BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

¿Qué fue de Carlton Banks (Alfonso Ribeiro) de ‘El Príncipe de Bel-Air’?

Bueno, antes de pensar en qué fue de Alfonso Ribeiro… ¿De dónde salió Alfonso Ribeiro? Os dejo, para vuestro deleite, con este anuncio de Pepsi:

¿Lo has visto? A ver, stop:

¿Verdad? Una vez que sabes que es el niño de la chaqueta roja (que no tiene nada que envidiarle a Michael Jackson) ya no puedes dejar de ver a Carlton. Esa sonrisa es lo que tiene.

Alfonso, nacido en 1971, empezó su formación de bailarín a muy temprana edad. Para cuando lo eligieron para protagonizar este anuncio, en el ’84, tenía sólo doce años y ya había actuado en Broadway. Durante los años siguientes intervino en algunas películas, pero fue en 1990 cuando saltó a la fama encarnando al personaje de Carlton Banks, hijo del tío Phill y de la tía Bibian, hermano de Ashley y Hillary (por cierto, ¿qué fue de Ashley?) y, por supuesto, el primo pijo y petulante de Will Smith al que, ve tú a saber por qué, acabamos cogiendo tremendo cariño. Muchos lloramos como magdalenas y acompañamos a Will en el sentimiento de la frase que cerró la serie tras seis (¿sólo seis?) temporadas: “Maldita sea, cómo te voy a echar de menos, Carlton”.

Y qué gran verdad: se les ha echado de menos… ¿Qué ha sido de Alfonso desde entonces? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Buttercup (Robin Wright) de ‘La Princesa Prometida’?

Amigumis, pongámonos en pie y serios, que vamos a hablar de una grande. Bueno, los que como yo pertenecéis al común de los mortales mejor quedaos sentados, que lo mismo os lleváis un susto…

Contexto: La Princesa Prometida. Peli Peliculón estrenado en 1987 y que triunfará por siempre en nuestros corazones, en el que el amor era poco más que lo de menos, porque había valor, había risas, había magia y había un Gigante llamado André (saludín al cielo, André). Como en la práctica totalidad de las pelis de los ’80 (y de los ’90, y de los ‘2000, y de…) había un montón de actores con papeles importantes y una sola actriz. Y era ella: la maravillosa Buttercup, la princesa prometida, interpretada por Robin Wright, que vivía su gran historia con el actractivérrimo Pirata Roberts (por cierto, ¿qué fue del Pirata Roberts?).

robin-wright-princess-bride

Qué monos. Parecen un ajedrez.

(Voy a hacer aquí un paréntesis para dirigirle un mensaje a la persona que decidió dejar sin traducir los nombres originales de las pelis y series. Gran acierto. ¿Sabéis lo que significa “Buttercup”? Yo pensaba que era “taza de mantequilla”, obvio, porque “butter” es “mantequilla” y “cup” es “taza”, pero mira, ¡que no! Significa “Botón de Oro”, que lo he mirado en Google. Alucino,  Mari. Pero vamos, que tampoco es que sea peor que llamarse “Taza de Mantequilla”. Comparte nombre, por cierto, con una Supernena y con el gato de Los Juegos del Hambre. ¿Pero quién coño carajo llama a su hija “Botón de Oro”? ¿En qué registro te dejan hacer eso? Bueno, ya está. Ya paro)

¿Y qué fue de Buttercup después de ser La Princesa Prometida? ¿Eres una de esas personas que piensa que no volvió a hacer nada más? Je, je… Pues disfruta del paseo: Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Vanilla Ice?

¡Ice, ice, baby! Tititi tiriri tititi.

Robert Matthew Van Winkle, aka Vanilla Ice, ese eterno chavalote de visera descomunal, nació ahí donde lo tenéis el mismo año que, por ejemplo, nuestro Javier Cámara. Pero es que los tejanos (personas de Texas, que no los pantalones) al parecer se conservan mejor que los riojanos (personas de La Rioja, que no los vinos). Bueno, ni mejor ni peor: se conservan diferente.

Vanilla Ice inventó la ceja depilada de malote, el peinado hipster y los selfies con morritos.

