BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Qué fue de… John Akii-Bua (por Heroldinho)

Heroldinho hizo caso a mi llamamiento y nos deja un precioso artículo, muy bien escrito y muy interesante. Os dejo con él. Que ustedes lo disfruten.

Lo primero de todo, dar las gracias por dejarme publicar un artículo en este blog de jugones. Trata sobre un atleta poco conocido, de los que no se nombran  habitualmente entre los grandes, pero que se coronó en unos JJOO: John Akii-Bua.

¿Quién era?: Un atleta ugandés, especialista de 400 metros vallas, de la décadas 1970- 1980.

¿Por qué se le recuerda?: Por su peculiar estilo de correr el ’4 vallas’. Normalmente, la pierna de ataque del atleta (la primera en pasar por encima de la valla) en dicha prueba, es la izquierda, debido a la dirección de la carrera, aunque hay algunos que atacan la valla con la  derecha. Todas las vallas se atacan con la misma pierna, por tener medidos los pasos  que se dan entre valla y valla. La novedad en el estilo de Akii-Bua, fue utilizar las dos piernas para atacar, unas veces con la derecha y otras con la izquierda. A pesar de que esto pueda parecer casualidad, o ’anarquía’, según él, sabía con qué pierna debía pasar la siguiente valla, y los pasos exactos que daba entre vallas.

¿Qué fue de él?: Tras los juegos siguió compitiendo habitualmente en los 400 m vallas, aunque nunca volvió a acercarse a su marca de Múnich. En 1976 no acudió a Montreal por el boicot de muchos países africanos. Tras el derrocamiento de Idi Amin en 1979 Akii-Bua se exilió con su familia a Alemania. Participó en los Juegos Olímpicos de Moscú 80, donde fue eliminado en las semifinales. Cuatro años después participó también en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84, no pasando esta vez de la primera ronda. Regresó a Uganda en 1987, y en 1990 se volvió a incorporar a la policía. Falleció en 1997 a los 46 años de edad, probablemente de cirrosis. Recibió un funeral de Estado en su país.

¿Sabías qué…?: A pesar de no ser el favorito en la Olimpiada de Múnich, logró hacerse con el oro en 400 metros vallas. Además del oro, batió el récord del mundo, estableciéndolo en 47,82. Duró hasta 1976, cuando lo batió el gran Edwin Moses.

– En una entrevista a Sports Illustrated, reconoció que de pequeño no era un gran
corredor. De hecho, sus hermanos le ganaban cuando hacían competiciones.

– Fue el primer atleta en bajar de 48 segundos en esta dificilísima prueba. El propio Akii-Bua, antes de estos JJOO, no había bajado nunca de 49’’.

– Fue la primera medalla en unos Juegos para Uganda. El entonces dictador Idi Amín (quien por cierto, había practicado boxeo con notables resultados) le recibió con todos los honores, le ascendió a inspector de policía y le regaló una casa en Kampala.

– Trabajaba de policía. Había ingresado en el cuerpo en el año 1966. Precisamente, a partir de su ingreso, con las pruebas físicas que hizo, le aconsejaron practicar el
atletismo.

-Unos días antes de comenzar los Juegos, se le había extraído una muela. Según contó después, el día de la final aún le dolía. También tenía molestias en una rodilla debido a que tiró una valla en la semifinal, aunque esto último no quiso contárselo a sus entrenadores hasta después de haber ganado.

– Corrió aquella final por la calle 1, seguramente, la peor en este tipo de pruebas, y sobre todo, para hacer una buena marca. Al acabar la prueba, le ofrecieron una bandera ugandesa, que cogió y dio con ella una vuelta al estadio. Fue la primera vuelta de honor de la historia del atletismo.

Biografía, palmarés, estadísticas: John Akii-Bua nació el 3 de diciembre de 1950 en Lira, Uganda, en una familia con más de 40 hermanos. (Su padre era un líder tribal polígamo). También Bua dejó bastante descendencia (11 hijos). Durante su juventud, no tuvo muchas oportunidades de ir a la escuela, y se ganaba la vida ayudando a su padre con el ganado. Al poco de morir su padre, ingresó en la policía, donde empezó a practicar el atletismo. Tras ganar varias competiciones entre policías, le asignaron un entrendor británico. Hasta los Juegos Olímpicos de Múnich no había competido mucho, ni se había destacado especialmente:
solo un 4º puesto en unos Juegos de la Comonwealth, (1970) con una marca de 51’14’’. También había ganado varias competiciones en EEUU y Europa, aunque en dichas ocasiones los mejores atletas no estaban presentes. Sin duda su momento cumbre fueron los JJOO de 1972, donde ganó y además pulverizó el récord del mundo. Tras estos Juegos, siguió compitiendo, aunque ya no logró acercarse a este resultado. Falleció muy joven (46 años), y como hemos dicho, fue enterrado en su país con honores de Estado.

Los comentarios están cerrados.