BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Santuarios del deporte. Estadio de Hillsborough, Sheffield, y el desastre que conmocionó al mundo

Un momento de la estampida (WIKIPEDIA).

Un momento de la estampida (WIKIPEDIA).

En los años 80, el fútbol inglés se vio agitado por una serie de eventos desgraciados que lo dejaron muy tocado, y pese a lo cuales ha sabido regenerarse. Hoy vamos a hablar de uno de esos momentos, una de las mayores desgracias de la historia del fútbol. Lo haremos a través de su escenario, el estadio de Hillsborough.

Nombre oficial: Hillsborough Stadium.

Ubicación: Owlerton, Sheffield, Reino Unido.

Capacidad: 39.732 espectadores.

Año de inauguración: 1899.

Propietario: Sheffield Wednesday FC.

Más cosas: El Sheffield Wednseday jugaba sus partidos, a finales del siglo XIX, en un estadio que tuvo que ser expropiado para la ampliación de las líneas de ferrocarril. Una empresa local ofreció, a un precio de 5.000 libras, unos terrenos situados en el noroeste de la ciudad, donde se erigió el estadio de Hillsborough.

Hillsborough fue uno de los estadios señeros de Reino Unido, acogiendo cinco partidos del Mundial de 1966. Pero si por algo es recordado este estadio es por lo que se produjo en él el 15 de abril de 1989, en una de las peores tragedias de la historia del fútbol mundial.

Otra toma del fondo del desastre de Hillsborough (WIKIPEDIA).

Otra toma del fondo del desastre de Hillsborough (WIKIPEDIA).

Ese día se celebraba en Hillsborough una de las semifinales de la FA Cup (se disputaban en campo neutral), entre el Liverpool FC y el Nottingham Forest FC. Se dieron entonces una serie de catastróficas circunstancias que llevaron a la tragedia final. Los accesos a la grada destinada a los hinchas del Liverpool eran estrechos. En el exterior del estadio se concentraron miles de aficionados del Liverpool, muchos de ellos sin entradas. Aquellos que no tenían entradas o que se habían equivocado de acceso no podían darse la vuelta e irse porque detrás tenían mucha más gente.

La Policía, en el exterior, estaba desbordada, así que tomaron una decisión que resultaría dramática: abrieron una de las salidas de emergencia para descongestionar los accesos. Los hinchas, unos 4.000, entraron en tropel y empezaron a producirse los primeros problemas, porque el fondo estaba ya lleno. Los espectadores que estaban más cerca del terreno de juego se vieron aplastados contra las vallas que rodeaban el fondo. La Policía no abrió las vallas, más preocupada por evitar una invasión de campo que de resguardar la salud de los aficionados. Algunos escaparon hacia arriba, subiendo a la grada superior, pero muchos otros quedaron atrapados.

Algunos espectadores saltaron las vallas buscando el terreno abierto. Otros, en su desesperación, llegaron a intentar hacer hoyos en la tierra alrededor de las rejas para que por allí escaparan sus compañeros. Finalmente, una valla cedió y el partido, que llevaba siete minutos de juego, se suspendió. Lo siguiente que se vio en Hillsborough fue atroz: la Policía y los servicios médicos no daban abasto para atender a heridos y a muchos se les dio por muertos cuando aún vivían. Por algún incomprensible motivo, la Policía sólo dejó entrar a una de las 44 ambulancias que se trasladaron a Hillsborough. En total, esa tarde en Sheffield murieron 96 personas (de las que sólo 14 fueron hospitalizadas), la mayoría gente joven y varios niños. Además, hubo 766 heridos. Las consecuencias fueron más allá. Diez años después del incidente, se sabe de al menos diez heridos en Hillsborough que acabaron cometiendo suicidio. Otros supervivientes cayeron en las drogas y en el alcoholismo. Os diré que el más joven fallecido, Jon-Paul Gilhooley, de 10 años, era primo de Steven Gerrard, que por aquel entonces tenía 9 años y que después se convertiría en capitán del Liverpool. Gerrard ha citado a la memoria de su primo como principal motivación de su carrera.

Las dos portadas de 'The Sun' sobre el incidente: la de 1989 y la de 2012.

Las dos portadas de ‘The Sun’ sobre el incidente: la de 1989 y la de 2012.