Vanilla Ice hizo que millones de personas alrededor del mundo estrenáramos la decadente ridícula gloriosa década de los ’90 a ritmo de rap con Ice Ice Baby, una canción de la que poco importaba la letra (¿alguien sabe de qué va? Os lo digo yo: de un tiroteo) porque lo que petaba era el ritmo y un golpe de estribillo de tres palabras en inglés que cualquier amapola del campo podía cantar. El disfraz de globo terráqueo/bandera y el baile tío paco sufriendo un ataque ayudaban a redondear el efecto.

Además, fue el primer “gran rapero” blanco de los USA (entrecomillo “gran rapero” porque baso esto sólo en su fama, espacio reservado hasta entonces a raperos negros). Pero mucho ojo, porque este muchacho alcanzó la gloria bastante antes que iconos del estilo como Snoop Dogg o el mismísimo Tupac Shakur, que empezaron su carrera a principios de esa misma década.

Vendió millones de copias de aquél álbum (Extremely Live, 1991) en todo el planeta. ¿Y después?

Después, Madonna le mordió un pezón: Lee el resto de la entrada »

¿Que fue de Mikey (Sean Astin) de Los Goonies?

Hermanos, pongámonos en pie.

los-goonies

 

Si los ’80 se incendiaran y sólo pudierais salvar tres cosas, ¿qué os llevaríais? Yo creo que lo tengo claro: las Arcade, el Amstrad y esta maravilla. Los Goonies. Cambiaría mi última cena por verla otra vez. A no ser que para cenar hubiera chocolate. CHOOOO-COOOO-LAAAA-TEEEE.

Al lío: Los Goonies es un peliculón ochentero que tiene los fans más fieles de toda la industria del cine. Ni los de Harry Potter (fíjate lo que te digo, Mari) pueden presumir de ser tan leales como los que estamos dispuestos a autodesfigurarnos la cara para imitar a Sloth y echarnos unas risas cómplices, sólo a la altura de alguien que entienda qué carajo estamos haciendo. QUIERO CHOCOLAAAATE.  La fórmula, resumiendo mucho, es la que Netflix está usando tanto en sus series molonas (Stranger Things, 13 Reasons Way): niños en bici haciendo cosas. Bueno, va, que me paso de simplista (¿pero sí o no?): en la película, que es de estas que exaltan el valor de la amistad y que tus hermanos te quieren aunque te maten a collejas, un grupo de chicos y chicas sigue el mapa de un explorador, Chester Copperpot, para hallar el tesoro del bribón pirata Willy el Tuerto, que contaba la leyenda que había desaparecido con un inconmensurable tesoro:

Estrenándose sólo tres años después de E.T. (que había batido récord de recaudación en su fecha) la firma de Spielberg era una apuesta segura, y no defraudó: el día de su estreno, los Goonies recaudaron en USA y Canadá el triple del presupuesto de la película. Todos queríamos ser un Goonie. El que diga que no, es que no entendió la peli. Y ya está.

Todos sus protagonistas tendrán siempre un huequecito en nuestro corazón. ¿Qué habrá sido de ellos? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Johny Rico (Casper Van Dien), de ‘Starship Troopers’?

Bueh, esta película merece mención honorífica por su aportación al mundo del cine. Yo no sé si el término bizarrismo se inventó para ella, pero me cuadraría perfectamente. Pero bizarrismo del bueno, del que nos gusta tanto. Es una película mala, pero mala, pero mala. PERO sabe que es mala malísima y lo explota y lo maneja de tal manera que al final lo que tienes es un súper peliculón que no te cansas de ver cada vez que lo reponen por la tele. ¿Sí o no?

Starship Troopers se estrenó en noviembre de 1997. Nunca pretendió ser una peli más de invasiones alienígenas, y nunca lo fue. Su bizarrismo, sus efectos especiales reguleros y sus chascarrillos manidos se sucedían en un mundo en que la violencia siempre tenía una justificación y en el que o participabas de ella o no eras un ciudadano, sino poco más que un despojito. En todo esto, subyacía un mensaje que había que saber leer: que los pirados y los invasores somos nosotros. Y el mensaje te llegaba de una forma tan ridículamente evidente que era imposible no estar de acuerdo.

