BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Atuendos para la historia. Converse All Star: de la cancha a icono de la moda

Una bota Converse All Star (Archivo 20minutos).

Una bota Converse All Star (Archivo 20minutos).

El artículo dedicado hoy a los atuendos deportivos es bastante especial, porque es muy posible que este elemento lo tengáis vosotros mismos en vuestra casa. Nacidas como instrumento de juego, dieron el salto afuera de las canchas y ahora es mayor su vinculación con la moda urbana que con el deporte. Son, claro está, las Converse All Star.

La firma Converse nació en Malden, Massachussets, en el año 1908, de la mano del empresario Marquis Mills Converse. Fabricaban calzado con suelo de goma y siete años después de su fundación, en 1915, empezaron a crear calzado deportivo, en concreto para la práctica del tenis. En 1917 entraron en el baloncesto, con un modelo llamado All Star.

En 1921, entra en escena Chuck Taylor. Nacido en Indiana en 1901, Chuck Taylor era un jugador de baloncesto que desde 1917 usaba las All Star de Converse para jugar. Tras acabar sus estudios, el joven Taylor se presentó en un de las sedes de la firma, en Chicago, en busca de un trabajo: conocía el producto, lo había usado y tenía ideas nuevas. A los jefes de Converse les gustó este atrevido joven y lo contrataron. Chuck Taylor rediseñó la bota, basándose en su propia experiencia como jugador para buscar la mayor comodidad, naciendo la Converse All Star tal y como la conocemos ahora. Entre sus innovaciones, fue quien incluyó el icónico parche circular con una estrella azul que llevan todas las All Star en la parte interior de los tobillos. En 1923, estos parches incluyeron también la firma de Chuck Taylor.

Chuck Taylor, con unas All Star en 1921 (WIKIPEDIA).

Chuck Taylor, con unas All Star en 1921 (WIKIPEDIA).

Chuck Taylor viajó por todo Estados Unidos presentando el producto. Visitó a equipos de todo el país, de institutos, de universidades, de pueblos, de ciudades, contándoles las bondades de las All Star. Este trabajo inagotable dio sus frutos, ya que durante varias décadas (si bien en la II Guerra Mundial Converse se dedicó momentáneamente a la fabricación de calzado para el Ejército), la practica totalidad de los jugadores de baloncesto americano competían calzando unas All Star. Al principio sólo se fabricaban en color negro y en 1947 se comenzaron a manufacturar también en blanco.

En 1966, Converse copaba el mercado de zapatillas deportivas en Estados Unidos, con un porcentaje de entre el 80 y el 90% del mismo. Este año, a petición de los equipos, empezaron a fabricar zapatillas en diferentes colores. Se convirtió en la zapatilla oficial de la NBA. En 1968, Chuck Taylor se jubiló y sólo un año después, falleció de un ataque al corazón. Ese año, fue introducido en el Salón de la Fama del Naismith Memorial por sus aportaciones al baloncesto.

Curiosamente, tras la muerte de Taylor, el papel preponderante de Converse en el mercado de zapatillas deportivas en Estados Unidos empezó a diluirse. La aparición de las firmas Reebok y sobre todo, Nike (de la mano de Michael Jordan) fue determinante, así como la de otros materiales. Las zapatillas y botas de lona dejan paso a la piel y a los materiales sintéticos. En 1980, Tree Rollins se convirtió en el último jugador profesional en usar las All Star. Converse tuvo un último momento de gloria en 1986 con las Weapon, el modelo que llevaron Julius Erving, Magic Johnson y Larry Bird (entre otros) y que debido a su diseño, podían personalizarse con los colores de los diferentes equipos de la NBA.

All Star negras, con su caja (WIKIPEDIA).

All Star con su caja (WIKIPEDIA).

Converse perdió su condición de zapatilla oficial de la NBA y la pérdida de mercado la hizo entrar en bancarrota en 2001. Pese a que ya años antes las All Star habían dado el salto a la calle, el negocio era inviable. En 2003, Nike compró la marca y Converse despegó de nuevo, gracias a una agresiva estrategia de marketing y la aportación, por ejemplo, del trabajo de reconocidos diseñadores. En el siglo XXI, las All Star se consideran más una zapatilla urbana o casual que deportiva. Converse, de hecho, ya no tiene presencia como marca en la NBA. El último jugador en calzar unas zapatillas de esta marca en la cancha fue Udonis Haslem, de los Miami Heat, que en 2012 cambió Converse por la firma china Li-Ning, mismo cambio que poco antes había hecho Dwayne Wade, la última gran estrella patrocinada por Converse.

Pero ya no importa: las Converse All Star son uno de las más reconocibles prendas en Occidente: hay muchos modelos diferentes, en infinidad de colores, otras prendas inspiradas en las zapatillas, copias, inspiraciones y todo tipo de transformaciones. Seguramente, vosotros tenéis unas en vuestro armario. Puede ser, porque se estima que se han vendido más de 750 millones de pares desde que en 1917, Converse sacara al mercado las All Star.

