BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Camisetas para la historia. Borussia Dortmund 1990-1997

El Borussia de Dortmund es uno de los siete u ocho grandes equipos alemanes por tradición, historia y resultados (junto al Bayern, al Hamburgo, al Schalke 04, al Bayer Leverkusen, Werder Bremen, Bayer Leverkusen o Borussia Monchengladbach). Su mayor momento de gloria fue en 1997, cuando ganó la Liga de Campeones (una edición en la que precisamente, el Borussia mordió el polvo ante el Atlético de Madrid en la primera fase, si bien los colchoneros cayeron ante el Ajax en cuartos con muy mala suerte). El caso es que unos años antes ya había empezado a dejar huella con su camiseta.

El Borussia (que significa Prusia en latín) empezó jugando con un uniforme blanquiazul a listas verticales. Pronto lo cambió por sus tradicionales colores, el amarillo y el negro. El caso es que en 1990, el Borussia rompió un par de hitos: Fue uno de los primeros equipos profesionales que formalizó un contrato con Nike y encima, ese año le dio un pequeño giro al amarillo que tradicionalmente había vestido y lo convirtió en un amarillo cuasi fluorescente.

Chapuisat o Flemming Povlsen fueron los primeros jugadores que hicieron famosa la camiseta amarillo-cantoso. Poco después se fueron incorporando jugadores como Matthias Sammer, Karlheinz Riedle, Andy Möller, Jurgen Köhler o Stefan Reuter. El tema es que este equipo, dirigido por Ottmar Hitzfeld, se convirtió en uno de los más populares de Europa y dejaron en las retinas de los aficionados el fulgurante destello del amarillo fosforescente.

Al año siguiente, el Borussia abandonó ese tono de amarillo (se pasó a un amarillo huevo) y dejó, por cierto, la legendaria publicidad de Die Continentale (una empresa de seguros). Pero como os decía, dejó sembrada la semilla de este color que subsecuentemente, ha tenido muchos seguidores.

Así, el Barcelona, el Chelsea, el Olympique de Lyon o el Celtic (y seguro que me dejo alguno más) han llevado esta tonalidad en los últimos años. He de decir que este color es muy efectista en el terreno de juego, en tanto los jugadores son apreciados con mucha facilidad.  Cuestión de modas.

Los comentarios están cerrados.