BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… W. G. Grace: el Cristiano o el Messi de la época victoriana

W. G. Grace, a finales de la década de 1880 (WIKIPEDIA).

W. G. Grace, a finales de la década de 1880 (WIKIPEDIA).

Tal día como hoy, hace 100 años, fallecía el protagonista que os traigo este viernes (si queréis, por cierto, saber más efemérides, os recomiendo este blog). Qué mejor día, pues, que éste, para hablar de un deportista del que tenía muchas ganas de presentar en el blog, porque más allá del deporte que practicaba, se trata de una de las primeras superestrellas de la historia. Es W. G. Grace.

William Gilbert Grace nació el 18 de julio de 1848 en Downend, muy cerca de Bristol, Inglaterra. Su padre, Henry Grace, era el médico su pueblo natal. W. G. era el octavo de nueve hermanos.

En la casa de los Grace había un pequeño campo de prácticas donde W. G., que es como, cuando era deportista famoso, le conocía todo el mundo, empezó a jugar al cricket. Él mismo decía que con dos años agarró un bate por primera vez. Detrás estaba su tío materno Alfred Pocock, un destacado entrenador.

Tras superar una grave neumonía con 15 años, tras la que creció hasta alcanzar el 1,88 de estatura, y haber sido educado en casa, llegó el momento en el que W. G. tenía que ir a la Universidad. Pudo ir a Cambridge y a Oxford, como era el deseo de su padre, pero finalmente acabó en la Bristol Medical School, donde entró con 20 años.

En aquella época, W. G. ya tenía cierta experiencia como jugador de cricket. Con 13 años ya había disputado su primer partido y con 14 llegó a representar al condado de Gloucestershire en un partido. Pero fue con 16 cuando debutó en el cricket de primer nivel, una carrera que en realidad, no acabó hasta poco antes de su muerte, acumulando en total 44 temporadas.

Grace compitió con cerca de 30 equipos, incluida la selección inglesa. Siempre fue amateur, y compaginó la práctica del cricket con la de la medicina. No consiguió doctorarse hasta los 31 años de edad, y se dice que fue porque sus estudios quedaban supeditados a la práctica de su deporte favorito, un deporte que W. G. cambió para siempre. Su manejo del bate y su enorme carisma convirtieron al cricket en un deporte de masas tal y como lo es ahora en los países de influencia directa británica. Se llegó a decir, sin ninguna exageración, que W. G. Grace era el inglés más famoso de la época victoriana, junto, claro está, a la reina Victoria. Las entradas de los partidos tenían un precio diferente (y así se explicaba en las taquillas) si jugaba él o no.

Grace, en 1897 (WIKIPEDIA).

Grace, en 1897 (WIKIPEDIA).

Pese a que en aquel entonces estaba mal visto que los jugadores cobraran, W. G. Grace ganaba suficiente dinero gracias al cricket como para no tener que depender de su carrera de médico, que además, ponía en práctica de una manera totalmente supeditada a la de jugador. De hecho, se podía permitir no cobrar a sus pacientes más desfavorecidos. Su estatura y su inconfundible barba le hicieron también ser un personaje asiduo de la prensa de la época y allá donde iba, incluidas las giras por lugares tan lejanos como Australia, era considerado como una celebridad de primer orden.

Escribió dos libros sobre cricket y destacaba por su enorme competitividad, que le llevaba a insultar a los árbitros e incluso a romper bates en un deporte marcado por la exquisitez y la caballerosidad. Gran bebedor (podía mezclar whisky con soda, champán y vino en grandes cantidades durante los partidos) y amante del deporte en general (también jugó al fútbol, a los bolos y al golf), estuvo casado y tuvo cinco hijos, dos de los cuales, Bessie, su favorita, y su primogénito W. G., murieron con 20 y 30 años de edad, respectivamente, debido a fiebres tifoideas y a apendicitis.

Pese a su enorme talla y a su peso, W. G. Grace jugó con Inglaterra hasta los 51 años años de edad y al cricket en general hasta los 66 años. Al año siguiente, con la I Guerra Mundial recién empezada y con los zepelines alemanes sobrevolando Londres, William Gilbert Grace falleció de un ataque al corazón en su casa del suburbio londinense de Mottingham. Su muerte dejó en ‘shock’ a todo el país. Fue enterrado en el cementerio de Beckenham, donde puede ser visitada su tumba.

Todavía hoy, W. G. Grace es un personaje muy recordado en Inglaterra, un icono imperecedero. Por ejemplo, los Monty Python usaron su rostro para representar a Dios en la película Los Caballeros de la Mesa Cuadrada. Además, con motivo del centenario de su muerte, se acaba de publicar una biografía titulada Amazing Grace: The Man who was WG, con Richard Tomlinson como autor.

Os dejo con una de las escasísimas grabaciones de W. G. Grace bateando:

Buen fin de semana.

3 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    No me imagino a un jugador de cricket rompiendo el bate, con lo grandote que era!! Buen finde!!

    http://areaestudiantis.com

    23 Octubre 2015 | 08:47

  2. Dice ser james tiberius K.

    Genial Post Edu.

    Desconocia a este hombre, pero jugar hasta los 51..y meterse esos pelotazos de alcohol durante los partidos….un crack

    23 Octubre 2015 | 09:25

  3. Dice ser ruomalg

    Uno tiene que leer muchos artículos para tomar consciencia de la trascendencia que tiene cricket en los países de la Commonwealth. Gran trayectoria, jugando hasta los 66 e internacional hasta los 51. Y gran detalle lo de no cobrarles a sus pacientes más pobres.

    27 Octubre 2015 | 09:57

Los comentarios están cerrados.