BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Fred Archer: desórdenes alimenticios y una historia de fantasmas

Fotografía de Fred Archer de su época en activo (WIKIPEDIA).

Fotografía de Fred Archer de su época en activo (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con una historia que estoy seguro que os va a resultar muy interesante, tanto como me lo pareció a mí. Creo, si no me equivoco, que es el primer jockey que saco en el blog. Pero os diré que la espera ha merecido la pena. Viajamos a la Inglaterra victoriana para hablar de Fred Archer.

El 11 de enero de 1857 nacía en Cheltenham, Inglaterra, Frederick James Archer. Su padre era William Archer, que en 1858 ganó el Grand National. A los 11 años de edad, en lugar de estar en la escuela, Fred empezó a entrenar con Matthew Dawson en The Heath House, una finca en Newmarket. Para los que no sepáis, Newmarket es una localidad de Suffolk que está considerada como la capital de las carreras de caballos de pura sangre. Poco después, en 1869, se incorporó como jockey de estos establos.

Pronto empezó a mostrar sus excepcionales condiciones como jinete, convirtiéndose en una leyenda. En poco más de 15 años de profesión, ganó más de 2.700 carreras, de entre las que destacan cinco ‘derbies’. Además, contrajo matrimonio con Helen Rose Dawson, la hija de su entrenador. Era toda una celebridad en la Inglaterra victoriana y, como imaginaréis, muy rico gracias a sus éxitos deportivos.

Pero esta vida exitosa escondía algunas desgracias. Como sabéis, los jockeys se caracterizan por ser muy menudos y ligeros. Archer medía 1,78 metros, una altura muy por encima de la habitual en su deporte, lo que le exigía controlar su peso al máximo. Este control se convirtió en obsesión y su peso rondaba los 50 kilogramos. Pasaba días apenas sin comer. Su dieta diaria llegó a consistir en una sardina, media naranja y un sorbo de champán. Llegó incluso a crear un purgante (que fue bautizado como ‘La Mezcla de Archer’) para mantener a raya su peso. A esto se le sumaba un carácter desagradable, huraño, amén de ser una persona rácana y obsesionada con su deporte y con el dinero.

Caricatura de Archer publicada por 'Vanity Fair' el 28 de mayo de 1881 (WIKIPEDIA).

Caricatura de Archer publicada por ‘Vanity Fair’ el 28 de mayo de 1881 (WIKIPEDIA).

Por si fuera poco, a sus desórdenes alimenticios se le sumó la muerte de un hijo recién nacido y a la muerte de su esposa Helen en el parto de la segunda hija, lo que le sumió en una profunda depresión. Dos años después de su viudedad, y tras varios días de fiebre, Archer agarró un revólver y se disparó en la boca. Era el 8 de noviembre de 1886. Tenía 29 años.

Fue enterrado en el cementerio de Newmarket, junto a su mujer y a su hijo. Le legó a su hija una fortuna de más de 66.000 libras esterlinas, que al cambio actual serían más de 6,5 millones. Pero aquí no acaba la historia. Poco después de su fallecimiento, empezaron a relatarse testimonios de personas que vieron, por la noche, a Fred Archer cabalgar a lomos de un purasangre gris por las pistas de Newmarket Heath. Se cree que el lugar está encantado y por él vaga el espíritu del jinete más famoso de la Inglaterra victoriana.

Hoy en día, en el Museo Nacional de las Carreras de Caballos, en Newmarket, se exponen algunos de los objetos de la vida cotidiana de Fred Archer. Entre ellos, la pistola con la que se quitó la vida.

Espero que paséis un buen fin de semana.

6 comentarios

  1. Dice ser susum corda

    Buenísima y apasionante historia….Es una película. Lo desconocía. Muy bueno bloguero.

    17 Julio 2015 | 09:45

  2. Genial historia ¡Y qué bien contada!

    17 Julio 2015 | 10:04

  3. Dice ser Javicruz

    Saludos. Ya me he atrevido a sugerir varios deportistas olvidados, pero aún no ha llegado el momento de ninguno de ellos; como hoy has empezado con jockeys, sugiero otro, Claudio Carudel, que cuando la TV empezó a interesarse por las carreras, allá en los 80-90 era la estrella indiscutible. Gracias, nuevamente felicidades por el blog.

    17 Julio 2015 | 10:09

  4. Dice ser 747

    Yo pensé lo mismo cuando lo leía, es una delicia de historia para cualquier guionista de Hollywood de hacerse una buena peli. Buen hallazgo.

    17 Julio 2015 | 17:10

  5. Dice ser Cris

    Bonita y triste historia. A donde te lleva no comer… 🙂

    17 Julio 2015 | 21:46

  6. Dice ser ruomalg

    Una historia tremenda. Elegir entre renunciar a un deporte que te apasiona o castigarte el cuerpo de esa manera para tener el peso ideal para la competición, sería un debate muy interesante.

    27 Julio 2015 | 00:14

Los comentarios están cerrados.