BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Qué fue de… Tania Lamarca: una de las niñas de oro

Tania Lamarca llora en el podio de Atlanta 96 (YOUTUBE).

Tania Lamarca llora en el podio de Atlanta 96 (YOUTUBE).

Pues hace unos días, el lector David Luque, el responsable de la cuenta Leyendas de la Rítimica, me propuso escribir sobre la protagonista de hoy. Me gustó la idea y aquí os la traigo: es Tania Lamarca. Quiero agradecerle a David su desinteresada ayuda.

¿Quién era?: Una gimnasta española de los 90.

¿Por qué se la recuerda?: Pues por formar parte del equipo español de gimnasia rítima que logró el oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 en la modalidad de conjuntos.

¿Qué fue de ella?: Dejó la práctica profesional en 1997. Tras acabar el Bachillerato se sacó el título de Entrenadora Nacional de Gimnasia Rítmica. Reside en el Pirineo Aragonés, donde ha sido administrativa en la estación de esquí de Aramón Formigal, además de haber dado clases de deportes de invierno y de gimnasia. Además, en los meses de verano organiza un campus anual de gimnasia rítmica que se celebra en diversas localidades del Pirineo oscense y suele dar clínics y charlas relacionadas con el deporte que la coronó. Hasta junio de este año fue coordinadora deportiva de gimnasia rítmica del Club Deportivo El Valle, en Madrid. En la actualidad se encuentra buscando empleo. La podéis seguir en Twitter aquí.

¿Sabías qué…?: Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Estíbaliz Martínez y ella formaron aquel mítico equipo que logró el oro en Atlanta. Desde ese momento fueron conocidas como Las Niñas de Oro.

En su primer control para entrar en el equipo nacional, en septiembre de 1994, no fue seleccionada a causa de su estatura de 1,54 metros, algo inferior a la mínima de 1,60 que buscaban. A pesar de que pensó entonces en dejar la gimnasia, continuó entrenando en su club con el objetivo de convencer a la seleccionadora Emilia Boneva en las siguientes competiciones. Meses después, volvió a ser llamada a un nuevo control en el que sí sería finalmente convocada a la selección española.

– Empezó a practicar gimnasia a los cinco años de edad como actividad extraescolar, ingresando posteriormente en el Club Arabatxo y más tarde en el Club Beti Aurrera de Vitoria, donde coincidió con otras futuras leyendas de la gimnasia española como Estíbaliz Martínez o Almudena Cid.

– Las chicas llegaron a Atlanta con dos oros consecutivos en Campeonatos del Mundo en el ejercicio de tres pelotas y dos cintas.

Tania, en Ibiza en 2013 (Vicent Marí / WIKIPEDIA).

Tania, en Ibiza en 2013 (Vicent Marí / WIKIPEDIA).

– El momento en el que las Niñas de Oro recogieron su medalla en Atlanta fue el más visto en televisión en España de aquellos Juegos Olímpicos. Sus lágrimas de emoción forman ya parte de la historia del Olimpismo español.

– EEn 2008 publicó su autobiografía, titulada Lágrimas por una medalla, escrita junto a la periodista Cristina Gallo. En la misma repasa toda su carrera: la concentración permanente en un chalet de Madrid con el resto del equipo, la exigente disciplina, los duros entrenamientos de más de 8 horas diarias, la obsesión por el peso o sus numerosos triunfos con el conjunto nacional. Además, cuenta la sensación de abandono que tuvo tras su retirada por la falta de apoyo de las instituciones deportivas para integrarse en la vida ‘real’.

– En su libro también relata la lucha que tuvieron las Niñas de Oro con la Federación Española para reclamar el pago de unas primas que habían pactado si lograban un oro olímpico, además de diferentes pagos por exhibiciones, becas y otros triunfos menores. Esa deuda, de 41 millones de las antiguas pesetas, no se saldó hasta finales del año 2000.

– En la actualidad, está casada y tiene una niña.

– En 1997 fue excluida de la selección española por superar en 2,7 kilos el peso máximo de las gimnastas impuesto por la seleccionadora nacional de entonces, que era de 41 kilogramos.

– Las componentes del equipo se volvieron a reunir 10 años después de su hazaña en Ávila, con motivo de la grabación de un documental sobre su logro.

Biografía, palmarés, estadísticas: Tania Lamarca Celada nació en Vitoria el 30 de abril de 1980. Entró al equipo nacional en modalidad de conjuntos en marzo de 1995, antes de cumplir los 15 años de edad. Lo dejó en diciembre de 1997. Tiene en su palmarés el famoso oro de Atlanta’96, además de dos oros y tres platas en Campeonatos del Mundo y dos platas y tres bronces en Campeonatos de Europa, entre otras numerosas medallas. Además, con anterioridad fue campeona de España junior individual en 1994.