Os dejo con un vídeo, un poco antiguo, sobre la historia de Converse:

Hasta mañana.

10 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Yo tb tengo unas en mi armario!!! Y siempre me pregunto lo mismo ¿Cómo podían jugar con estas zapatillas? Buenísima la historia de hoy!!

    http://areaestudiantis.com

    15 Octubre 2014 | 08:51

  2. Dice ser ruomalg

    Pues desconocía toda esta historia de las Converse como calzado deportivo. Desde que se volvieron a poner de moda me han llamado la atención, pero en alguna ocasión me han dicho que ya estoy mayor para comprarme unas. Muy chulas las de las fotos, y también las del vídeo. Diré como anécdota que hace tres años, en una campo de trabajo un compañero se pasó medio día buscando en todas las tiendas de calzado de Santillana del Mar unas Converse de un color específico; creo que hacía colección (no recuerdo si las quería de color malva, lila, morado o violeta, pero no encontró unas que fueran de su gusto). Para terminar, un chiste:

    – Hijo, ¿por qué estás hablando con tus zapatillas?
    – Es que en la caja pone Converse 😛 😛 😛 .

    15 Octubre 2014 | 09:27

  3. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Muy buen artículo. Nunca he tenido unas, pero sí me parecen chulas, aunque no las usaría para hacer deporte

    Otro chiste:

    Entra un chaval en la zapatería y dice:
    – Buenas, quería unas zapatillas de baloncesto
    – ¿Converse?
    – Hola, me llamo Juan, me gusta el baloncesto y quería unas zapatillas

    Saludos

    15 Octubre 2014 | 10:00

  4. Dice ser Manolo

    Si hablamos de vestuario deportivo yo me quedo con los tangas del volei-playa: http://goo.gl/RsGbyC

    15 Octubre 2014 | 12:34

  5. Dice ser Bayer-74

    Converse de lejos ya se las reconoce…era otro chascarrillo de la época en que esa marca llegó masivamente a España. Hablo de finales de los ochenta con los modelos Weapon que menciona el artículo. Después llegaron las Maverick, que eran unas pedazo botas con precio prohibitivos para el momento.

    El modelo del artículo de hoy, yo por lo menos lo veía con cuentagotas y efectivamente nunca para para practicar deporte. Como los pantalones vaqueros y tantas otras prendas al final partiendo de un uso específico esas zapatillas quedaron en el vestuario de calle universal. Y sí, a mí siempre me pareció que tenían que ser incomodísimas para jugar al baloncesto (aunque nunca he tenido ningunas, eso es cierto).

    15 Octubre 2014 | 13:01

  6. Dice ser Cris

    Muy buen artículo. Y sí, no es que tenga un par, tengo varios, pero más de zapatilla que de tipo bota. Ñ

    Y los niños que piensan que las originales son las Mustang…

    15 Octubre 2014 | 14:08

  7. Dice ser JM

    Te ha faltado mentar las de Dennis Rodman, que fueron muy míticas. Yo soy muy fan de esas zapas, porque calzo un 47 y medio y porque es muy difícil encontrar de otras marcas. Tengo así como tres pares de Converse All Star ahora mismo (unas clásicas y las otras dos más raras, con rallas y colores estrafalarios). Cuando jugaba a baloncesto, usé el modelo Rodman que os comentaba. Muy míticas, echadle un ojo en google.

    15 Octubre 2014 | 14:15

  8. Dice ser igesar75

    Buenísimos/malísimos los chistes, la verdad es que no los conocía jajajaja.

    Bueno, es que realmente cualquier calzado deportivo en aquellas épocas, eran incomodísimos en cualquier deporte: las botas de fútbol debían ser tela, las altas de boxeo ni te cuento, las de atletismo no digamos (por algo Abebe Bikila corría descalzo jejeje).

    A mi personalmente no me gustan nada, y por ende nunca he tenido ningunas. También las hay cortas, no? con el tobillo “al aire” (y por lo tanto, sin el famoso parche circular), aunque en este caso desconozco si son auténticas Converse marca Converse, valga la redundancia, o algún sucedáneo o imitación.

    Añadir también que es el calzado “oficial” de la tribu urbana de los rockers, rockabillys y similar pelaje, en la facultad conocí a uno que si no tenía 20 pares de todos los colores (sin exagerar) no tenía ninguno.

    15 Octubre 2014 | 14:30

  9. Dice ser Cris

    Sí, Igesar, esas del tobillo al aire son las que digo que yo uso. Sí son Converse.

    15 Octubre 2014 | 16:01

  10. Dice ser PEDRALBES

    Bueno, cuando yo decía que no las usaría para hacer deporte no pensaba tanto en que fueran incómodas, sino más bien en que al ser de tela siempre me ha dado la sensación de que no debían sujetar muy bien el pie/tobillo y debía ser bastante fácil hacerse un esguince

    16 Octubre 2014 | 10:29

Los comentarios están cerrados.