privaron de participar en varias de las grandes citas de la selección española. Sólo pudo participar en la Eurocopa de 2004.

– Debutó con la selección con 20 años, en un partido ante Francia disputado en su Valencia natal.

– En Valencia se le conocía como ‘El crack de Benicalap’ o ‘El puñal de Benicalap’, en referencia al barrio valenciano donde creció.

– En sus inicios también se le conocía como ‘Vicentín’.

– En su última etapa como futbolista, en el Brighton and Hove Albion, tuvo un agrio enfrentamiento con Gustavo Poyet, cuando el uruguayo dirigía a este equipo del sur de Inglaterra.

Biografía, palmarés, estadísticas: Vicente Rodríguez Guillén nació el 16 de julio de 1981 en Valencia. Formado en la cantera del Levante, debutó con el primer equipo granota en 1997. Tres años después, firmó por el Valencia CF, donde estuvo 11 temporadas, tras las que se fue al Brighton and Hove Albion inglés, donde colgó las botas dos años después. En su palmarés tiene dos Ligas, una Copa del Rey, una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa. Con España disputó 38 partidos y marcó tres goles.

Os dejo con un vídeo dedicado a Vicente:

Hasta mañana.

Quién fue… Brian Clough: a su lado, Mourinho es un aficionado

Brian Clough (WIKIPEDIA)

Brian Clough (WIKIPEDIA)

Hace ya unos meses, traje a este blog a Bill Shankly, uno de los más carismáticos entrenadores de todos los tiempos. Lo era no sólo por sus logros futbolísticos, sino porque está considerado como uno de los mejores autores de citas futbolísticas de la historia. Si hay alguien que se puede poner a su altura es el protagonista de hoy. Un tipo que condensa en sí mismo lo mejor del fútbol inglés y que es el paradigma de entrenador de personalidad arrolladora. Todo un personaje que tiene hasta una película. Es Brian Clough.

Middlesbrough, North Yorkshire, Inglaterra. El día 21 de marzo de 1935 nace Brian Howard Clough, el sexto de nueve hermanos. Su padre trabaja en una tienda de dulces y caramelos. En su infancia y juventud, se decantó más por el cricket que por el fútbol, que luego marcaría su vida.

Nunca fue un estudiante brillante y en 1953 realizó el servicio militar en la Fuerza Aérea Real (RAF). Antes, ya había hecho sus pinitos futboleros en el Billingham Synthonia. Nada más regresar de la ‘mili’, se incorporó al Middlesbrough, donde desempeñó como delantero. Fue un ariete demoledor. En 222 partidos de Liga con el Boro (durante seis temporadas) marcó la impresionante cifra de 204 goles. Ya de jugador daba muestras de su carácter difícil. Se enfrentaba constantemente a sus compañeros, sobre todo a sus defensas, que solían encajar muchos goles. Les llegó a desafiar preguntándoles cuántos goles tenía que marcar para poder ganar un partido. No obstante, se hizo amigo del portero, Peter Taylor, personaje que posteriormente sería clave en su carrera.

Fue internacional sólo dos veces, en 1959, con escaso éxito. En 1961 fue traspasado al Sunderland por 55.000 libras. En su segunda temporada en los black cats, llegó el hecho que puso fin a su carrera: en un partido ante el Bury, disputado en unas infames condiciones meteorológicas, chocó con el portero rival y se rompió el ligamento cruzado y el ligamento colateral tibial. Era otra época, claro está, y en aquellos tiempos, una lesión así significaba dejar el fútbol. Tras dos años de baja, llegó a volver a jugar al fútbol, pero sólo pudo disputar tres partidos. Colgaba las botas con 29 años. Pese a tamaña desgracia, sus cifras en el Sunderland fueron espectaculares: 63 goles en 74 partidos.

Llega a los banquillos

Su primera experiencia en los banquillos fue como técnico de los juveniles del Sunderland. En 1965 le ofrecieron el puesto de entrenador del Hatlepool United, de Segunda. Aceptó y lo primer que hizo fue llamar a Peter Taylor, su querido compañero del Boro, para que le acompañara en su primera aventura como entrenador profesional. Clough tenía 30 años y era el entrenador más joven de la Liga. Era un club modesto, siempre luchando por la permanencia y con agobios financieros. Al poco de llegar, Clough llegó a ir por los pubs de la localidad pidiendo contribuciones para el equipo.

