BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Ramón Aguirre Suárez: el duro entre los duros

Ramón Aguirre Suárez, en la temporada 74/75, en una estampilla de la época.

Ramón Aguirre Suárez, en la temporada 74/75 del Granada, en una estampilla de la época.

Pues hoy vamos a hablar de un jugador que pasó por un equipo modesto de España y cuyo recuerdo no se debe tanto a ninguna historia personal interesante. Y es que el personaje que protagoniza el artículo de hoy lo hace porque según los que lo vieron en acción, estamos hablando del que probablemente sea el jugador más duro que ha pasado por el fútbol español y uno de los más duros del mundo: Ramón Aguirre Suárez.

Nacido en Tucumán, Argentina, el 18 de octubre de 1944, Ramón Aguirre Suárez se trasladó de joven a La Plata para jugar en Estudiantes, uno de los equipos clásicos del fútbol argentino. Con el primer equipo debutó en 1966. Defensa central, llegó al equipo ‘pincharrata’ en el momento justo, con el entrenador Osvaldo Zubiría y una generación de jugadores irrepetible: Ramón ‘la Bruja’ Verón (padre de Juan Sebastián Verón, que quizá os sonará más), Óscar Malbernat o Carlos Bilardo. Este equipo logró el título Metropolitano en 1967 y ser subcampeón del Nacional ese mismo año, por lo que pudo participar en la Libertadores.

El equipo logró ganar la máxima competición de clubes de Sudamérica en 1969, en 1970 y en 1971, logrando un hito que colocó a Estudiantes en los libros de historia. Los partidos del equipo platense se caracterizaban por ser auténticas batallas campales, y este estilo lo llevaron a Europa cuando en 1968 derrotaron al Manchester United en la final de la Intercontiental (que por aquel entonces se celebraba a doble partido). Al año siguiente, volvieron a disputarla, esta vez ante el AC Milan (que se llevó el trofeo), en una eliminatoria en la que se lió una buena tángana en el partido de vuelta, con jugadores milanistas heridos, hasta tal punto que tres jugadores de Estudiantes fueron detenidos e ingresaron en prisión. Uno de ellos era Ramón Aguirre Suárez, defensa central (y que había marcado un gol), acusado de partirle la cara (literalmente) al franco-argentino Néstor Combin de un codazo. Los jugadores fueron duramente sancionados y pasaron un mes en la cárcel.

Tras perder una tercera final de la Intercontinental, en 1971, Aguirre Suárez hace las maletas, después de que el Granada CF pague siete millones de pesetas por su traspaso, el más caro de la historia del equipo andaluz hasta ese momento. Llega a España como oriundo (algo que se estilaba mucho por aquel entonces) y en poco tiempo se convierte en el jefe de la defensa granadina. Además, su leyenda de jugador duro y marrullero se extiende por la Liga española y, haciendo pareja con Fernández, siembran el terror de los delanteros contrarios. Famosos fueron los partidos ante el Valencia y el Real Madrid de Amancio, que acabaron como el rosario de la aurora, hasta el punto de que, para evitar problemas mayores, ni Aguirre Suárez ni Amancio jugaban cuando a ambos equipos les tocó enfrentarse en partidos sucesivos.

Pero la cosa empeoró cuando en la temporada 1973-1974, el Granada le puso a Aguirre Suárez, como compañero, a otro tipo duro: el uruguayo Julio Montero Castillo, padre del que después sería mítico central de la Juve Paolo Montero. Además de sus pocos escrúpulos a la hora de repartir estopa, Aguirre Suárez era un experto en juego más allá del reglamento: llevaba alfileres para pinchar a los delanteros rivales; les metía los dedos en los ojos; les tiraba del pelo; lanzaba tierra a los ojos de los porteros en los saques de esquina; a los que llevaban gorra les bajaba la visera; sacaba los codos a relucir cuando podía… en definitiva, y como diría el barcelonista Asensi, “jugar contra el Granada era como ir a la guerra”. A su favor, hay que decir que era un futbolista que se entregaba al 101% por su equipo.

Al acabar la 73-74, Aguirre Suárez no es renovado y se va al Salamanca, donde apenas jugó y tras lo que se volvió a Argentina, donde colgó las botas tras jugar un puñado de partidos con Lanús en 1977. Tras su retiro, entrenó a pequeños equipos locales de la zona de Tucumán y dio clases en colegios de la provincia, si bien a finales de los 90, se volvió a instalar en Granada para ser secretario técnico del club nazarí e incluso ocupar su banquillo en dos ocasiones.