Os dejo con el documental Las Niñas de Oro, creado por CDP-Deporte. Va por capítulos:

Hasta mañana.

17 comentarios

  1. Dice ser AjaxTelamonio

    Con todos los respetos (y que no se me malinterprete)

    Esto no es un deporte. Una actividad para niñas, con esa disciplina espartana y ese nivel de competición… no lo veo ni medio bien. No están preparadas para poder asumir y gestionar todo lo que es la competición, lo que la rodea y lo que hay cuando se termina (que en su caso es increiblemente pronto).

    Con todo el respeto a su esfuerzo y sufrimiento, yo no dejaría que gente tan joven este sometida a esa presión y (con perdón) que les jodan la infancia de esa manera… con 12 años tienes que estar haciendo el cabra con tus amigos, no encerrado en una concentración…

    Saludos y enhorabuena por el post.

    20 Agosto 2014 | 10:08

  2. Dice ser Supporter72

    Suscribo las palabras del primer post. En el video se les ve molestas y dolidas por lo vivido.

    20 Agosto 2014 | 10:44

  3. Dice ser Manel

    ¿Esta chica es la misma que hizo sus pinitos como modelo de lencería y bikinis?: http://goo.gl/Kw5Fdz

    20 Agosto 2014 | 12:02

  4. Dice ser Laura

    Quien no ha practicado este DEPORTE no se merecería poder hablar tan livianamente de él. Yo he tenido una infancia estupenda, a pesar de las horas que le dedicaba (he competido a nivel nacional). Para vosotrOs, el fútbol sí que lo es, ¿no? Porque claro a unas Olimpiadas van los sub-21, pero…¿qué han tenido que hacer para llegar hasta allí? ¿jugar en el recreo? no!! Al menos la gente que yo he conocido, ha pasado concentrado con sus equipos (teniendo 12, 13…15 años), meses en América, China…haciendo “bolos”.

    20 Agosto 2014 | 12:43

  5. Dice ser AjaxTelamonio

    Yo tambien he practicado otros deportes con campeonatos nacionales y un mundial (nada de futbol) y efectivamente la presión existe, aún así hay diferencias notables…

    No conozco otro “deporte” como la gimnasia rítmica en el que con 14 años compitas al máximo nivel (nada que ver con las pachangas que suelen ser otros deportes a esa edad) y con 16 ya no sirvas para nada… esa es mi principal crítica, no creo que la mayoría de las gimnastas tenga la madurez necesaría para asimilar esa situación con esas edades…

    Nos vemos

    20 Agosto 2014 | 13:57

  6. Dice ser morlaco

    Que guapísima está !

    20 Agosto 2014 | 14:15

  7. Dice ser David Luque

    Gracias Edu por aceptar mi petición! Genial el artículo. Suscribo las palabras de Laura y en respuesta a algunos comentarios, me gustaría decir que la situación que vivieron las Niñas de Oro con respecto a la actualidad ha cambiado mucho.. las componentes de aquel conjunto nacional tenían entre 15 y 17 años, mientras que hoy la edad por ejemplo de las titulares del conjunto senior de rítmica va de los 19 a los 22.. también hay gimnastas junior que compiten internacionalmente, pero evidentemente el nivel de exigencia y el régimen de concentración no es el mismo, como pasa absolutamente en cualquier otro deporte. Os recomiendo que veáis el documental entero y que leáis el libro de Tania para conocer la historia realmente con todas sus aristas.

    20 Agosto 2014 | 14:24

  8. Dice ser nines

    estoy con Laura; en aspecto de la vida se llega lejos sin un gran esfuerzo.
    no olvidemos que esas niñas estaban allí por decisión propia; es cierto q algunos aspectos, como el del peso, era demasiado estrictos pero hay que recalcar que esa “normativa” cambio.

    no olvidemos que estamos hablando de hace unos cuantos años atrás. Ahora las cosas son bastante diferentes, y no hay mayor prueba que la nueva selección.

    20 Agosto 2014 | 15:17

  9. Dice ser nines

    quise decir en ningún aspecto(al inicio del comentario)

    20 Agosto 2014 | 15:19

  10. Dice ser Supporter72

    Bajo mi punto de vista, la gimnasia es un deporte (y de los de primer nivel, ya que además del deportista no hay agentes que influyan demasiado en el resultado, hablo de coches, motos, creo que me hago entender.
    Personalmente me maravillan las gimnasias, masculina y femenina, pero esas edades me parecen demenciales.
    Creo que se han abierto muchos circos con la reseña “más joven en…..”
    Creo que para ir a unas olimpiadas se deberían marcar edades mínimas, así como en otros deportes (motos, fútbol, tenis, llamadlo como queráis).
    Si eres buenos a los 14 y tienes la cabeza entre los hombros, ya te llegarán los 17 o 18 para mejorar y tomar tus propias decisiones.
    Desconozco el caso de Laura y el estas chicas pero he visto padres que con hijos de 15 años se han vuelto locos por sus futuros cracks y han vuelto locos a sus hijos, a ellos mismos y a veces a sus otros hijos.

