BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… AEJ Collins

Esta es una historia singular, porque la protagoniza un deportista no profesional, que realizó su hazaña en el siglo XIX, cuando era un niño y encima, de un deporte poco seguido en España. Sin más, os presento a AEJ Collins.

Arthur Edward Jeune Collins nació el 18 de agosto de 1885 en Hazaribagh, India, donde su padre era funcionario judicial al servicio de Su Majestad. En septiembre de 1897, ya en Inglaterra, inició su carrera escolar en el Clifton College, cerca de Bristol.

Lo que le hizo famoso ocurrió cuando el joven AEJ, con 13 años, disputó un partido de cricket entre su casa (los colegios están divididos en casas, como en Harry Potter), Clarke’s House y North Town House. El partido empezó el jueves 22 de junio de 1899 y acabó el miércoles 28 de junio del mismo año. Los test match de cricket pueden durar en la actualidad hasta cinco días. En este caso, no es que durara seis días seguidos, sino que los escolares jugaban cuando podían. El caso es que si AEJ Collins es famoso y sale en este blog es porque en ese maratoniano partido, consiguió la más alta puntuación recogida nunca: 628 not out (628 entradas sin ser eliminado).

Su fama creció como la espuma. En los primeros días del partido ya empezó a destacar y en los últimos, la gente acudía en masa a ver al muchacho que estaba batiendo récords, gracias a la publicidad que hizo de él, entre otros, The Times.

Pero a pesar de su hazaña, AEJ Collins no quiso dedicarse al cricket, sino a la carrera militar. Así, entró en la Academia de Woolwich en 1901 y en 1902 se incorporó al Ejército como segundo teniente de los Ingenieros Reales. Con el Ejército siguió jugando al cricket (también al fútbol y al rugby) y estuvo en la India.

En 1914 estalló la Primera Guerra Mundial y se fue a Francia a combatir, con tan mala suerte que el 11 de noviembre de 1914, con 29 años, murió en la batalla de Yprès. Fue enterrado en el campo de batalla y debido a que los combates no cesaron en mucho tiempo, nunca más se supo la ubicación de su sepultura.

Y así acabó la vida de un chico que estando en el colegio, se convirtió en una leyenda del cricket.

Los comentarios están cerrados.