La catástrofe conmoció al mundo entero. Hubo ceremonias por los fallecidos tanto en iglesias como en estadios de fútbol, la reina Isabel visitó al lugar del incidente y a los heridos. Se inició una investigación cuya principal conclusión fue dictaminar la obligatoriedad de que todas las localidades de los estadios fueran de asiento y la de eliminar las vallas. El informe acusó a la Policía de Sheffield de negligencia y se quejó de las inadecuadas condiciones de Hillsborough para acoger un partido así. No obstante, existía también una corriente que acusaba directamente a los hinchas del Liverpool de ser los culpables; se dijo que la mayoría estaban borrachos y que intentaron entrar a última hora. A ello contribuyó una infame portada del tabloide The Sun, que bajo el titular “The Truth” (“La Verdad”), acusaba a los hinchas del Liverpool de atrocidades como vaciar los bolsillos de las víctimas, pegar a los “valientes policías” y sanitarios mientras realizaban masajes cardiacos y boca a bocas e incluso orinarse sobre ellos. La Policía, de hecho, se descargó de toda culpa y acusó a los hinchas.

Pero en 2012, 23 años después de la catástrofe, una comisión independiente emitió un informe en el que quedaba claro que los hinchas del Liverpool no tuvieron responsabilidad alguna en los hechos, y que llevó al primer ministro David Cameron a pedir disculpas en nombre del Gobierno, algo que también hizo la Policía de South Yorkshire y el propio director de The Sun, que publicó una portada titulando “The Real Truth” (“La Verdadera Realidad”) y en la que reconocían haber dado falsas informaciones.

Así informó la BBC, en su día, de los hechos:

Hasta mañana.

5 comentarios

  1. Dice ser ruomalg

    Terrible lo ocurrido en aquel partido hace ya 25 años. Ni un lustro había pasado de lo de Heysel. El fútbol inglés al completo estaba cumpliendo una suspensión de cinco años tras lo ocurrido en la final de Copa de Europa entre Liverpool y Juventus (diez años para los reds, reducidos a seis). La cifra de muertos ya es para echarse las manos a la cabeza, pero la de heridos también es desorbitada. No doy crédito a la línea editorial del The Sun, diría que no se puede mentir tanto ni tan descaradamente, pero por desgracia sí se puede. Por lo menos se disculparon. Supe de lo del primo de Gerrard hace poco más de cinco años.

    17 Junio 2014 | 10:07

  2. Dice ser Gip

    Cabe comentar que aquí (Liverpool) nunca se ha perdonado a The Sun, y de hecho hoy en día en muy pocos lugares de la ciudad se puede comprar dicho tabloide. Es común ver carteles en los newsagents (establecimientos de conveniencia muy comunes en Inglaterra en donde se suelen comprar los periódicos) diciendo cosas como “Newspapers sold here (we don’t sell The Sun)” (traducción: vendemos periódicos, no vendemos The Sun).

    17 Junio 2014 | 10:10

  3. Dice ser Pedro

    Es muy curioso como las mayores desgracias del fútbol le han pasado a los ingleses, los creadores de este deporte. Recuerden el accidente de avión del Manchester en el 58 http://goo.gl/hqrW1G

    17 Junio 2014 | 10:31

  4. Dice ser igesar75

    Dramático post sobre una dramática historia, perfectamente bien documentado. Fue terrible, la recuerdo perfectamente. A la enorme tragedia que ya de por sí se produjo, encima todavía estaba fresco el recuerdo de la tragedia de Heysel, lo que hizo que aumentara el dramatismo…… y además, habiendo varios niños entre las víctimas de la tragedia. Descansen en paz todas ellas.

    Sí, este terrible suceso cambió por completo el fútbol en Inglaterra, y por ende en toda Europa. Aparte de tener las localidades de asiento en todos los estadios, los temibles hooligans, que antes campaban a sus anchas por toda Europa cometiendo todo tipo de desmanes, actualmente son hasta simpáticos y divertidos si me apuran: al menos aquí en Madrid cuando hay algún partido europeo, se van a la Plaza Mayor, acaban con las existencias de cerveza, cantan sus canciones, y poco más. Parece que vienen de excursión con el colegio jejeje.

    Pues según google, la mayor tragedia en un campo de fútbol de todos los tiempos tuvo lugar en el Estadio Nacional de Perú el 24/5/1964. Fue en un Perú-Argentina clasificatorio para los JJ.OO. de Tokyo 64. En un momento del partido, el árbitro pitó una jugada polémica en contra del equipo local, lo que provocó una invasión de campo por parte de unos pocos aficionados. A su vez, hinchas argentinos y peruanos se enzarzaron en una pelea en las gradas, y a las fuerzas del orden no se les ocurrió otra cosa que aplacar los ánimos con gases lacrimógenos. Resultado: 320 muertos y 800 heridos aplastados y asfixiados contra las puertas de salida, que algún lumbrera decidió dejar cerradas.

    17 Junio 2014 | 12:13

  5. Dice ser Cris

    ¡Qué terrible! Si en un caso así no piensas rápido malo. Lo de no quitar las vallas para que la gente saltara al campo ¡qué pocas luces!

    17 Junio 2014 | 13:04

Los comentarios están cerrados.