    20 Agosto 2014 | 15:58

  11. Dice ser Cris

    Me encanta la gimnasia pero también pienso que el nivel de exigencia es o según decís, era demasiado. Pero bueno, creo que sí te gusta de verdad no te importa sacrificar lo que sea.

    20 Agosto 2014 | 22:52

  12. Dice ser Patricia

    Vaya q mente más frágil… Al señor Messi le daban hormona de crecimiento cuando tan solo era un niño pero la ritmica es horrible?

    21 Agosto 2014 | 00:27

  13. Dice ser culmani

    Yo creo sinceramente que es un concurso cruel, no un deporte. Un American Idol sovietizado.

    21 Agosto 2014 | 10:33

  14. Dice ser ruomalg

    Poco recuerdo de aquel equipo que ganó el oro de Atlanta. Me suena haberlas visto un rato actuando en la tele, aunque no me enteré de su victoria hasta el día siguiente. Primero Estela Giménez y ahora Tania Lamarca, poco a poco las vamos conociendo a todas.

    Sobre la precocidad en la gimnasia rítmica u otros deportes, considero que si uno quiere practicar un deporte y destacar en el mismo debe saber muy bien el esfuerzo y el sacrificio que requieren y aceptarlos, porque entonces todo eso valdrá la pena; lo importante es que lo hagas porque quieras y porque disfrutas con ello. Otra cosa es que un chico o una chica hagan un deporte desde pequeños porque sus padres lo han decidido así. En ese caso más vale dejarlo, porque otra cosa es inaceptable e indignante (y para darles una colleja a esos padres).

    22 Agosto 2014 | 00:05

  15. Dice ser Rose

    Los que decís que no es un deporte… en fin, no lo habéis practicado.
    Es la expresión más pura del amor al deporte. Ninguno, salvo la gimnasia y la sincro, tienen este nivel de exigencia desde tan pequeños. No hay otros que se puedan igualar.

    22 Agosto 2014 | 13:35

  16. Dice ser Yana

    Quien no ha practicado nunca este deporte (patinaje, sincro, ballet, etc.) no creo que lo entienda…

    La rítmica es una disciplina MUY dura, el talento no lo es todo, es más diría que es lo de menos, lo que más vale es el sacrificio, eso lo sabemos todas y sabemos donde nos metemos.

    En la rítmica, llorar es algo normal. Lágrimas de desesperación cuando las cosas no salen, de dolor, de emoción, de orgullo, de decepción… pero la satisfacción que sientes cuando bordas tu rutina o la gente enmudece, hace que valga la pena.

    Hay una gran diferencia entre estos deportistas y otros como futbolistas, nosotr@s SIEMPRE salimos a tratar de superar la perfección. Puede que a veces te den ganas de tirar la toalla pero ese es tu sueño y por muy duro que seas vas a luchar hasta el final.

    Otra cosa es la disciplina y el respeto: en este deporte, desde pequeñas se nos enseña a respetar, tanto al rival, como a nuestras compañeras (quien al fin y al cabo también son rivales) y a las entrenadoras. Me gustaría ver a mi a a más de uno con Irina Viner (Seleccionadora rusa) en Novogorsk, lo que duraban.

    23 Agosto 2014 | 00:08

  17. Dice ser Carlos

    Los datos (alguno) son incompletos. Las llamadas niñas de oro, se volvieron a reunir mucho antes del 2006; exactamente en el el año 2000, justo 4 años después de su hazaña olimpica. El encuentro fue con motivo de hacerle un homenaje sorpresa a su entrenadora. Este encuentro tuvo lugar en Malaga, a principios de agosto y realizaron el mismo ejercicio que les valió el oro en Atlanta.
    Seguramente ya no lo recuerdan, pero yo, que les organicé todo ( entrenamientos, hoteles, viajes incluso en mi propio coche) lo recuerdo perfectamente.
    Aún se reuniero alguna vez mas antes de esa fecha del 2006; concretamente en el verano de 2003, pero eso ya es otra historia que de momento me reservo.

    11 Septiembre 2014 | 00:08

Los comentarios están cerrados.