BLOGS

Archivo de la categoría ‘Walt Whitman’

‘Durante cuánto tiempo nos engañaron’, de Walt Whitman

Mi admirado y querido amigo William Ospina escribió, mucho mejor de lo que podría hacerlo yo, sobre la obra de Walt Whitman:

De las obras literarias que intentan abarcar la totalidad de lo creado, ninguna lo intenta de un modo tan explícito como Leaves of Grass (Hojas de hierba). (…)

Todo Whitman está hecho de entusiasmo, y ese entusiasmo jamás es un pretexto para la observación apresurada y negligente, o para lo que hoy deprimentemente se llamaría escritura automática. Whitman utiliza el matiz exacto para describir el plumaje de un pájaro, los detalles circunstanciales que le dan vividez a cada imagen y a cada episodio.

Un conmovedor entusiasmo que impregna cada verso de este poema, hermoso, conciliador y emocionante:

¡Durante cuanto tiempo nos engañaron!

Trasmutamos ahora,

nos apresuramos a huir

como huye la

naturaleza,

Somos la naturaleza,

durante mucho tiempo estuvimos lejos.

Pero ahora volvemos,

nos convertimos en plantas,

en troncos, en follaje,

raíces y cortezas.

Estamos asentados en la tierra,

somos peñascos,

pastamos,

somos dos en medio de la hacienda bravía,

tan espontáneos como los otros.

Somos dos peces que nadan juntos en el mar,

somos lo que son las flores del algarrobo,

derramamos fragancia

en los caminos de la mañana y de la tarde.

Somos también lo sucio de las bestias,

de las plantas, de los minerales.

Somos dos aves de rapiña,

nos elevamos en el aire y miramos la tierra.

Somos dos soles que deslumbran,

somos nosotros dos los que giramos,

cósmicos y estelares,

somos como dos cometas.

Merodeamos, cuadrúpedos y feroces, por la espesura,

y saltamos sobre la presa.

Somos dos nubes que se desplazan en lo alto

cuando amanece o atardece.

Somos dos mares que se unen,

somos esas olas felices que se revuelcan

y se juntan, mojándose.

Somos lo que es la atmósfera,

transparentes, hospitalarios,

permeables, impermeables.

Somos nieve, lluvia, frío, tinieblas,

somos lo que el planeta engendra y protege.

Hemos descrito círculos hasta volver los dos al hogar,

hemos renunciado a todo,

salvo a la libertad y a nuestra alegría.

Poema seleccionado y comentado por Bob Pop.