BLOGS

Archivo de la categoría ‘leon felipe’

‘Noche cerrada’, de León Felipe

Ya no puedo ir más allá.
Tropiezo de pronto en una piedra dura y negra
y no puedo ir más allá.
Tengo que recular…
y camino hacia atrás…
camino,
como un ciego camino…
y tropiezo de nuevo
en algo duro otra vez,
otra piedra negra que no me deja pasar.
Y el cielo se oscurece
y se hace duro también.
Entonces me amedrento
y grito.
No oigo nada,
y no puedo llorar.
¡Oh, niño perdido y solo!
El día no llega nunca,
nunca,
nunca,
nunca.
¿Por qué me dejáis abandonado,
ángeles amigos…?
¡No me abandonéis!
Haced algún ruido
¡moved las alas!
Un ruido de alas…
siquiera un ruido de alas.
¿Dónde estáis, ángeles amigos?

Cuando este blog era colectivo, @ialvar fue el primero -y el último- que publicó poemas de León Felipe. Para desgracia suya ahora nos vemos a diario. Y es casi a diario que me pide que publique algo más del “contradictorio poeta nietzscheano”, como le llamaba Neruda en sus memorias.

Soy sincero: leí a León Felipe hace mucho y no he vuelto hacerlo desde entonces. Nunca me identifiqué con ese círculo crítico que, con Juan Ramón Jiménez a la cabeza, lo consideraba y considera un poeta menor, pero lo cierto es que tampoco me arrebató del todo su terribilidad ni me conmovió las entrañas sus agónicas interrogaciones espirituales.

(No soy un lector de manual. Quiero decir que me importa poco que León Felipe fuera un poeta anacrónico, alejado de los movimientos literarios, inclasificable y a caballo entre generaciones: José Hierro también lo fue y me encanta su poesía).

Como figura insigne del exilio republicano, en cambio, le tengo mucho aprecio. El mismo aprecio que siento por Max Aub o por José Gaos. Cerca del Hospital la Paz, en Madrid, hay un parque con una estatua, un poco afeada ya por el paso de los años y el olvido municipal, dedicada a él: poeta del éxodo y del llanto.

Como vivo no muy lejos, ayer me acerqué y, mientras él leía, yo le tomé esta foto.

PD: Este Noche cerrada pertenece a su último libro de poemas, escrito un par de años antes de su muerte y titulado ¡Oh, este viejo y roto violín!

IMAGEN: N.S.

Puedes seguirme en Twitter: @nemosegu