BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Qué fue de… las hermanas Polgár: el resultado del experimento de un padre que quiso producir genios

Judith Polgár, en un torneo en México (Archivo 20minutos).

Judit Polgár, en un torneo en México (Archivo 20minutos).

El artículo de hoy es especial. No sólo porque se refiere al ajedrez, un deporte (o juego) peculiarísimo, sino porque su protagonista no es una, sino tres mujeres, algo que no abunda entre alfiles y peones, y no sólo eso: por la increíble historia que hay tras ellas. Permitidme pues que altere la estructura habitual de los artículos para hablar de las hermanas Polgár.

Hablemos primero de László Polgár. Nacido en Hungría en 1946, este maestro de escuela judío tenía una obsesión desde que era niño: la vida de los genios y los secretos de la inteligencia. Polgár se dedicó a estudiar las biografías de los grandes pensadores y los genios de la historia y concluyó que en todos los casos, había un importante componente de estudio y método desde la niñez. Así, se convenció de que los genios no nacen, sino que se hacen.

Ella y su esposa deciden poner en marcha un experimento con su descendencia. Van a intentar crear genios. Entre 1969 y 1976 tienen tres hijas, Susan, Sofia y Judit, y con las tres ponen en práctica el mismo sistema: las niñas no son escolarizadas, sino que son educadas en casa. Se las enseña ajedrez, matemáticas (a un nivel altísimo) y los idiomas esperanto, alemán, ruso e inglés. El salón de su pequeña casa en Budapest se convirtió en un improvisado aula rebosante de libros, sobre todo de ajedrez. Las autoridades húngaras, por su parte, intentan obligar a Polgár a que escolarice a las niñas, pese a lo que el maestro se resiste.

Judit y Sofia Polgár, en Salónica, Grecia, en 1988 (WIKIPEDIA).

Judit y Sofia Polgár, en Salónica, Grecia, en 1988 (WIKIPEDIA).

Con sólo cuatro años, Susan, la mayor de las hijas, es llevada por su padre a un club de ajedrez de la capital magiar y comprueba, para su satisfacción, que su plan funciona: derrota a unos cuantos veteranos y pocos meses después, es la mejor jugadora de Hungría de menos de 11 años. La pequeña, Judit, con cinco años ya era capaz de derrotar a su padre. Mientras, la familia empezó a recibir ataques antisemitas por parte del vecindario, tanto por su etnia como por sus ‘extrañas’ decisiones.

Con 12 años, Susan Polgár ganó el campeonato del mundo sub 16 para chicas y con 15, ya era la mujer con mayor ránking del mundo. Sofia, la segunda hija, ganó un torneo internacional en Roma con 14 años. Pero sin duda, fue la pequeña, Judit, la que rompió los moldes. Con 10 años derrotó al maestro internacional Dolfi Drimer y con 11, al gran maestro Lev Gutman.

En 1990, Judit queda tercera en el torneo de Delhi y se proclama campeona del mundo infantil. Pero es que al año siguiente, con sólo 15 años, se proclama campeona absoluta de Hungría y se convierte en la gran maestro más joven de todos los tiempos, superando a Bobby Fischer. Dos años después, derrota al legendario Boris Spassky. En 1994 gana el torneo de Madrid, quedando invicta, y con el mejor resultado obtenido nunca por una mujer.

Susan Polgár, en una exhibición (WIKIPEDIA).

Susan Polgár, en una exhibición (WIKIPEDIA).

La mayor de las hermanas Polgár, Susan, se casó en 1994 con un estadounidense y se fue a vivir a Nueva York. Con el rango de maestra internacional, es profesora de ajedrez, ha escrito numerosos libros al respecto, es entrenadora y dirige el Susan Polgar Institute for Chess Excellence (SPICE), en Missouri. Sofia, la segunda, se casó en 1999 con el gran maestro israelí Yona Kosashvili y se trasladó a Israel, donde adquirió la nacionalidad merced a su origen judío. Vive en Tel Aviv y es profesora de ajedrez.

Pero sigamos con Judit: es la única mujer que ha superado la barrera de 2700 puntos del ranking Elo, siendo la octava jugadora de la historia con el ranking más alto. Entre 1989 y marzo de 2015 fue la número 1 del ajedrez en mujeres (ahora lo es la china Hou Yifan). Es la única mujer que ha derrotado a un número 1 mundial. En concreto, lo ha hecho con Magnus Carlsen, Anatoly Karpov, Garry Kasparov, Vladimir Kramnik, Boris Spassky, Vasily Smyslov, Veselin Topalov, Viswanathan Anand, Ruslan Ponomariov, Alexander Khalifman y Rustam Kasimdzhanov.

En agosto de 2000 se casó con el veterinario húngaro Gusztáv Font, con el que tiene dos hijos (Ólivier, 2004 y Hannah, 2006). En agosto de 2014 anunció que se retiraba del ajedrez competitivo. Es la única de la familia que sigue residiendo en Hungría, ya que László Polgár y su esposa viven en Canadá.

