BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… ‘Fatty’ Foulke: el portero que se comió todos los pasteles

William Foulke, vestido con los colores del Sheffield United (WIKIPEDIA).

William Foulke, vestido con los colores del Sheffield United (WIKIPEDIA).

Hay una canción muy célebre en los estadios de fútbol de Inglaterra, que se entona, de manera sarcástica, dedicada a los jugadores un poco pasados de peso. La canción es más conocida como Who ate all the pies? (“¿Quién se comió todos los pasteles?” -en relación a la costumbre de los fans de comer pasteles de carne antes de los partidos de fútbol-), cuya letra es así:

Who ate all the pies? / Who ate all the pies? / You fat bastard, / You fat bastard, / You ate all the pies!

¿Quién se comió todos los pasteles? / ¿Quién se comió todos los pasteles? / ¡Tú, gordo cabrón / tú, gordo cabrón / tú te comiste todos los pasteles!

Pues bien, hoy os voy a hablar de una de las primeras estrellas de la historia del fútbol, el inspirador de ese famoso canto: William ‘Fatty’ Foulke.

Nacido en Dawley, Shropshire, Inglaterra, el 12 de abril de 1874, William Herny Foulke empezó a jugar en el Blackwell cuando fue descubierto por el Sheffield United, que lo contrató en 1894. Foulke jugaba de portero, haciendo valer dos características físicas: medía 1,93 metros y pesaba más de 150 kilogramos. De ahí su sobrenombre, ‘Fatty’ o ‘Gordito’.

Foulke se convirtió en uno de los jugadores más famosos de los últimos años del fútbol victoriano y primeros del eduardiano. Fue internacional una vez con Inglaterra (en 1897) y ganó una Liga y dos FA Cups con los ‘blades’. Dotado de un fuerte temperamento, era muy querido por la afición. En una ocasión, persiguió a un árbitro, que tuvo que esconderse en un almacén. Cuando Foulke estaba arrancando la puerta del local, fue detenido por varios funcionarios de la federación para evitar una agresión. Era un líder temible, ya que si veía que sus defensas no se estaban empleando a fondo, abandonaba el partido. Sea como fuere, su sola presencia congregaba al público en los estadios.

Foulke, de oscuro, posa con el Bradford en la temporada 1906/1907 (WIKIPEDIA).

Foulke, de oscuro, posa con el Bradford en la temporada 1906/1907 (WIKIPEDIA).

Conscientes de todo eso, el Chelsea lo fichó en 1905 por 50 libras. Además, lo hizo capitán del equipo. De su etapa del Chelsea se recuerda un dato muy curioso: el club decidió recurrir a una estratagema para hacer más temible a Foulke y hacerlo parecer más grande. Consistía en colocar a dos niños detrás de su portería para que la oronda figura de ‘Fatty’ destacara más. Esos niños empezaron a ayudar a recoger los balones y devolverlos al campo y según se cree, fue entonces cuando nacieron los recogepelotas.

Tras una temporada en el Chelsea, se fue al Bradford City, tras lo que se retiró en 1907. De su posterior vida se sabe poco. Al parecer, no gozaba de una buena posición económica, lo que le llevó a ir de pueblo en pueblo ofreciendo un espectáculo consistente en que los lugareños tenían que marcarle un gol. Sí se sabe que falleció en Sheffield el 1 de mayo de 1916, con 42 años, de cirrosis hepática (otras fuentes hablan de neumonía).

Estas dudas acerca de su final se mezclan con el halo de leyenda que reviste a Foulke, ya que algunos investigadores creen que se exageró acerca de su peso. Hay fuentes que aseguran que en sus comienzos en el Sheffield United pesaba 84 kilos, y que superó la centena de kilos más adelante. Otra inconsistencia está relacionada con el asunto de la canción con la que abríamos el artículo, ya que la melodía del cántico pertenece a una tema publicado en 1938, mucho tiempo después de su muerte. Sea como sea, así se ha quedado la leyenda.

