BLOGS

Archivo de la categoría ‘Marta Zafrilla Díaz’

‘Teoría audiovisual o yo sin ti’, de Marta Zafrilla Díaz (1982)

Serás el elemento figurativo fuera de campo

aunque intente

ocularizar la dicha con tus ojos sobre mi piel

quedará la escena vacía de ti

repitiéndose l e n t o e l r i t m o

sin tu primer plano en mi retina

y yo imaginando flash forward de tu mano

converjo un montaje de miradas

que iluminen esta fotografía de ti

discurriendo en picado hacia un fundido en negro

Quizá la sinceridad constructiva y justiciera de Sephora -muchas gracias por comentar tan habitualmente y con tanto tino en este blog (amplío el agradecimiento a todos los demás, por supuesto)- le ponga pegas al poema de hoy. O no. Vete tú a saber. El gusto es injusto. En mi caso, doblemente, pues a falta de conocimientos filológicos o de otro tipo, no me aparto ni un milímetro del placer más unilateral, más egoísta (y sutilmente altruista): el placer de lector obsesionado con lo que lee. Dice el delicado Joubert -algún día habrá un post sólo con una selección de sus máximas, que son néctar poético y que adoro- que “el crítico se parece no poco a esas personas que cada vez que quieren reír enseñan dientes muy feos“. Yo, líbreme, no soy crítico. Aunque asumo que seleccionar una entre muchas poesías de un autor es -indirectamente-hacer crítica.

Del poema de hoy me atrajo la claridad con la que su autora, Marta Zafrilla Díaz, ha sabido convertir los tecnicismos de una jerga específica en lenguaje poético. La frialdad del elemento figurativo, la meticulosidad de un primer plano, el obligado fundido en negro dejan de ser elementos narrativos para ser los protagonistas de sí mismos. Incluso las palabras se adaptan al contenido de lo que representan, como ese “l e n t o e l r i t m o” tan oportuno e ingenioso. Bien, acabo de darme cuenta que estoy a punto, si no lo he hecho ya, de ponerme a escribir como un crítico. Tal sólo añadir que Teoría audiovisual o yo sin ti está sacado de Qué nos han hecho, una antología de poesía contemporánea muy recomendable -de nuevo el crítico, sal- publicada en 2008 por la editorial Islavaria.

PD: Gracias a Ana por el regalo.

Seleccionado y comentado por Nacho Segurado.