En este vídeo se ven imágenes de la partida entre Polgár y Spassky en 1993:

Hasta mañana.

9 comentarios

  1. Dice ser fernando

    Y mientras en España, las leyes educativas van a menos…

    Yo hice 8º de EGB y pasé posteriormente a la ESO, y puedo asegurar que en 2º de Bachillerato (antes COU) hice muchas cosas ya dadas en 8º.

    Cada día vamos a más con estos desgobiernos….

    09 Julio 2015 | 09:32

  2. Dice ser mari mar

    Pues le salió bien, pero los “genios”, no se hacen……..la sobredotación intelectual, se adquiere genéticamente…..y educacionalmente,puede o no desarrollarse (en mayor o menor medida), el potencial….

    Por sí sóla, la sobreestimulación, no nos convierte en “genios”. Ni por sí sólo, el gen de la sobredotación….sin enriquecimiento o canalización adecuada, tampoco nos convierte en “genios”.

    09 Julio 2015 | 10:20

  3. Dice ser Lico

    Bueno creo que lo que hizo este hombre con sus hijas es básicamente especializarlas abandonando otras posibilidades que a veces solo estorban si tienes muy claro que quieres ser.
    A su vez también he de decir que una educación con un profesor particular en este caso tus padres que tienen una dedicación exclusiva con solo 3 alumnas y desechando materias aumenta muchísimo la capacidad de ese niño. Está demostrado que conforme pasan los años aprender cuesta más y ellos se centraron en su niñez a enseñarles todo lo que podían y con una atención particular. Aunque no huviesen salido unos genios por su puesto siempre estarían por encima de la media de alguien que acude a una clase con 30 más con lo que la enseñanza se diluye y cuando tienes materias que algunas veces no tienen ningún sentido y hacen que pierdas tiempo en algo que no necesitas ni te va a ser util.
    Lo único que veo poco positivo es que al especializarlas igual cerro otros caminos en los cuales incluso podrían haber resaltado más y que fueran más acordes con el gusto de ellas y no de los padres.

    09 Julio 2015 | 10:47

  4. Dice ser El sistema educativo español no funciona

    Soy hija de padres emigrantes, con tres años hablaba los dos idiomas, sabía leer y escribir, me enseñó mi madre, vinimos a vivir a España, entré en el colegio sabiendo sumar, restar y multiplicar, sin embargo me aburría terriblemente en las clases y me quedaba dormida, me tacharon de mala estudiante e incluso en mi libro de graduado escolar hicieron costar que no era válida para los estudios. (aun hoy sigo estudiando y aprendiendo sobre cualquier tema que me guste) Se equivocaron, los que no sabían enseñar eran ellos, yo si supe aprender lo que de verdad necesité para tener una vida plena, provechosa y feliz.

    09 Julio 2015 | 10:59

  5. Dice ser carreradelavida

    Lo que es evidente es que el sistema educativo actual es una Barbaridad…

    Un destruye genios…

    En el sistema actual, una persona muy inteligente probablemente aprenda muy poco, sufra acoso escolar, y tenga la autoestima por el suelo…. y cuidado si no acaba con una enfermedad mental

    Sin embargo, este sistema si funciona de forma medianamente razonable para la mediania (que son la mayoria)

    09 Julio 2015 | 11:09

  6. Dice ser Cris

    La inteligencia se tiene o no se tiene, así como las habilidades para ciertas cosas. No se si la solución es canalizar todo en una sola materia. Le salió bien, pero podría haberle salido mal. Aunque es cierto que conozco gente que piensa así, como el padre de estas chicas.

    09 Julio 2015 | 11:16

  7. Dice ser paranecio

    Solo le veo una pega a este método y es que, algunos niños, después no sabrán como comportarse con otros niños, digamos “normales” y más habituados a la vida social.
    Por lo demás me parece una buena alternativa.
    La verdad, no recuerdo la mayoría de las cosas que aprendí en el colegio. Para mi, fue una de las experiencias menos estimulantes y mas aburridas de mi vida.

    09 Julio 2015 | 11:40

  8. Dice ser ruomalg

    Interesante post este, está visto que al padre de las hermanas Polgar le salió bastante bien el experimento. Respecto al debate que se ha generado, es evidente que esto de la educación en casa tiene sus contras.

    10 Julio 2015 | 20:54

  9. Dice ser Javier

    Los padres de las hermanas Polgár dijeron que sus hijas pudieron haber sido genios en cualquier otra cosa pero ellos eligieron el ajedrez y el resultado de su experimento fue positivo, un punto a su favor en su teoría de los genios no nacen, si no se hacen. Por otra parte las hijas no tuvieron ni un solo problema con respecto a ser diferentes o no saber socializar ya que los padres abrieron las puertas de su casa a los jugadores de ajedrez y por lo tanto las hermanas Polgár nunca fueron “raras” a la hora de socializar.

    10 Julio 2015 | 23:36

Los comentarios están cerrados.