Por desgracia, hace poco menos de un año, el 29 de mayo de 2013, Ramón Aguirre Suárez, considerado como el jugador más violento de la historia de Argentina, falleció en su casa de Tucumán debido a una serie de dolencias que le afectaron en sus últimos años de vida.

Os dejo con un resumen de aquella final de la Intercontinental entre Estudiantes y Milan:

Que paséis buen fin de semana.

PD: Créditos para este post para el blog 5000 y un Ramos.

17 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Madre mía pues sí que era farrullero!! Lo de los alfileres me parece increíble. Buen finde!!

    http://areaestudiantis.com

    16 Mayo 2014 | 08:49

  2. Dice ser OnThisDay91

    Hablar del fútbol de principios de los 70 en España es hablar de varios temas:

    – Los oriundos, o el llamado “Timo de los paraguayos”. Estaba prohibido fichar a extranjeros, así que los equipos decidían que esos argentinos, paraguayos (como Diarte, Arrúa, etc.) o uruguayos “tenían” parientes nacidos en España. En realidad era una estratagema, puesto que se falsificaban los papeles para dejarles entrar. Ejemplos? Becerra, el del Atlético Madrid en realidad era BeZerra, y se cambió el apellido para que no se dieran cuenta los inspectores. O el más hilarante: un jugador que decía que sus padres venían de Osasuna, o nacieron en Celta de Vigo.

    – Violencia, mucha violencia. Jugar en aquella época era una guerra, juego violento aún agravado por la llegada de argentinos, que Alf Ramsey les llamó en 1966 “Animales” (y que su entrenador después estaría en el Atleti, el Toto Lorenzo). La escuela de ese Estudiantes del 68 (impagable la final en Old Trafford ante el United) hizo mucho daño al fútbol sudamericano. De esa escuela procedían los Ayala, Panadero Díaz, etc, que rompían piernas cada 2 por 3.

    Y mencionar ese Granada del gran Enrique Porta; uno de esos grandes goleadores desconocidos de nuestra liga, y Pichichi de la liga 71-72.

    16 Mayo 2014 | 08:52

  3. Dice ser igesar75

    Había oido/leido hablar 1000 veces de este jugador y de aquel terrible y temible Granada de los 70, junto con sus otros compañeros de defensa Montero Castillo y Fernández. El Granada era (y sigue siendo, vaya) un equipo modesto y tenía que luchar con sus armas, a lo que habría que sumar que en aquella época no existía el seguimiento mediático que hay ahora, ni 1000 cámaras en cada estadio que “vigilan” hasta cuando el cuarto árbitro se saca un moco. Por este motivo había cierta impunidad, y aparte, que el fútbol ha cambiado mucho, las faltas eran más duras y el juego duro se veía como más normal y como parte del juego.

    Sí, lo de los famosos oriundos daría mucho que hablar y posiblemente daría para varios posts. Añadir que entre mediados de los 60-mediados de los 70 se prohibió los fichajes de jugadores extranjeros, excepto para aquellos que fueran hijos de españoles (es decir, los “oriundos”), lo que dio manga ancha a todo tipo de picaresca que comenta Onthisday91. Y ya no solo picaresca, qué narices, falsificación documental pura y dura.

    Un par de matizaciones a lo comentado por Onthisday91:
    – el Toto Lorenzo, entrenador del Atleti en la final de la Copa de Europa del 74 por cierto, nunca entrenó a Estudiantes.
    – el Ratón Ayala no era un jugador duro, al contrario, más bien era víctima de la dureza de los defensas contrarios. Era un delantero/extremo de una velocidad endiablada. Aparte de Panadero Diaz, que sí era uno de los “cortacesped” del Atleti de aquellos años (que se lo digan a Johnstone, el del Celtic) tal vez sí lo fueran otros como Iselín Santos Ovejero, pero no Ayala precisamente. Ninguno de estos jugadores, además, fue compañero de Aguirre Suárez en Estudiantes.

    16 Mayo 2014 | 09:22

  4. Dice ser MrBrightside

    Que maravilla de post y que buenos los comentarios que lo complementan, dando profundidad al asunto. Evidentemente, el fútbol de los 70 era otra cosa, y es muy propenso a historias hasta algo mitificadas hoy en día sobre dureza o calidad de algunos jugadores.