Compartían protagonismo cuatro actores, a los que podemos arrimar a un quinto que, aunque aparecía menos, también era una figura relevante en la trama. A saber: Casper Van Dien (Johny Rico), Dina Meyer (Dizzy Flores), Denise Richards (Carmen Ibáñez), Jake Busey (Ace Levy) y Neil Patrick Harris (Carls Jenkins). ¿Qué fue de ellos después?

Pues me gustaría repasarlos a todos, pero vamos a empezar por el protagonista masculino, Johny Rico. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Baby (Jennifer Grey), de ‘Dirty Dancing’?

Jennifer gray en dirty dancing

“Baby, no permitiré que nadie te arrincone.”

Patrick Swayze pudo salvar a Baby (Jennifer Grey) de su padre pero, al parecer, no de su cirujano plástico. ¿Qué fue de Baby?

Bueno, contexto: Dirty Dancing fue mucho más que un éxito de taquilla. Rodada con un presupuesto mínimo, se convirtió en la primera película en alcanzar el millón de copias vendidas en vídeo, y fue –y es- una de esas historias atemporales (amorcillo de campamento) a las que le añades un poco de potencia creativa (baile Fama style) y triunfan siempre.

Cuando la película se estrenó, en 1987, Jennifer Grey, nacida en Nueva York e hija de actores, estaba consolidando e impulsando su entonces corta carrera como actriz, y el estrellato le vino de sopetón. De repente, millones de personas alrededor del mundo reconocían su rostro: sus ojillos de mapache, sus labios finos, su nariz peculiar… ¿Qué pasó después?

Pues después, por lo que se ve, se operó la nariz y se fue todo a la mierda porra. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue del primer ‘Batman’, Adam West?

Este pasado viernes, 9 de junio, saltó la noticia en redes: nos había dejado Adam West, quien interperetara al único y genuino Batman de los ’60 en la televisión. Quien más, quien menos, incluso si ha nacido 30 años después, tiene en mente cómo era ese primer Batman televisivo. Y no es para menos, no es una imagen fácil de desterrar de la retina =)

adam-west-batman

Batman tenía el mismo maquillador que Carmen de Mairena

Batman fue en televisión una serie juvenil básicamente cómica, aunque nunca exenta de aventura. Se produjo entre 1966 y 1968, con un total de tres temporadas y la friolera de 120 episodios. Un no parar. Fue un atuéntico hito. Se la considera la responsable directa del surgimiento de la “Batmanía”, e influyó inevitablemente en todos los Batman que hemos visto depsués, incluso a pesar de las más que evidentes diferencias. Este fue, y será siempre, el primer referente. En el doblaje en español, por cierto, la voz de Batman era Constantino Romero. Snif. Jolín, qué triste todo…

¿Y qué fue de Adam West después de ser Batman? Bueno, Adam West NUNCA dejó de ser Batman… Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Spike (James Marsters), de ‘Buffy Cazavampiros’?

James Wesley Marsters (James Marsters) nació en California hace 54 primaveras.

Podríamos establecer el principio de su carrera como actor en el ’92, cuando contaba 30 años, en la serie Doctor en Alaska. Sólo cinco años después, se metió de lleno en el estrellato friki, cuando dio vida a Spike, el vampiro malo y puñetero en la afamadísima serie Buffy la cazavampiros, basada en la película de 1992 del mismo nombre (Buffy the Vampire Slayer), y compartiendo protagonismo durante varias temporadas con Sarah Michelle Gellar, la actriz que daba vida a Buffy (por cierto, ¿qué fue de Buffy?).

james-masters-buffy

James Marsters. Imagen promocional de Buffy Cazavampiros

Spike empezó siendo el malo de la serie, porque había un bueno bien definido para ser el compañero de fatigas/amor platónico de la prota, que era Ángel, el vampiro con alma (interpretado por David Boreanaz). Pero cuando Ángel se convirtió en un spin off (titulado así, Angel), había que rellenar el hueco de amor prohibido para Buffy, y lo rellenaron con Spike. Que, ya puestos, más vale malo conocido. El capítulo de la cuarta temporada en el que se dan su primer beso fue uno de los más esperados y vistos de toda la serie (aquí la menda esperó despierta hasta las cinco de la madrugada para verlo en la FOX).

