BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Tommy Ball: el caso del futbolista asesinado

Tommy Ball, con el uniforme del Aston Villa (WIKIPEDIA).

Hace no mucho di con esta historia y dudé poco en traérosla al blog. Es muy curiosa, por lo inusual. Es la historia de Tommy Ball, el único futbolista asesinado de la historia de Inglaterra.

Thomas Edgar Ball nació el 11 de febrero de 1900 en Chester-le-Street, Durham, noreste de Inglaterra. Tras trabajar como minero, se hizo deportista profesional en 1919, cuando fichó por el Newcastle United. En 1920 lo contrató el Aston Villa.

Ball era central y el Villa lo fichó para ser suplente de Frank Barson (otro jugador que merece -y tendrá- un post), y en 1922, cuando Barson se fue, Ball se hizo con el puesto de titular. Sus buenas actuaciones llamaron la atención de la prensa y se rumoreó fuertemente una posible convocatoria con Inglaterra.

Pero por desgracia, no pudo ser. Tommy Ball vivía con su mujer, Beatrice, en Perry Barr, a las afueras de Birmingham, en una casita que le habían alquilado a un tal George Stagg, que vivía en la granja adyacente. Stagg era un veterano de la I Guerra Mundial y expolicía, que tenía fama por su mal carácter tras el conflicto.

Stagg y Ball no tenían una buena relación. Sus discusiones eran frecuentes. Stagg se quejaba de que las gallinas de Ball entraban a su jardín y llegó a amenazar con envenenarlas. El casero intentaba que el joven matrimonio Ball dejara la granja, pero sin éxito.

La noche del domingo 11 de noviembre de 1923, tras un partido que el Aston Villa disputó en Nottingham ante el Notts County el día anterior, Tommy Ball y su mujer acudieron a un pub local, donde el central se tomó tres pintas y media de ale. Regresaron a casa y Tommy decidió sacar al perro a pasear.

Al rato, Beatrice escuchó desde casa una discusión y un disparo. Alarmada, salió y se encontró a su esposo arrastrándose por el suelo: “Me ha disparado”, dijo él. Ella declararía después de que sonó un segundo disparo y que notó que pasaba muy cerca. Poco después, Tommy Ball moría a causa de una herida de bala. La Policía llegó y detuvo a George Stagg, que no opuso resistencia.

El 19 de noviembre tuvo lugar el funeral de Tommy Ball. Su féretro fue portado por sus compañeros de equipo, y numerosos clubes de la zona enviaron coronas. Centenares de personas acudieron al sepelio y el club recaudó 127 libras de la época para ayudar a la viuda.

En el juicio, George Stagg declaró que los hechos fueron un accidente. Dijo que había visto cómo alguien intentaba colarse en su casa, y sacó una escopeta para amedrentar al intruso. Según su versión, Ball, que estaba borracho y había amenazado de muerte a Stagg y a su esposa, agarró la escopeta y en el forcejeo entre ambos, recibió un disparo, quedando herido de muerte el futbolista. Stagg, que incurrió en varias contradicciones en su testimonio, añadió que Ball tenía problemas con el alcohol y que maltrataba a su mujer. El entrenador del Aston Villa, Alf Miles, desmintió lo primero, mientras que Beatrice Ball desmintió lo segundo.

Tras una hora y 40 minutos de deliberación, el jurado declaró a Stagg culpable de asesinato, pero recomendó al juez que fuera clemente con el acusado, algo bastante inusual por entonces. El juez condenó a muerte a Stagg, pero éste se benefició de la llegada al poder del primer gobierno laborista de McDonald, que se oponía a la pena capital, y se le conmutó la pena por cadena perpetua. Poco después, un análisis psiquiátrico declaró que Stagg tenía problemas mentales y fue enviado al hospital psiquiátrico de Broadmoor. Tras pasar toda su vida por diferentes instituciones mentales, George Stagg fallecería en 1966, a los 87 años de edad, en el hospital de Highcroft de Birmingham.

Espero que os haya gustado la historia. Volvemos el miércoles.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser ruomalg

    Un caso digno de aparecer en un programa de crímenes de los que emite La Sexta. Anda que entre el asesinato y las patrañas que contó en el juicio ya se veía que Stagg no estaba muy bien de la cabeza.

    23 Abril 2017 | 23:49

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.