BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Billy Mills: el sioux que ganó una medalla de oro

Mills, cruzando la meta en Tokio 1964 (WIKIPEDIA).

Mills, cruzando la meta en Tokio 1964 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana (sí, como os comenté el viernes, mañana y pasado no habrá post, por ser Semana Santa) con una historia que conocí en un blog amigo, que os recomiendo desde ya mismo si os gusta la historia: es Curiosidades de la Historia. Os traigo la historia de Billy Mills.

William Mervin Mills nació el 30 de junio de 1938 en Pine Ridge, Dakota del Sur. William, más conocido como Bill, se crió en una reserva india de sioux de la tribu oglala. En el instituto empezó a practicar boxeo y atletismo, pero finalmente se decidió por este último deporte.

Estudió en la Universidad de Kansas, donde entró en el equipo de cross y con el que se proclamó campeón nacional. Se licenció en Educación Física y entró en los Marines. En 1964 estaba en la reserva.

Billy entró en el equipo olímpico que acudió a los Juegos de Tokio. Se clasificó para la final de los 10.000 metros, pero no estaba entre los favoritos. El principal candidato al oro era el australiano Ronald Clarke, con el soviético y anterior campeón olímpico Piotr Bolotnikov y el neozelandes Murray Halberg como oponentes.

En la primera mitad de la carrera, Clarke impuso un ritmo altísimo que sólo dos atletas pudieron seguir: el tunecino Mohammed Gammoudi y el estadounidense Mills. El australiano lo tenía todo de cara: ostentaba el récord del mundo (28:15) y ni Mills no Gammoudi habían bajado nunca de los 29 minutos. En los últimos 400, con la carrera muy difícil por el gran número de doblados, Clarke se ve cerrado y empuja a Mills, que tiene que salirse a las calles exteriores. El tunecino cobra ventaja al aprovecharse de este hecho, pero Clarke recupera. Cuando parece que entre uno de ellos va a estar el oro, surge Mills en unos últimos metros históricos y se lleva el oro contra todo pronóstico.

Al año siguiente, batió el récord del mundo pero logró algo aún mejor: el reconocimiento de los suyos. La tribu oglala le regaló un anillo de oro procedente de las Colinas Negras de Dakota, sagradas para los sioux. Además, lo nombraron guerrero y lo bautizaron como Makoce Teh’la (El que ama a su país).

Curiosamente, os diré que 20 años después de ganar su oro, en 1984, pudo completar su momento de gloria dando con su esposa una vuelta de honor al estadio.

Tras su carrera como atleta fundó Running Strong for American Indian Youth, una ONG destinada a la ayuda social y económica a comunidades de nativos americanos. Además, da charlas motivacionales.

El vídeo no podía ser otro:

Que paséis buenos días de Semana Santa. Volvemos el lunes.

3 comentarios

  1. Dice ser brodie

    Bonita historia. El final de la carrera es increible, como saca fuerzas para dar ese apretón.
    Feliz semana santa a todos.

    23 Marzo 2016 | 18:35

  2. Dice ser ruomalg

    Decir que la victoria de este tío fue épica es quedarse corto. Eso de aparecer de repente cuando parecía que la cosa estaba entre otros dos y vencerlos a ambos es algo que se ve en muy pocas ocasiones (por poner un ejemplo, el final de la Bundesliga de 2007, cuando el Stuttgart terminó superando a Schalke 04 y Werder Bremen, ambos disputándose la cabeza durante buena parte del campeonato). Me alegra saber que a este no intentaron quitarle la medalla como a Jim Thorpe.

    Hoy se nos ha ido una leyenda del fútbol, el hombre que maravilló a toda Europa en los 70 y que convirtió el fútbol total de Rinus Michels en parte del juego del FC Barcelona, cambiando su historia. Por todo lo que has dado al fútbol, gracias, Johan.

    25 Marzo 2016 | 00:33

  3. Dice ser PEDRALBES

    ¡Madre mía! Vaya “Carl Lewis” se marca después de 10.000 m.

    29 Marzo 2016 | 10:03

Los comentarios están cerrados.