BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Trofeos, copas y medallas: en los primeros Juegos, el ganador se llevaba ¡la plata!

Anverso y reverso de las medallas de los Juegos de 1896 (WIKIPEDIA).

Anverso y reverso de las medallas de los Juegos de 1896 (WIKIPEDIA).

Pues el artículo de esta semana dedicado a los premios que se llevan los ganadores en el deporte trata sobre el premio deportivo por excelencia, es decir, la medalla olímpica. En concreto, la primera de la era moderna.

Como sabéis, en los Juegos de la Antigüedad, el ganador se llevaba una corona de olivo. En los primeros Juegos de la era moderna, los que se celebraron en Grecia en 1896, se decidió retomar esa costumbre. Pero además, se entregaba al ganador de cada prueba una medalla. Lo curioso es que esa medalla no era de oro, sino de plata.

En efecto, las primeras preseas olímpicas para los ganadores eran de plata, mientras que el subcampeón, que en lugar de una corona de olivo se la llevaba de laurel, recibía una medalla de bronce. Al tercero no le daban nada.

La medalla presentaba en el anverso el rostro del dios griego Zeus sosteniendo a Niké, diosa de la victoria, mientras que en el reverso se ve la Acrópolis de Atenas.

En los segundos Juegos, los de 1900, no se daba ninguna. El premio eran las consabidas coronas y dependiendo de la prueba, una copa para el ganador. No fue hasta los Juegos de 1904, en Saint Louis, cuando se estableció el estándar actual de oro, plata y bronce. No obstante, el Comité Olímpico Internacional ha ‘entregado’ de manera retroactiva y más bien simbólica medallas de oro, plata y bronce para los competidores en los dos primeros Juegos Olímpicos, por lo que en los recuentos globales sí que entran los logros de 1896 y 1900.

Espero que os haya gustado. Mañana, más.

3 comentarios

  1. Dice ser Loshovic

    Curiosísimo, no tenía ni idea de que las medallas de oro, plata y bronce no se habían instaurado hasta la tercera edición de los Juegos modernos. Maese Edu siempre descubriéndonos cosas nuevas.

    18 Agosto 2015 | 09:14

  2. Dice ser Cris

    Interesante.

    18 Agosto 2015 | 09:47

  3. Dice ser ruomalg

    Había leído en algún suplemento especial de no sé qué Juegos sobre las particularidades en la primera edición. Curioso detalle el de las coronas (reaparecido durante la edición de Atenas de 2004). Ahora, estamos tan acostumbrados al “glorioso oro, la mediocre plata y el bochornoso bronce” (como dirían en Los Simpson) que nos parece que ha sido toda la vida así.

    25 Agosto 2015 | 23:22

Los comentarios están cerrados.