    Lo he disfrutado enormemente.

    16 Mayo 2014 | 09:41

  5. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Desconocía por completo al prota de hoy. Desde luego, el fútbol ha cambiado una barbaridad. Gran artículo y grandes comentarios

    Saludos y buen finde

    16 Mayo 2014 | 09:47

  6. Dice ser Antonio Larrosa

    De esta clase de jugadores siempre han habido a montones.

    Clica sobre mi nombre

    16 Mayo 2014 | 10:58

  7. Dice ser RICARD

    Joder, el asesino Pepe es un santo al lado de este tipo. En el fútbol se les debería retirar la licencia a este tipo de jugadores. Lo bonito es ver goles y ocasiones de gol y no patadas y agresiones. Al que le guste eso que se busque otro deporte http://goo.gl/mnr57Z

    16 Mayo 2014 | 11:15

  8. Dice ser Para OnThisDay91

    Por aquí ningún jugador, jamás, ha dicho eso de que sus padres “venían de Osasuna”. Osasuna no tuvo oriundos nunca. Y extranjeros a partir de los años 80. El danés Pedersen fue el primero. La lección de hoy es gratis. De nada.

    16 Mayo 2014 | 11:20

  9. Dice ser OnThisDay91

    Antes de comenzar, debo comentar que hay cosas que he errado y que me gustaría aclarar:

    Al hablar del Toto Lorenzo y Alf Ramsey, me refería al partido del Mundial del 66 en Inglaterra donde Antonio Rattín fue expulsado y se negó a salir del campo en enfado. Ese momento fue el inicio del brutal y duro juego argentino en el contexto mundial.

    En el 67, Racing de Avellaneda gana la copa Intercontinental ante el Celtic, y ahí se ve que los argentinos eran muy bestias, y el partido de desempate se llamaría “la Batalla de Montevideo”. Luego el Pincharrata se convirtió en el adalid del juego violento; sobre todo en la eliminatoria contra el Manchester United. Bilardo dijo “Cuando fuimos a Inglaterra, teníamos una experiencia bárbara: 3 años de insultos”. Era un equipo bastante violento, y en el 69, aunque perdieron, dejaron una huella imborrable en Gianni Rivera, que dijo en un programa de TV (que aparece en YouTube): “La solución de esto es no jugar la copa más, es una vergüenza”. El entrenador no era Toto Lorenzo, sino Osvaldo Zubeldía; que instauró el terror en el fútbol mundial con esas patadas y actitudes muy violentas, que estaban en boga en todo el fútbol.

    Y para terminar, lo de Osasuna viene referido a un jugador (precisamente Aguirre Suárez) que fue convencido que su abuelo procedía de Pamplona: tan preparado lo tenía que en la rueda de prensa, al ser preguntado si sus padres procedían de Navarra dijo: “Mis abuelos no son de Navarra, sino de Pamplona”.

    Un link para el timo de los paraguayos: http://www.cihefe.es/cuadernosdefutbol/2012/10/el-timo-de-los-paraguayos/

    16 Mayo 2014 | 12:02

  10. Dice ser igesar75

    Pues a este comentarista que nos da la lección de hoy (sí, muchas gracias antes de nada) decirle que Onthisday casi acierta. Lo que en concreto dijo ese jugador fue “no no, mi padre no es navarro, es de Pamplona”, aparte de que en ningún momento se dice que algún oriundo jugara en Osasuna. Y lo de que “mi papá es gallego, nació en Celta” lo clavó. Aquí se explica fenomenalmente bien:

    http://blogs.elpais.com/fondo-de-armario/2013/10/diego-costa-la-seleccion-espanola-y-los-oriundos.html

    16 Mayo 2014 | 12:05

  11. Dice ser Tim Siglo XXI

    Siempre digo lo mismo sobre este tipo de futbol, un arbitro de los 60-70 hoy en día no expulsaría a ningún jugador y un arbitro actual acabaría expulsando a minimo 7-8 jugadores en cada partido de hace 45 años.