Os dejo con unas maravillosas imágenes de septiembre de 1902, correspondientes a un partido entre el Sheffield United y el Bury. Al final del mismo se puede ver a ‘Fatty’:

Que paséis buen fin de semana.

9 comentarios

  1. Dice ser Cops

    Parece un tonelillo, impensable que alguien con ese fisico juegue hoy en dia…aunque sea de portero. :-O

    19 Diciembre 2014 | 08:35

  2. Dice ser AreaEstudiantis

    Gordito estaba, de eso no hay duda. Muy buena la historia de hoy!!

    http://areaestudiantis.com

    19 Diciembre 2014 | 08:50

  3. Dice ser igesar75

    Pues estoy bastante de acuerdo con esos investigadores, al menos viendo estas dos fotos que ilustran el post, no parece que este señor llegue a los 150 kilos ni de coña. Es más, tal vez ni llegue a 100 o los pase por muy poco, viéndolo tanto en la fotografía que está él solo como la de equipo, a mi sinceramente no me parece que esté tan gordo (el tio está fuerte, eso está claro, pero tanto como gordo……).

    De todas formas a los porteros se les permite alguna “licencia”, otros casos de porteros amplios y orondos que a mi me vienen a la mente son el mítico portero galés Neville Southall, José Luis Chilavert o en menor medida Wilfred Agbonavare, aunque en estos dos casos tal vez empezaron a coger peso más al final de su carrera o una vez retirados (caso también del Mono Burgos, por ejemplo)

    19 Diciembre 2014 | 09:23

  4. Dice ser JM

    Es gracioso, en el juego de fútbol Pro Evolution Soccer (a partir de la edición de 2008 si no recuerdo mal) aparecen carteles de “who ate all the pies?” en el público cuando juegas la liga inglesa. Y más curioso aún: el Mono Burgos no es el segundo de Simeone. El segundo de Simeone es el tío que se comió al Mono Burgos.

    19 Diciembre 2014 | 09:29

  5. Dice ser ruomalg

    Está visto que en sus inicios no hacía falta estar mazado para destacar en el fútbol. Pues sí, se le ve complexión fuerte, aunque no le echo tantos kilos como le atribuían. Curioso el origen de los recogepelotas.

    19 Diciembre 2014 | 09:42

  6. Dice ser Fuengirola

    Ni una sola mujer en el público y ni un sólo hombre sin sombrero, curioso también pero sobre todo lo segundo.

    19 Diciembre 2014 | 09:58

  7. Dice ser Cops

    Miren las imagenes del video hacia el final y diganme si no estaba gordito.

    19 Diciembre 2014 | 10:31

  8. Dice ser Loshovic

    Pues muy interesante todo. No conocía al prota de hoy. Curiosa historia.
    Coincido con casi todos en que parece un poco exagerado atribuirle un peso de más de 150 kilos, al menos no lo parece ni en las fotos ni en el vídeo, por cierto, curiosísimas imágenes en las que, aparte de lo comentado por Fuengirola, se puede apreciar que los guardametas jugaban con el mismo uniforme que los jugadores de campo. Realmente yo pensaba que eso nunca había estado permitido y que desde el origen del fútbol los porteros debían llevar un uniforme distinto al del resto de jugadores. En el caso concreto de Fatty no había posibilidad de confundirlo con ningún otro jugador aunque llevara el mismo uniforme, pero ¿y el otro?

    19 Diciembre 2014 | 14:58

  9. Dice ser igesar75

    Sí, aparte de la vestimenta del portero igual a la de los jugadores de campo (eso debía ser un auténtico cacao), otra cosa que me llama la atención es que hay jueces-ábrbitros de portería, como ocurre actualmente y desde hace muy pocos años en competiciones europeas. Supongo que en aquella época harían algo y tendrían su utilidad, porque lo que es ahora no valen absolutamente para nada…..

    20 Diciembre 2014 | 19:57

Los comentarios están cerrados.