Estuve semanas cantando Goodbye to you… Por favor, ¡qué subidón!

¿Y qué fue de Spike después de conquistar a su némesis? Lee el resto de la entrada »

¿Qué habría sido de Mark Lenders, de ‘Oliver y Benji’?

mark-lenders-oliver-y-benji

La culpa de que pensemos que todos los malotes tienen un fondo noble, es de Mark Lenders.

Mark jugaba de delantero centro, primero en el Meiwa y luego en el Toho, y era el archienemigo de Oliver Atton en Campeones en aquella época en la que los dibujos o venían de Japón o no  triunfaban. Crecimos teniendo hacia él la que seguramente fue la primera relación de amor-odio de muchos de nosotros.

Pongámonos en contexto: Campeones (Captain Tsubasa en el original japonés) fue un manga creado en 1981 y convertido en anime un par de años después. Se crearon 128 capítulos de unos 20  minutos cada uno. Después se hicieron continuaciones en 1994 (Súper Campeones) y 2001 (Campeones hacia el Mundial). Aunque en los mangas (que, por cierto, continúan sacando nuevos volúmenes) se suele cambiar la fecha de nacimiento de los personajes para que su edad sea acorde al evento que se relata, la fecha de nacimiento de nuestro Mark la podemos situar en torno a 1975 (tenía 6 años en 1981, cuando empezó a jugar en el Meiwa).

¿Qué habría sido de Mark Lenders de haber sido real? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de el mayor de ‘Farmacia de guardia’ (Miguel Ángel Garzón)?

Bueno, “el mayor de Farmacia de guardia” tenía un nombre: Quique. A ver, Quique en la serie, que luego en la realidad esta mundana nuestra tenía –y tiene- otro nombre, que es Miguel Ángel Garzón. Con esto ya puede uno googlear y ver qué ha pasado con este chico, ¡pero no! Quietos los dedos, que os lo quiero contar yo.

Lo primero, porque para eso estoy aquí: para ahorraros el googleo. Y, lo segundo, porque se me ha creado la necesidad de compartir con alguien mi estupor –y hacéroslo extensivo, ya de paso- al descubrir que llevo AÑOS viéndolo trabajar y no lo sabía.

A ver, yo ya sé que esto no hace falta, porque con cinco canales en parrilla no había mucho que ver y TODOS hemos visto Farmacia de guardia, pero para los lectores más jóvenes:

Farmacia de guardia fue un súper bombazo televisivo, quizás el primero de la historia de nuestra televisión, que aún ostenta el récord de cuota con un impresionante 48%. Se emitió en Antena 3 cada jueves por la noche durante cinco temporadas, desde 1991 hasta el 95. Con esos números, normal que todos nos acordemos de Quique.

farmacia-de-guardia-imagen-promocional

Quique es el mayor de los niños. El mayor, mayor, es Antonio Mercero.

 

Pero un buen día de los inocentes (esto es en serio, el último capítulo se emitió un 28 de diciembre) la Farmacia de España cerró las puertas. A algunos de sus actores, como Julián González (que era Guille, aka “El pequeño de Farmacia de guardia”) se les pudo seguir la pista fácilmente durante bastante tiempo, ya que fueron saltando de una serie a otra del panorama autoproducido español (por cierto, ¿qué fue de Guille?). Pero, ¿Quique? Quique desapareció. Y nos quedamos todos con la idea colectiva de que este chico nunca volvió a actuar…

¡¡ ERROR !!

De todos los actores protagonistas de aquella serie, Miguel Ángel es, probablemente, el más prolífico. ¿Cómo puede ser? ¡Pero si no se le ha visto! Claro, claro, ver no le habéis visto… ¡Pero seguro que estáis hartos de oírlo! Lee el resto de la entrada »