BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Herbert Carnegie: el crack al que su color de piel le impidió jugar en la NHL

Herbert Carnegie, con el uniforme de los Randies (Canadian Encyclopedia).

Cerraremos la semana con una de esas historias del nuevo continente en las que queda patente que la segregación racial llegó hasta hace relativamente poco tiempo. Veamos hoy la historia de Herbert Carnegie.

Herbert Henry Carnegie nació el 8 de noviembre de 1919 en Toronto, Canadá. Sus padres, jamaicanos, habían llegado a Canadá en el año 1912. Desde muy niño, mostró interés en el hockey hielo, y ya en la época del instituto destacó como jugador. Su padre ya le advirtió. Sus compañeros de trabajo le habían advertido de que su chico no llegaría a la NHL por su color de piel. El padre intentó quitarle de la cabeza la idea a Herb, pero sin éxito. El tiempo, por desgracia, le daría la razón.

En 1941 empezó a jugar con su hermano Ossie y otro jugador de raza negra, Manny McIntyre, en un equipo llamado Buffalo-Ankorite Bisons. En 1944 empezó a jugar en clubes de la Quebec Provincial League como los Sherbrooke St. Francis o los Quebec Aces. En 1946, 1947 y 1949 fue elegido MVP de la competición.

En 1948, el manager de los New York Rangers invitó a Herb a un campus de entrenamiento. Tenía 29 años y veía más cerca que nunca su sueño de jugar en la NHL. El dueño de los Rangers le dijo que era un gran jugador, pero que para el equipo filial, en Connecticut. Y con un sueldo menor al que cobraba en Canadá. Nunca le dijeron el motivo, pero él lo sospechaba: su color de piel. Otros compañeros, peores jugadores que él, sí encontraron hueco en la NHL.

Siguió jugando en ligas menores, hasta que colgó los patines en 1954. Sólo cuatro años después, Willie O’Ree rompió la barrera racial de la NHL fichando por los Boston Bruins.

Pero su frustración la enfocó a algo positivo, y abrió una escuela de hockey. Además, empezó a practicar golf, deporte en el que fue campeón de Canadá en categoría senior en los 70. Posteriormente, de su academia surgió una fundacion llamada Future Aces, dedicada a ayudar a niños desfavorecidos de la zona de Toronto.

Con la edad se quedó ciego, y falleció el 9 de marzo de 2012 en Toronto, a los 92 años de edad.

Os dejo con un reportaje sobre Carnegie, que incluye una entrevista con el propio jugador antes de morir:

Hasta el miércoles.

4 comentarios

  1. Dice ser joseluis123321

    ¿ y porque los negros no montaron su propia liga en vez de tratar de meterse en la de los blancos ?

    ahora sin embargo los negros están sobrerepresentados en los deportes y de eso no se quejan.

    los chinos prácticamente no hay ninguno en muchos deportes y no por ello se ponen a lloriquear y dar lastima porque son gente mas inteligente que los negros y pueden ganarse la vida montando un bazar o un restaurante chino sin necesidad de buscar discriminaciones positivas ni apoyos ni ayudas de nadie.

    23 Abril 2017 | 15:33

  2. Dice ser Cyllan

    El 1ª comentario ha ganado, el premio a comentario racista del año. ¿Qué por qué no montaron una liga para jugadores negros?, pues por el simple hecho de que los negros tambien son personas,listo, no hay ningún motivo para separarlos por el color de su piel. Y el comentario sobre los chinos , también es de traca.

    23 Abril 2017 | 18:15

  3. Dice ser Madremía

    Joseluis123321. Ánimo. Con esfuerzo y constancia, entrenando y practicando tanto como lo hiciste aquí puedes llegar a convertirte en un all-star de la idiotez. Desde luego no se puede ser tan necio sin ser un profesional. Mis felicitaciones.

    23 Abril 2017 | 19:11

  4. Dice ser ruomalg

    Desde luego que el autor del primer comentario se ha retratado pero bien. Pasando al tema que importa, ahora que lo pienso, nunca he visto a un negro jugando a un deporte como el hockey como el hielo, pero tampoco es que me hubiera planteado en algún momento si tenían representación alguna. El protagonista de este post no logró lo que O’Ree, pero no se puede decir que no lo intentara. Por otra parte, parece que incluso hasta para discriminar a la población negra hacían distinciones; no creo que en caso de no ser deportista hubieran utilizado tanta corrección política para justificar aquel trato tan degradante.

    04 Mayo 2017 | 10:36

Los comentarios están cerrados.