    Respecto a lo de los oriundos de entonces es muy parecido a lo que lleva pasando 15 años en el baloncesto español, durante un tiempo casaron a jugadores americanos o de otros paises con mujeres españolas para que estos consiguieran la nacionalidad, varios casos eran chocantes como el de Dimitri Flis al que casaron con una mujer de Badalona de 35 años cuando el tenía 20, lo raro no era la diferencia de edad, es que aseguraban que llevaban 5 años de relación, pero mas gracioso fué el de Savovic, jugador del Bilbao Basket, que se casó con la secretaria de la agencia de represención de la que es dueño el (tachan tachan) presidente del Bilbao Basket hasta hace un mes, Gorka Arrinda, negocio perfecto vamos, presidente y a la vez representante de un jugador, le caso con mi secretaria y pasa a ser “Español”, el problema vino cuando Marca destapó que cada uno hacia vida con su verdadera pareja y que nunca habían compartido vivienda.

    Ahora tenemos otros escandalos “legales”, que son las compras de pasaportes comunitarios o Cotonou por parte de muchos jugadores ACB, en este post lo expliqué hace unos meses. http://www.jordanypippen.com/index.php/masbasket/opinion/item/2293-pasaportes-comunitarios-cotonou-cachondeo-continuo

    16 Mayo 2014 | 13:37

  12. Dice ser para OnThisDay91 e Igesar75

    “O el más hilarante: un jugador que decía que sus padres venían de Osasuna, o nacieron en Celta de Vigo.”

    Textual. Es lo que dice OnThisDay91 en su comentario. No os justifiquéis. Es tan simple como el copiar-pegar, o todavía más fácil: leer los comentarios. Así que ya veis….

    Lo dicho, gratis.

    16 Mayo 2014 | 13:39

  13. Dice ser ruomalg

    Seguramente haya leido su nombre en los comentarios de los parroquianos del blog, pero no me imaginaba que pudiera haber alguien tan macarra. Jugar contra este tío subiría radicalmente el coste de un seguro. Con este juego los 70 debían de ser sin duda una época complicada para el fútbol.

    Después de ver esta noche los Simpsons he tenido una ocurrencia. ¿Os imagináis un espectáculo como los de la Superbowl en el descanso de la final de la Copa del Rey (no antes, como la final de Champions)? Vale, no es una buena idea, pero no me extrañaría que Billar la cogiese para seguir prostituyendo el balompié.

    17 Mayo 2014 | 00:02

  14. Dice ser ruomalg

    Pues nada, felicidades a la parroquia colchonera por su triunfo en la liga, no cabe duda de que es el equipo que más ha merecido este título, y lo ha demostrado con creces. Ya haré la autocrítica blaugrana cuando hayan cesado las celebraciones, ahora este momento pertenece al Atleti.

    18 Mayo 2014 | 14:22

  15. Dice ser Yors

    Alfileres, ya. Y cuchillas de afeitar, no te jode. O tal vez llevaba una navaja en las espinilleras. Venga ya, hombre!!!! Eso de los alfileres lo llevo escuchando regularmente durante años, dedicado a tal o cual jugador. Pero curiosamente, no he escuchado JAMÁS a ningún jugador que declare que le han pinchado con un alfiler. Debería de haber alguno, ¿no? Lo de los alfileres es una leyenda urbana absurda como otras muchas. Cuando alguien salga diciendo “fulanito o menganito me pinchaba con alfileres cuando esperaba a rematar un córner”, entonces me lo creeré.

    19 Mayo 2014 | 12:34

  16. Dice ser Mavs

    De todas formas las hazañas que contais de este tipo no son para tanto. Lo de los alfileres me parece una leyenda y una exageración, como dicen por aqui arriba. El resto, pues que quereis que os diga?? Pepe hace cosas muchícimo peores. O que prefieres?? que te echen tierra en la cara, o que te la partan directamente?? Por no hablar de Pablo Alfaro, Javi Navarro (recordad lo que le hizo a aquel del mallorca del que no me acuerdo el nombre), lo dejó en el suelo con el labio colgando entre convulsiones, o el otro Navarro, el del Levante. Y Vinie Jones??? Poned su nombre en you tube y flipareis. Desde luego yo preferiría que mi marcador me insulte y me tire tierra en la cara a que me pateara la espalda o me rompiera la mandíbula. No se vosotros.

    20 Mayo 2014 | 08:09

  17. Dice ser PEDRALBES

    ¿Y qué me decís de ésto?:
    http://www.marca.com/videosmarca/?v=20YdTOGKJSk

    20 Mayo 2014 | 10:38

Los comentarios están cerrados.