El principio de la segunda temporada, el presidente quiso despedir a Clough, pero eso no hizo sino provocar un cisma en la directiva que acabó con el presidente fuera. Esa segunda temporada, el sufridor Hartlepool acabó octavo. Este logro le valió fichar por el Derby County (junto a Taylor, por supuesto) en 1967. Los ‘Rams’ llevaban años en Segunda, intentando regresar, sin éxito, a la máxima categoría. Clough llegó e hizo limpieza en el vestuario. Sólo permanecieron cuatro jugadores de la temporada anterior. Por despedir, echó al secretario, al jardinero, al ojeador e incluso despidió a dos camareras a las que pilló riéndose tras una derrota del equipo. Y todo funcionó: con una racha de 22 partidos invicto, el Derby acabó campeón de Segunda y ascendió.

Estatua de Brian Clough y Peter Taylor en Derby (WIKIPEDIA).

Estatua de Brian Clough y Peter Taylor en Derby (WIKIPEDIA).

En su primer año en Primera con el Derby, dejó al equipo cuarto, su mejor clasificación histórica, pese a lo cual, y por problemas económicos, no pudo jugar en Europa. Mantuvo al equipo en Primera hasta que en su quinta temporada, la 71-72, llevó al Derby County a la gloria: los ‘Rams’ ganaron el primer título de Liga de su historia. Fue precisamente entonces cuando empezaron los problemas entre Clough y la directiva. El primer enfrentamiento fue debido a la pretemporada del equipo en Alemania y Holanda. Clough exigió llevarse a su familia y el presidente se negó. Por este motivo, el exdelantero no estuvo en el stage, que quedó a cargo de su segundo, Peter Taylor.

Clough empezó a fichar jugadores caros, lo que le valió un toque de atención de la directiva (ya sabéis que en Inglaterra, el entrenador es mucho más de lo que es aquí en España). Llegó a criticar a los hinchas porque, según él, sólo animaban cuando el equipo iba ganando. Estaba desatado. Cayó en semifinales de la Copa de Europa ante la Juve. Cuando salió del vestuario y los periodistas italianos le preguntaron, dijo: “No hablo con cabrones tramposos”. Empezó también su particular cruzada contra el Leeds United (uno de los punteros de la época) y su entrenador, Don Revie, acusándolos de juego sucio.

El 15 de octubre de 1973, Brian Clough y Peter Taylor abandonaron el Derby County. Clough era por esa época un personaje muy conocido y era un asíduo a los programas de televisión, donde engrandecía su leyenda de hombre sin pelos en la lengua. Enseguida, no obstante, él y su equipo se hicieron cargo del Brighton and Hove Albion, un equipo de la Tercera División. El cambio, en pocos meses, había consistido en jugar ante la Juve en la Copa de Europa a jugar en los barrizales de la tercera categoría. Su etapa en el sur de Inglaterra, no obstante, no fue nada buena.

La gran oportunidad de su vida llegó en 1974, cuando su odiado Don Revie dejó el Leeds United para ser seleccionador nacional de Inglaterra. El equipo de Yorkshire lo contrató. Esta vez, Peter Taylor no lo acompañó. Su fichaje fue una sorpresa, debido a las críticas que antes le había dedicado a este club. Es más, en su primer entrenamiento, le dijo a sus nuevos jugadores una de sus frases más famosas: “Hasta donde yo sé, podéis tirar todas esas medallas que habéis ganado estos años a la basura, ya que las ganasteis todas robando”.

Su etapa en el Leeds duró 44 días. Los jugadores, fieles aún a Revie, le hicieron el vacío. El equipo ganó uno de los seis partidos que disputó. Fue despedido fulminantemente. Pero el destino le deparaba aún una gran oportunidad a Brian Clough. He decir que desde que empezó a despuntar con el Derby, su nombre estuvo siempre ligado con la selección inglesa, pero nunca se concretó su incorporación al equipo nacional.

