BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Qué fue de… Niall Quinn

Hoy nos la jugamos contra esa entrañable selección que es la de la República de Irlanda o Eire. Así que tal y como hicimos el otro día con Italia, hoy os traigo a un irlandés para el artículo de hoy. Se trata de uno de sus más prolíficos goleadores: Niall Quinn.

¿Quién era?: Un delantero dublinés de los 80, los 90 y principios de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los delanteros titulares de Irlanda en citas Mundialistas y un clásico de la Premier League.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el Sunderland inglés en 2002. Después ha sido técnico, presidente y manager del equipo. El pasado mes de febrero lo dejó y ahora tiene una empresa de telecomunicaciones vía satélite en Dublín, llamada Q Sat.

¿Sabías qué…?: Su estatura (1,92 metros) le convertía en un peligroso delantero en jugadas a balón parado.

– De niño jugó al fútbol gaélico antes de pasarse al fútbol FIFA.

– Disputó dos Mundiales, con 12 años de diferencia. Estuvo en Italia 90 y en Corea-Japón 2002 (se perdió USA 94 por lesión -y fastidió a los coleccionistas de cromos- y su país no se clasificó para Francia 98).

– Compartió pues vestuario con dos generaciones de grandes futbolistas irlandeses: Aldridge, Cascarino y Bonner en los 90 y Robbie Keane, Roy Keane y Given a principios de los 2000.

– Es el segundo máximo goleador de la historia de su selección, sólo por detrás de Robbie Keane, al que tendremos enfrente esta tarde. También es el sexto con más internacionalidades.

– En Corea-Japón 2002, como recordaréis, nos enfrentamos a Irlanda en octavos de final. Empatamos 1-1 y pasamos en penalties. Ese partido lo íbamos ganando 1-0 desde el minuto 8 gracias a un gol de Fernando Morientes, pero en el minuto 90, Robbie Keane empató de penalti. El penalti lo provocó Niall Quinn, que con 34 años jugó así su último partido como profesional.

– La concentración de Irlanda para el Mundial de 2002 fue muy polémica, ya que se produjo un gravísimo enfrentamiento entre el capitán, Roy Keane, y el seleccionador, Mick McCarthy. Keane publicó una carta en la prensa irlandesa criticando las penosas condiciones de los jugadores en la concentración y la falta de apoyo de McCarthy. Tras un durísimo enfrentamiento dialéctico, Keane fue expulsado de la concentración y no volvió a ser internacional hasta la marcha de McCarthy, meses después. Pues bien, en el seno de la selección se formaron dos bandos, uno a favor de Keane y el otro a favor de McCarthy. Quinn se puso del lado del seleccionador y después criticaría abiertamente a Keane y su autobiografía y eso provocó una enemistad entre el duro capitán irlandés y nuestro protagonista de hoy. Pues bien, en 2006 y para sorpresa de todos, cuando Niall Quinn era presidente del Sunderland, contrató a Roy Keane como entrenador, enterrando así el hacha de guerra. Por esa época más o menos, Keane y McCarthy hicieron las paces.

– Su gol más importante con la camiseta verde de Irlanda fue el que marcó el 12 de junio de 1990 en Palermo, ante Holanda, en un partido de la primera fase del Mundial de Italia. Supuso el 1-1, que a la postre permitiría a Irlanda pasar a la siguiente fase (luego eliminaron a Rumanía por penaltis en octavos y cayeron en cuartos ante los anfitriones).

– En su carrera como internacional, le marcó goles a Inglaterra, a Gales y a Irlanda del Norte. Sólo Escocia quedó libre de sus goles.

– Participa muy activamente en obras de caridad en Irlanda.

Biografía, palmarés, estadísticas: Niall John Quinn nació el 6 de octubre de 1966 en Perrystown, Dublín, República de Irlanda. Formado en la cantera del Arsenal, debutó con el primer equipo en 1983. En 1990 fichó por el Manchester City, donde estuvo seis años. Los seis siguientes, los últimos de su carrera, los pasó en el Sunderland. En su palmarés tiene una Copa de la Liga. Con Eire jugó 92 partidos y metió 21 goles.

Los comentarios están cerrados.