BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Elementos para la historia. Le Coq Sportif TCO Noah: la última raqueta de madera

Noah, empuñando la Le Coq Sportif que le dio Roland Garros (GTRES).

Noah, empuñando la Le Coq Sportif que le dio Roland Garros (GTRES).

Hoy vamos a hablar de tenis, y en concreto lo vamos a hacer de una raqueta, y de un modelo en concreto. Ya sabéis que en el mundo de las raquetas de tenis, hay un antes y un después. Es decir, cuando eran de madera y cuando pasaron a hacerse de aluminio y luego grafito. Vamos a recordar la última gran raqueta de madera. La Le Coq Sportif TCO de Yannick Noah.

En realidad, el titular es algo tramposillo, lo admito. No es que fuera la última raqueta de madera, pero sí fue la última raqueta de madera con la que se ganó un Gran Slam.

Fue en Roland Garros, en 1983, empuñada por el francés Yannick Noah. El modelo lo fabricaba la firma deportiva francesa Le Coq Sportif, y se llamaba TCO.

Hay que tener en cuenta que ni siquiera este modelo era ya totalmente de madera. En realidad, su estructura principal sí lo era, solo que estaba reforzada por piezas de gafito.

Aquella raqueta, además de los materiales, tenía una particularidad. En mitad de la zona que se llama ‘corazón’ (también ‘garganta’), entre las partes llamadas ‘puentes’, había un tercer ‘puente’ o ‘pata’ que le daba un inolvidable aspecto, como se ve en la foto.

Yannick Noah siguió ligado a Le Coq Sportif, pero ya con raquetas completamente fabricadas en grafito.

Como curiosidad, os diré que en caso del circuito femenino, la última jugadora en usar una raqueta de madera para ganar un Gran Slam fue Chris Evert, también en Roland Garros de 1983. En su caso, era de la marca estadounidense Wilson.

Os dejo con un vídeo sobre aquella final que ganó Noah en 1983:

Hasta mañana.

2 comentarios

  1. Dice ser Dr. J

    Gran post. Mi padre tenía una en casa y no veas cómo pesaba. Hasta la que me compraron en Alcampo por 1000 pesetas pesaba menos.

    10 Mayo 2016 | 16:14

  2. Dice ser ruomalg

    Ya se me había olvidado que antes las raquetas las hacían de madera. Creo recordar que en casa teníamos más de una, de cuando íbamos a la pista de tenis de la urbanización. Muy chula la de la foto, con el dibujo del gallo en la malla.

    20 Mayo 2016 | 00:53

Los comentarios están cerrados.