Estatua de Brian Clough en Middlesbrough (WIKIPEDIA)

Estatua de Brian Clough en Middlesbrough (WIKIPEDIA)

En enero de 1975, el Nottingham Forest, que estaba en la mitad baja de la tabla de Segunda, lo contrató. Dejó al equipo octavo esa temporada y en la siguiente, de nuevo con su amigo de siempre Peter Taylor junto a él, lograron el ascenso. En la siguiente temporada lograron la Copa de la Liga y el campeonato. Brian Clough conseguía con 43 años lo que sólo había conseguido un entrenador antes que él: ganar la Liga inglesa con dos equipos diferentes. La siguiente temporada (78-79), no pudo repetir el título de Liga, pero consiguió un hito. Hizo al Nottingham Forest campeón de Europa, tras derrotar al Malmö por 1-0 en la final. Pero es que al año siguiente, 1980, repitió la hazaña, derrotando al potente Hamburgo por el mismo resultado.

En 1982, su inseparable Peter Taylor se retiró. El siguió al frente del Forest hasta 1993. Anunció su retirada cuando el Forest descendió a segunda división. En sus últimos años, además de entrenar a su hijo Nigel (que llegó a ser internacional) y ‘descubrir’ a futbolistas como Teddy Sheringham o Roy Keane, empezó a aflorar uno de sus grandes problemas: el alcoholismo.

El resto de su vida estuvo marcada por su lucha contra su enfermedad, pese a lo cual comentaba partidos y escribía una columna semanal en Four Four Two. En enero de 2003 se sometió a un trasplante urgente de hígado. Lo tenía tan dañado tras 30 años de alcoholismo que los médicos le daban dos semanas de vida. Se repuso, pero un año y nueve meses después, fue ingresado de nuevo en un hospital de Derby a causa de un cáncer de estómago, motivo de su muerte el 20 de septiembre de 2004. Se celebró un funeral en su honor en el estadio del Derby County al que asistieron 14.000 personas. Los homenajes son incontables. El tramo de autopista que une Nottingham y Derby lleva su nombre, así como una grada del estadio del Forest. Hay estatuas en su honor en Nottingham, Derby y Middlesbrough. Desde 2007, todo partido que juegan el Forest y el Derby, ya sea de Liga, Copa, Copa de la Liga, amistoso, etcétera… se convierte automáticamente en el Trofeo Brian Clough.

Detalle de la estatua de Clough en Nottingham (WIKIPEDIA)

Detalle de la estatua de Clough en Nottingham (WIKIPEDIA)

La figura de Brian Clough, en mi opinión, tiene un punto negro, que no es otro que la gestión que hizo de la homosexualidad de Justin Fashanu. Podéis leer más sobre este tema en el artículo que le dediqué a este jugador.

Os decía al principio lo de las citas de Clough. Os dejo aquí unas cuantas:

– No digo yo que fuera el mejor entrenador del mundo. Pero siempre estuve en el Top-1.

– Dicen que Roma no se levantó en un día. Pero yo no estaba a cargo de esa tarea.

– Estoy seguro de que los mandamases de la selección de Inglaterra creían que, si me contrataban y me confiaban el empleo, me pondría a dirigir el cotarro. La verdad es que son muy listos: eso es exactamente lo que habría hecho.

– Si discutiera con un jugador, nos sentaríamos juntos unos veinte minutos, hablaríamos del asunto y al final decidiríamos que yo tengo razón.

– No quiero epitafios de frases profundas ni nada de ese rollo. He aportado algo. Espero que eso sea lo que digan de mí, y ojalá le haya gustado a alguien.

– Hoy es un día espantoso… para el Leeds United (el día que le despidieron del Leeds).

No puedo dejar de recomendaros encarecidísimamente The Damned United, la fantástica película que relata los últimos días de Clough al frente del Derby County y su azarosa etapa de 44 días en el Leeds United. Imprescindible.

Os dejo con un documental sobre Clough:

Que paséis un buen fin de semana.