BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Marshall Taylor: el primer campeón del mundo afroamericano

Marshall Taylor, alrededor de 1900 (WIKIPEDIA).

Marshall Taylor, alrededor de 1900 (WIKIPEDIA).

El personaje de hoy es puro ‘Quién fue’: transición entre los siglos XIX y XX, de color, pionero en muchos aspectos… no sé cómo no ha salido antes. Hoy os voy a hablar de uno de los primeros grandes deportistas negros de la historia: Marshall Taylor.

Indiana, Estados Unidos, 26 de noviembre de 1878. En el seno de una familia numerosa nace Marshall Walter Taylor. Su padre, Gilbert Taylor, veterano de la Guerra Civil Americana, trabaja como cochero para la familia Southard, una de las más adineradas de la zona. Marshall entabla amistad con el hijo de los Southards, de su misma edad, y fruto de esa amistad recibe de los jefes de su padre un regalo muy especial: una bicicleta. Marshall tenía 12 años.

El protagonista de hoy pasaba el día sobre su bici, con la que aprendió a hacer trucos y malabarismos. Ello le sirvió para conseguir su primer empleo, en la puerta de una tienda de bicicletas para atraer cliente. Marshall hacía sus actuaciones con un uniforme militar, lo que le valió el apodo que le acompañaría toda su vida: ‘Major’.

Con 13 años, Marshall Taylor ganó su primera carrera, una prueba para aficionados en Indianapolis. Dos años después, también en esta ciudad, participó en su primera carrera importante. Pese a ser constamente insultado y abucheado por ser negro, Marshall Taylor se hizo con el triunfo. Pero decidió abandonar su tierra para buscar, más al este, un clima menos sectario. Se instaló en Worcester, Massachusetts, donde encontró un trabajo en una fábrica de bicicletas.

A los 18 años, nuestro protagonista decidió dedicarse en cuerpo y alma a la competición. En 1896 logró su primera gran victoria, en el Madison Square Garden de Nueva York, en una prueba de sprint (1.6 kilómetros). Todo lo que siguió fue un éxito tras otro. Batió siete récords del mundo de distancias cortas y en 1898 ganó 29 de las 49 pruebas que disputó. Al año siguiente, batió otros siete récords (en distancias entre los 400 metros y los 3.200) y logró coronarse como campeón del mundo. Era el primer estadounidense de raza negra que conseguía tal hecho en la historia, y el segundo negro en general, ya que el año anterior, el boxeador canadiense George Dixon, se proclamó campeón del mundo de su categoría, convirtiéndose así en el primer deportista de raza negra en tener ese título en cualquier deporte (nota del autor: sí, en el titular digo que Taylor fue el primer campeón afroamericano. Aunque tendría sentido que un negro de Canadá también fuera afroamericano, este término se refiere a ciudadanos de Estados Unidos. Los canadienses de raza negra son afrocanadienses. No es cosa mía, que conste).

Marshall Taylor, en una competición en París, Francia, en el año 1908 (Biblioteca Nacional de Francia / WIKIPEDIA).

Marshall Taylor, en una competición en París, Francia, en el año 1908 (Biblioteca Nacional de Francia / WIKIPEDIA).

A partir de ahí, Marshall Taylor comenzó a competir en el extranjero, alcanzando mucha fama en los velódromos franceses. Pero en Estados Unidos sufría mucho los efectos del racismo. Se le prohibía participar en muchas carreras, y en las que lo hacía, veía como el público le lanzaba agua fría o clavos a su paso para que pinchara, o cómo los rivales llegaban a golpearlo. En una ocasión, llegó a caer y perder la consciencia tras el ataque de un rival, que sólo fue multado con 50 dólares. Pese a que intentaba estar por encima de estas cosas (“La vida es demasiado corta para los hombres como para guardar amargura en su corazón”, dijo), los ataques racistas minaron la moral de Taylor.

Marshall ‘Major’ Taylor se retiró en 1910, tras haber acumulado unas ganancias de unos 30.000 dólares. Pero todo ese dinero desapareció en apenas 20 años. Malas inversiones, el crack del 29 o su fallido intento por publicar su autobiografía lo arruinaron. En 1932, Marshall Taylor vivía de la caridad en Chicago. El día 28 de junio de aquel año (es decir, hace 82 años menos un día), el ciclista falleció en un hospital para pobres y fue enterrado en una tumba anónima.

