BLOGS

Archivo de la categoría ‘Frederi Mistral’

‘La copa’, de Frederi Mistral (1830-1914)

¡Provenzales, mirad la copa

Que nos viene de los catalanes:

Por turno bebamos juntos el vino de nuestras viñas!

¡Copa santa y desbordante,

Derrama hasta el borde

Derrama a chorros

Los entusiasmos y la energía de los fuertes!

Copa santa…

De una raza que renace

Somos quizá el primer brote;

Somos quizá de la patria

Los pilares y los jefes.

Copa santa…

Derrámanos las esperanzas

Y los sueños de los jóvenes,

Del pasado los recuerdos

Y del futuro la fe.

Copa santa…

Derrámanos el conocimiento

De lo Verdadero y lo bello,

Y las grandes alegrías

Que se ríen de la tumba.

Copa santa…

Derrámanos la Poesía

Para cantar todo lo que vive,

Pues es ella la ambrosía

Que al hombre en dios convierte.

Copa santa…

¡Por la gloria de la tierra

Vosotros, por fin, ser cómplices,

Catalanes alejados, oh hermanos,

Comulguemos todos juntos!

Entre Guillermo de Aquitana y Frederi -o Frédéric-Mistral hay seis siglos de diferencia, una tradición literaria tan rica como olvidada y una lengua, la provenzal (u occitana, depende de quién te hable, y sobre todo desde dónde), mespresada (o, lo que es lo mismo, despreciada).

Mistral, al socaire del espíritu romántico del XIX, fue el artífice del renacimiento provenzal. Con su determinación y genio para tomar partido por una lengua a la que el auge del francés primero y la centralización política tras la Revolución Francesa después habían convertido en una reliquia, logró remover el ambiente cultural parisino, suscitando adhesiones inquebrantables –Lamartine, Sand- y desprecios más o menos disimulados (Zola).

Mistral fue un trovador contemporáneo, preocupado por los aspectos normativos y literarios del provenzal -su estilo y temas se desvían muy poco del estilo y temas de los clásicos- aunque también por su vertiente política-fraterna, como se aprecia en la poesía de hoy.

Sus esfuerzos poéticos le supusieron una miríada de continuadores y un premio Nobel, compartido con el matemático y dramaturgo José de Echegaray (hoy, curiosamente, ambos sólo rivalizan en olvido).

NOTA: La traducción del provenzal es de Pilar Blanco, filóloga especialista en Mistral y gran conocedora de la lengua de los trovadores.

NOTA 2: Una versión de poesía en el original occitano acompañada de música.

IMAGEN: http://www.alliance-francaise.nl/meppel/literatuur_bijeenkomsten.php

Nacho S. (@nemosegu)