BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Santuarios del deporte. Michigan Stadium

Para sacar ideas a la hora de escribir los artículos, como os dije el otro día, me hago preguntas. Una de ellas, hace unos meses, fue cuál era el estadio más grande de los Estados Unidos, ya sabéis, el país deportivo por excelencia. Y la respuesta me soprendió, porque no pertenece a ninguna de las poderosas franquicias de los cuatro grandes deportes americanos, sino a una Universidad, la de Michigan. Y hoy os voy a hablar de su estadio.

Nombre oficial: Michigan Stadium.

Ubicación: Ann Arbor, Michigan, Estados Unidos.

Capacidad: 109.901 espectadores (aunque el récord de asistencia, marcado el año pasado, fue de 114.804 espectadores).

Año de inauguración: 1927.

Deportes: Fútbol americano, lacrosse.

Propietario/equipos: Universidad de Michigan.

Más cosas: El estadio fue construido en 1927 con una capacidad de 72.000 espectadores, aunque con la previsión de poder ampliarse hasta 200.000 espectadores. El recinto fue ampliándose poco a poco con los años, pasando a tener 85.752, 97.239, 101.001, 101.701, 102.501, 107.501, 106.201 y los 109.901 actuales (no me preguntéis por qué siempre el pico es unos centenares más uno).

Este gigante tiene muchas curiosidades. Así, hasta 1968 no estaba permitido que ni mujeres ni niños accedieran al estadio. Hasta sólo hace dos años, el estadio no tenía luces artificiales, por lo que sólo se jugaba con la luz del día. Otra curiosidad es que desde la calle, el estadio se ve muchísimo más pequeño de lo que es en realidad. De hecho, del nivel del suelo sólo sobresalen las 20 filas más altas. Esto es, evidentemente, porque el estadio está construido en una hondonada.

Como os decía antes, el 10 de septiembre pasado, en un partido entre los Wolverines de la Universidad de Michigan y los Fighting Irish de la Universidad de Notre Dame, se batió no sólo el récord de asistencia del estadio, sino de un partido de fútbol americano, con los citados 114.804 espectadores. La explicación del desequilibrio entre la cifra oficial de espectadores y el récord es debido a que la mayoría de los asistentes están de pie durante los partidos.

Los comentarios están cerrados.