16 años después, un grupo de aficionados al ciclismo inició una investigación y localizaron los restos de Marshall Taylor, logrando encontrarle un lugar de eterno reposo más digno, en un cementerio cerca de la ciudad de Chicago. Años después, se erigió una estatua en su honor en Worcester, Massachusetts, y en Indianapolis, su ciudad natal y donde más sufrió los ataques del racismo, el velódromo local lleva su nombre.

Os dejo con un vídeo que recoge imágenes de Marshall Taylor:

Que paséis un feliz fin de semana.

9 comentarios

  1. Dice ser Gorpik

    Desde luego, todo un “Quién fue”. Ni se me habría ocurrido que hace tanto tiempo pudiera haber campeones del mundo de ciclismo negros, cuando es un deporte en que, aun hoy, hay muy pocos profesionales de esa raza. Como casi siempre, muy interesante, Edu.

    27 Junio 2014 | 09:44

  2. Dice ser igesar75

    Sí, para que luego digan que no hay ciclistas negros jejejeje. Yo tampoco hubiera imaginado que hace tantos años un deportista de color triunfara en un deporte tan poco convencional en esos lares, cuando todos esperábamos que fuera en boxeo, baloncesto, atletismo, béisbol, etc. Ciertamnte sorprendent. Una vez más un extraordinario post de viernes en el que se conjugan varios ingredientes de los que más nos gustan: deporte “viejuno”, racismo, espíritu de superación, etc.

    Pues parece que últimamente ya se están viendo a más ciclistas negros en las grandes vueltas, franceses sobre todo y algún eritreo.

    Me llama la atención especialmente la segunda foto. Si nos fijamos, el diseño de las bicis no ha cambiado prácticamente en nada en más de un siglo (la foto es de 1908), manillar, cuadro, ruedas, etc, son prácticamente iguales a las bicis actuales de velódromo. En la primera foto, especialmente por el manillar, sí se aprecian más cambios, aunque tampoco es muy distinto a los manillares que se ven actualmente en las bicis de contra-reloj o aerodinámicas…..

    Aunque tal vez a los trolletes sí les haría falta esa acotación entre afro-americanos y afro-canadienses, que en papel de fumar parece que andan sobrados, ya en el propio título del post se sobreentiende perfectamente que se trata de un ciclista estadounidense….. pero gracias de todas formas por la aclaración.

    Otro post interesantísimo de esta época sería el del boxeador Jack Johnson, sirva aquí como petición jejeje.

    27 Junio 2014 | 10:30

  3. Dice ser Jose

    Muy interesante, pero un detalle afroamericano es una persona del continente americano de origen africano no un negro de estados unidos, por lo que un afrocanadiense es un afroamerciano, lo mismo que un afroagertino o un afrobrasileño.

    27 Junio 2014 | 10:57

  4. Dice ser Luis Alzado

    Un buen artículo, Edu, que leyéndole despacio te invita a respetar a los negros, a los chinos, a los incas, etc. etc., por que a veces los blancos nos creemos los reyes de la Creación. De verdad, un artáiculo muy interesante, por las dos facetas, por lo étnico y por lo deportivo. Gracias Edu.

    Saludos

    27 Junio 2014 | 11:31

  5. Dice ser jimboned

    Lo que me parece absurdo es acotar su merito por no “ofender a nadie”, me explico, el titulo pone el primer afroamericano, correcto, yo intuyo que fue el primer negro en hacerlo, lo que lo hace aun mas meritorio y extenso, con lo otro no sabemos si hubo algún negro de otro continente que ya lo hubiera conseguido, lo que le quitaría merito al asunto.

    27 Junio 2014 | 12:07

  6. Dice ser jimboned

    Me corrijo a mi mismo, es cierto que no fue el primer campeón del mundo negro, si el primero en ciclismo y el segundo en cualquier deporte. Pero el otro campeón negro era de canada asi que tampoco seria el primer campeón del mundo afroamericano…

    27 Junio 2014 | 12:11

  7. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Gran historia, ciertamente sorprendente. Por eso esperamos con especial ansia los viernes

    Saludos y buen finde

    27 Junio 2014 | 13:00

  8. Dice ser Cris

    Gran historia. Como dice Igesar, lleva todo lo necesario para que sea de las que más gustan.

    27 Junio 2014 | 15:17

  9. Dice ser ruomalg

    Coincido con los demás, una gran historia. Pues no tenía ni idea de que hubiera habido tan pronto un ciclista negro. No lo tuvo nada fácil, hay que ver cómo le puteaban, lo cual incluso le daba más mérito a sus triunfos. Menos mal que al final le dieron un entierro más o menos digno.

    30 Junio 2014 | 22:49

Los comentarios están cerrados.